LOS DEPORTES DE ADVERSARIO
ASPECTOS TÉCNICOS, TÁCTICOS Y REGLAMENTARIOS
1. LOS DEPORTES DE ADVERSARIO
2. DEFINICIÓN
3. DEPORTES DE LUCHA
3.1. LUCHA GRECORROMANA
3.2. LUCHA LIBRE
3.3. LUCHAS ESPAÑOLAS
3.3.1. LUCHA LEONESA
3.3.2. LUCHA CANARIA
3.4. JUDO
1. LOS DEPORTES DE ADVERSARIO
Liberar la energía peleando, combatiendo, bregando, es lo más normal en el
comportamiento de todos los seres vivos. Esto además les servirá tanto en la
vertiente lúdica de la vida, como en la que está ligada a la supervivencia.
En el caso del hombre, tenemos el perfeccionamiento de estas actividades en
ambas vertientes y dándole una mayor diversidad y riqueza. Todas estas actividades
las llamamos "Actividades de Lucha", presentes en todas las civilizaciones desde el
principio de los tiempos.
La lucha plantea una prueba individual, en la
que los participantes deben resolver variables
técnicas,
tácticas,
físicas,
psicológicas
y
reglamentarias, en la idea de jugar con los
aspectos fuertes de cada uno, enmascarando los
débiles con el fin de sorprender al contrario.
Es en ese juego de fuerzas y en esa capacidad de
evaluar eficazmente cada situación donde radica
su valor pedagógico, primero como canalizador
de la agresividad humana y posteriormente como
experiencia motriz insustituible.
2. DEFINICIÓN
Los deportes de adversario o de oposición son aquellos
en que el desarrollo de la acción motriz se da siempre
en presencia de otro, al que llamamos adversario u
oponente, y que tiene objetivos opuestos a los
nuestros.
Posiblemente sea la lucha una de las actividades
naturales más antiguas del ser humano. Desde los
tiempos más remotos, el hombre ha luchado no sólo
por deporte, sino por necesidad para hacer frente a
sus enemigos. Por otra parte, hay un instinto que le
impulsa a medirse físicamente con sus semejantes,
tanto por diversión como por el afán de dominio.
Como actividad deportiva, el deporte de lucha actual
puede definirse como el combate cuerpo a cuerpo en el
que, por medio de la presión del peso, los abrazos
(llaves) y el enlace y cambio de posición de las piernas,
el deportista procura arrojar al suelo a su adversario
y/o inmovilizarlo de espaldas en el suelo durante un
tiempo prefijado.
3. DEPORTES DE LUCHA
Veamos ahora algunos deportes de adversario con características comunes y que
pueden tener como nexo de unión una lucha cuerpo a cuerpo en la que media el
agarre al adversario y en la que no se contempla ningún tipo de golpe o el uso de
ningún implemento u objeto que nos ayude a vencer al contrario.
LUCHA LIBRE
SUMO
JUDO
LUCHA GRECORROMANA
3.1. LUCHA GRECORROMANA
La lucha grecorromana es una de las formas de lucha con categoría de olímpica que
más popularidad ha alcanzado en los gimnasios y las competiciones de toda
naturaleza.
Su objetivo es obligar al adversario a tocar el
suelo con los hombros. Su práctica requiere
fuerza, agilidad e intuición para adivinar los
ataques y contraataques del adversario, así
como para elegir el mejor momento de
aplicación de las llaves propias, que, en
general no son violentas.
Entre las prohibiciones hay que mencionar,
como la más importante de todas: asir (coger
con la mano) al contrincante por debajo de las
caderas y por la garganta.
Las categorías de los luchadores dentro de esta especialidad se establecen en
función de un peso corporal determinado:
50-55 Kg.
60 Kg.
66 Kg.
74 Kg.
84 Kg.
96 Kg.
96-120 Kg.
Estas categorías se comprueban con el
pesaje, que se efectúa el mismo día del
combate, una hora antes de comenzar el
encuentro. Éste se lleva a cabo con el
torso y las piernas desnudos, con un
calzón corto o bañador (uno encarnado y
otro azul) carentes de botones, hebillas o
cualquier otro elemento que pueda
lastimar.
Los luchadores tienen que llevar las uñas
muy cortas y el cuerpo limpio de
cualquier clase de aceite y grasa. Están
prohibidos los zapatos claveteados, las
sortijas, muñequeras, y en general,
cuanto pueda herir al contrincante.
El combate se celebra en la “colchoneta”, alfombra de 8x8 m acolchonada para
suavizar los golpes. No obstante, en ocasiones, el lugar del encuentro tiene
configuración circular de diámetro de 9 metros.
La duración de los encuentros es variable y, en general, puede dividirse como sigue:
- Para Escolares: 3 períodos de 2´ minutos (en el 3er periodo el 1º que
marque un punto gana el combate)
- Para Sénior, Júnior y Cadetes: 3 períodos de 2’ minutos.
- Al fin de cada periodo, un vencedor es obligatoriamente proclamado. El
luchador que gana dos periodos, es proclamado vencedor del combate. Si la
victoria puede ser proclamada después de dos periodos, el tercer periodo
será suprimido.
- El “tocado” detiene automáticamente el combate sin importar en el periodo
que se produce.
En resumen, el luchador obtiene el triunfo en los casos siguientes:
- Cuando los hombros de su adversario toquen lona
- Cuando el oponente abandone el encuentro por voluntad propia (los que lo hagan
por motivos no justificados desde el punto de vista médico, quedan excluidos de
la competición)
- Por puntos, según las anotaciones que consten en las papeletas de los jueces
El árbitro puede descalificar aun atleta cuando ya ha sido amonestado públicamente
en dos ocasiones, o de modo fulminante, si la infracción en la que ha incurrido es muy
grave.
Las llaves, presas y recursos más comunes en la lucha grecorromana son:
- La presa de muñeca, que sirve para sujetar una de las manos del contrario como punto de
apoyo o de partida de otra cualquiera. Consiste sencillamente en apretar la porción mencionada del
cuerpo para inmovilizar el brazo
- La cintura, en la que se ciñe al adversario con los dos brazos, para paralizarle o levantarle del
suelo con el propósito de derribarle. Admite muchas variantes que dependen de la postura en que
comienza, como, por ejemplo, la cintura por detrás, la cintura de través, en torbellino, en flexibilidad
o de costado
- El hammerlock, que consiste en agarrar el brazo del contrincante y retenerlo doblado por detrás
de la espalda
- La llave nelson, con la que se pasan los antebrazos por debajo de las axilas del enemigo y se
afirman las manos sobre su nuca para derribarle o inmovilizarle
- La llave de cadera, que estriba en hacer palanca con tal porción del cuerpo contra el abdomen
del antagonista
- La vuelta de cabeza, que viene a ser una variante de la nelson: se rodea la cabeza del
adversario con el brazo, aplicando la mano sobre su nuca, y se toma con fuerza la muñeca propia
para completar una especia de “argolla”, muy eficaz
- El puente, muy utilizado, es, en cambio, un recurso defensivo de gran eficacia, aunque exige
mucha fuerza y resistencia de los músculos del cuerpo y los abdominales en particular. Estriba en
apoyar en el suelo los pies, o sólo los talones, y la coronilla, arqueando el cuerpo hacia arriba. En
muchas ocasiones se transforma en excelente origen de un contraataque
3.2. LUCHA LIBRE
La Lucha Libre es, con la Grecorromana de la que deriva, elemento de los programas
de los Juegos Olímpicos. Sin embargo, a pesar de sus semejanzas ha tardado
bastante en tener la difusión que merece. Se trata de un deporte violento, aunque no
brutal, en el que se han eliminado las presas y recursos de mal gusto, peligrosos o
antiestéticos.
Se diferencia sobre todo de la Grecorromana en que en ellas son lícitas las presas de
piernas, de las cuales hace gran uso. Se prohíben las que pueden causar heridas o
dolor agudo.
Las características principales de la
Lucha Libre estriban en que los
encuentros resultan muy espectaculares
por su movilidad, acciones sorprendentes
y rapidez. Aunque se base en la agilidad y
elasticidad de los miembros inferiores, y
exija
fuerza
y
resistencia,
las
combinaciones de presas, zancadillas,
volteos y presiones imponen sólidos
conocimientos técnicos y tácticos.
Los luchadores se dividen en categorías, según
su peso, que conciertan en todo con las
expresadas en lo que se refiere a la Lucha
Grecorromana. La duración de los encuentros es
variable y, en general, sigue las mismas
directrices que la Lucha Grecorromana.
Aún así, en la lucha libre masculina y femenina,
en el caso excepcional que un periodo termine
por 0 – 0, un “Clinch” será ordenado al fin del
tiempo reglamentario. El “Clinch” dura un
máximo de 30 segundos.
En resolución, la extraordinaria viveza de la Lucha Libre contrasta de manera tajante
con la calma aparente de un encuentro en la Grecorromana.
La victoria se logra cuando se cumple uno de los siguientes requisitos:
- Por puesta de espaldas, a saber, cuando se obliga al oponente a mantener más
de tres segundos los omóplatos en contacto con la lona del ring
- Por descalificación del adversario, a consecuencia de la tercera amonestación
pública o, directamente, si la infracción cometida es de suma gravedad.
- Por decisión a los puntos, que sentencian los jueces
- Por abandono del contrincante, bien por lesión, bien por estar en evidente
situación de inferioridad, bien cuando sufre una presa dolorosa (la suspensión del
encuentro se solicita con tres golpes de mano propinados al suelo, al cuerpo propio
o al adversario)
- Por fuera de combate, o sea, cuando el contrario permanece inconsciente sobre
la lona durante diez segundos.
- Por lanzar fuera de la colchoneta o ring y tardar más de veinte segundos en
reanudar la lucha
Los medios y llaves principales utilizados
por los luchadores se basan en el doblamiento
y torsión de miembros, zancadillas, golpes con
la planta de los pies, con los brazos o con las
manos, bofetadas, lanzamientos y volteos,
presas de cuello, abertura de piernas y
presiones sobre el cuerpo.
3.3. LUCHAS ESPAÑOLAS
En España las luchas más importantes y antiguas son la de León y la de Canarias.
3.3.1. LUCHA LEONESA
La lucha leonesa, que nació al parecer en Riaño, se práctica en equipos compuestos
de diez a veinte individuos por bando.
Antes de comenzar el certamen, hay un sorteo
para dilucidar quién se enfrenta con quién y el
orden de los encuentros.
Tras estos combates iniciales el enfrentamiento se
entabla entre los dos contendientes que hayan
sido los primeros en obtener la victoria, a
continuación siguen los siguientes y así
sucesivamente. Se hace lo mismo en la tercera
fase y se continúa del mismo modo hasta que
resulte un solo triunfador. Con frecuencia, los
encuentros postreros tienen como protagonistas a
miembros del mismo equipo.
Los luchadores visten con un pantalón
corto y un cinturón de cuero fuerte,
de cinco centímetros de anchura, que se
ciñe de manera que el contrincante
pueda introducir las manos.
En la lucha leonesa se admiten todos los
recursos imaginables, aunque deben
ejecutarse sin soltar el cinturón. La
finalidad del combate, que empieza al
sonar el silbato, es derribar al oponente.
Se verifica a tres caídas, y logra la
victoria quien obtenga dos.
3.3.2. LUCHA CANARIA
En la Lucha Canaria se enfrentan también dos bandos, con un número de
participantes que oscila entre quince y veinte individuos, enfrentados asimismo
mediante sorteo sin considerar el peso, aunque actualmente también existen
competiciones individuales y donde se compite dentro de una categoría de peso.
Los combates se desarrollan en un círculo de tierra llamado “terrero”, y los
luchadores visten un pantalón corto remangado, de tal forma que se pueda coger
bien con las manos, y una camiseta resistente con los colores de su equipo.
Los contendientes emprenden la lucha
agarrando con la mano izquierda el
pantalón del contrario; colocan la
derecha a la espalda, de suerte que
queden hombro a hombro.
El reglamento es bastante complicado,
pero, en suma, conquista el triunfo
aquel que consiga derribar al adversario,
a fin de obligarle a tocar el suelo con las
manos o cualquier otra región o parte del
cuerpo que no sean los pies. Los
encuentros individuales se disputan a
tres o cinco caídas.
3.4. JUDO
Judo (en japonés “camino de la suavidad” o “vía de la flexibilidad”), es un arte marcial
derivado del antiguo Jiu-jitsu y una forma de lucha muy elaborada, con categoría de
deporte olímpico.
El Judo fue fundado en 1882 por el profesor japonés Jigoro Kano. Su finalidad era
la creación de un sistema educativo y no simplemente la de enseñar técnicas de
autodefensa. Por ello eliminó de su método las técnicas peligrosas del antiguo Jiujitsu. Se practica por parejas y cada judoca intenta voltear hábilmente a su oponente
cuando se encuentran de pie o de dominar y controlar el cuerpo del oponente cuando
se lucha en el suelo.
Pero el judo no es, simplemente, una
lucha. Tiene un trasfondo ético y
filosófico de considerable importancia y
es esto precisamente lo que le distingue
de otros deportes de lucha. Es un
deporte muy educativo tanto para el
desarrollo físico como para el desarrollo
psicológico de los niños.
A pesar de su gran eficacia, las técnicas de judo se pueden aplicar dentro del marco
de un entrenamiento o de una competición sin representar un peligro real para el
oponente.
El espíritu de judo sobrepasa la noción del combate para dirigirse hacia otro objetivo:
el descubrimiento de uno mismo. La práctica del judo, en un ambiente de armonía y
convivencia, permite al alumno aprender a desarrollar progresivamente sus
capacidades físicas y mentales.
El combate tiene lugar en una
colchoneta o tapiz cuadrado de nueve
metros de lado. Alrededor y fuera del
tapiz está señalada una zona o área de
seguridad de un metro. El tatami (tapiz)
está hecho de paja prensada cubierta
con lona y mide dos metros de largo por
un metro de ancho. Las colchonetas se
colocan juntas y se mantienen en su
lugar mediante una estructura de
madera.
El combate está controlado por un árbitro
situado dentro del área de lucha y otros
dos colocados en las esquinas opuestas
del tapiz. Los combatientes deben luchar
dentro de los límites del área.
El progreso en judo es reconocido por la concesión de grados o categorías que
están representadas por el color del cinturón que lleva anudado en su judogui.
Cuando un judoca se inicia en el judo es un 6º kyu y lleva cinturón blanco. A medida
que continúa su progreso técnico pasa por los siguientes grados:
6º kyu
rokyu
5º kyu
gokyu
4º kyu
yokyu
3º kyu
sankyu
2º kyu
nikyu
1º kyu
ikkyu
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
blanco
blanco-amarillo
amarillo
amarillo-naranja
naranja
naranja-verde
verde
verde-azul
azul
azul-marrón
marrón
En edades infantiles se han creado los cinturones intermedios que contribuyen a
aumentar la motivación de los niños y niñas judocas.
Cuando un cinturón marrón se examina ante un Tribunal de Profesores establecido por
la Federación Autonómica, consigue el grado de cinturón negro 1º dan.
Un cinturón negro 1º dan es un judoca con una buena cualidad técnica, pero es ahora
cuando comienza a profundizar en las diferentes áreas del judo: como competidor,
como profesor, como árbitro, etc.
El reconocimiento de los cinturones negros que continúan su progreso técnico en judo
se establece por su graduación en danes. Se exige un tiempo de permanencia y un
examen técnico en cada grado.
Los judocas con un grado de 1º a 5º dan llevan el cinturón negro; los 6º, 7º y 8º dan,
pueden ponerse el cinturón negro o un cinturón de bandas de color blanco y rojo. Y
los 9º y 10º dan pueden colocarse el cinturón negro o un cinturón de color rojo.
1º dan
2º dan
3º dan
4º dan
5º dan
6º dan
7º dan
8º dan
9º dan
10º dan
shodan
nidan
sandan
yodan
godan
rokudan
sichidan
hachidan
kudan
judan
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
c.
negro
negro
negro
negro
negro
negro
negro
negro
negro
negro
o
o
o
o
o
c.
c.
c.
c.
c.
blanco/rojo
blanco/rojo
blanco/rojo
rojo
rojo
Descargar

DEPORTES DE LUCHA - tras