LOS PROFETAS MENORES
Pr. Juan Pichén Fernández
LOS PROFETAS MENORES
 El último libro del canon hebreo de los
Profetas se denomina simplemente "
Los Doce". Agrupa doce opúsculos
atribuidos a diferentes profetas. La
Biblia griega lo titula el Dodecaprofeton.
La iglesia cristiana lo considera como la
colección de los doce " Profetas
Menores".
 Los doce profetas “menores” no llevan
este calificativo porque su mensaje sea
de menor importancia, sino porque sus
escritos son menos extensos que los de
los profetas “mayores.
LOS PROFETAS MENORES
 El siglo octavo antes de Cristo señala la
cúspide de la profecía hebrea. En él
encontramos a Amós, Oseas, Isaías y
Miqueas, quienes posiblemente hayan
aparecido y servido en ese orden. Es
probable que los libros de Joel, Jonás y
Abdías, pertenezcan también a este
período. Si tal suposición resulta
correcta, seis de los doce profetas
menores escribieron en este siglo
octavo A.C.
 Durante el siglo séptimo aparecieron
otros tres profetas menores: Sofonías,
Nahum y Habacuc. Ellos fueron
contemporáneos de Jeremías.
LOS PROFETAS MENORES
• El siglo sexto A.C. escuchó las voces
de Ageo y Zacarías desafiando a los
cautivos que habían regresado a
Jerusalén a reconstruir el templo.
Unas décadas antes—en el mismo
siglo—Ezequiel había servido a los
exiliados en Babilonia.
• Finalmente, el siglo quinto A.C. nos
brindó al último profeta del Antiguo
Testamento: Malaquías. El señaló
con índice inconfundible hacia la
venida del Mesías y de su
predecesor—Juan el Bautista—
cuatrocientos años más tarde.
LOS PROFETAS MENORES
1.
2.
3.
4.
5.
6.
7.
8.
9.
10.
11.
12.
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahum
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zacarías
Malaquías
OSEAS
• Nombre:
Significa
“salvación,”
“liberación.”
• Fecha: Aproximadamente entre 750 y 736
A.C.
• Lugar de su ministerio: El reino de Israel
(Norte).
• Libro del Antiguo Testamento atribuido al
profeta Oseas, en el que al mismo tiempo
que denuncia la infidelidad del pueblo
para con Yahvé, revela el amor de Dios,
comparable al del esposo que perdona a
su esposa infiel, o al del padre que ama a
su hijo rebelde.
• Oriundo del reino del norte (Israel),
Oseas predicó bajo el reinado de
Jeroboam II, y en tiempo de Ozías, Jotán,
Ajaz y Ezequías.
JOEL
• Nombre: Significa “Jehová es Dios.”
• Fecha: Incierta; quizá el siglo octavo, o el
cuarto A.C.
• Lugar de su ministerio: Probablemente el
reino del sur, o de Judá.
• Probablemente formaba parte de los
profetas del templo o era descendiente de
sacerdotes, dadas las numerosas referencias
que hace a ellos en su escrito.
• Aunque
no
se
puede
comprobar
definitivamente ninguna fecha, este
Comentario ha adoptado la fecha del siglo
VII.
• Joel ocupa un lugar importante entre los
profetas hebreos, y ha sido clasificado con
Isaías y Habacuc por su estilo sublime y
elevado. Es notable también por sus vivas
descripciones y lo pintoresco de su dicción.
Su estilo es puro y claro.
AMÓS
•
•
•
•
•
Nombre: Significa “carga” o “cargador.”
Hogar: Tecoa, una villa de pastores, como
dieciocho kilómetros al sur de Jerusalén.
Fecha: Alrededor del 760 A.C. (probablemente el
primero de los profetas que escribieron sus
mensajes).
Lugar de su ministerio: El norte de Israel,
especialmente
Beth-el,
como
diecinueve
kilómetros al norte de Jerusalén.
Era un pastor y recolector de higos, al cual Dios lo
envió a avisar a las gentes de Israel que si no
dejaban de adorar a los ídolos y si los ricos
seguían explotando a los pobres, les llegarían
terribles castigos. Las gentes no le hicieron
ningún caso, y hasta el Sumo Sacerdote Amasías
de Samaria trató de hacerlo callar. Amós le
anunció a este hombre que a su familia la iban a
destruir y que a Amasías lo llevarían al destierro.
Todo lo que Amós anunció se cumplió a la letra y
el pueblo de Israel fue llevado al destierro y sus
ricos quedaron en la miseria por no haber tenido
compasión de los pobres.
ABDÍAS
• Nombre: significa “adorador de Jehová.”
• Fecha: probablemente los siglos octavo o
sexto A.C.
• Lugar de su ministerio: Judá.
• Atribuido al profeta Abdías, de cuya biografía
se desconocen casi todos los detalles. Abdías
es la forma griega de un nombre propio
hebreo ( Obadyah 'siervo de Yah') bastante
frecuente en la época bíblica, ya que son al
menos doce personajes distintos los que lo
llevan en la Escritura. El más conocido es el
profeta del reino de Judá que se sitúa en el
siglo VI a.C. Apenas existen referencias ciertas
sobre su vida.
• Su profecía es como una súplica que las almas
humilladas y perseguidas le hacen a Dios para
que haga justicia contra sus opresores.
JONÁS
• Nombre: significa “paloma.”
• Hogar: Gath-hepher (II Reyes 14:25), en
Galilea, seis kilómetros al norte de Nazaret.
• Fecha: Durante el reinado de Jeroboam II,
rey de Israel (787-747 A.C.).
• Lugar de su ministerio: Nínive.
• En el Antiguo Testamento solamente se
menciona a un profeta con este nombre en
el libro segundo de los Reyes (2 Re 14,25).
• Llevado milagrosamente por Dios a Nínive
a predicar, anuncia que si no se convierten,
la ciudad será destruida. La gente acepta su
mensaje, se arrepienten y la ciudad queda
libre por lo pronto del mal que le iba a
llegar.
MIQUEAS
• Nombre: “¿Quién como Jehová?”
• Hogar: Moreseth-Gath, o Morasti, como
treinta kilómetros al suroeste de
Jerusalén.
• Fecha: Alrededor de los años 740-700 A.C.
(la misma época de Isaías).
• Lugar: El reino de Judá, o reino del Sur.
• Este libro tiene —en opinión de los
expertos— materiales que proceden del
propio autor y de su predicación.
• En la redacción final que ha llegado hasta
nosotros se sigue el esquema típico de las
amenazas
proféticas
seguidas
de
promesas divinas de restauración.
• Fue el profeta que anunció que Jesús
nacería en Belén.
NAHUM
• Nombre: “Consolador.”
• Hogar: Elkosh, posiblemente como a treinta
kilómetros al suroeste de Jerusalén.
• Fecha: Entre los años 663 y 612 A.C.
• Lugar de su ministerio: Judá.
• Por el emplazamiento de la profecía en
torno a Jerusalén, muchos han creído que
Nahum ha podido ser un profeta del culto.
• Fue el profeta que anunció la destrucción
de Nínive, y los castigos que iban a llegar a
esta ciudad por sus crímenes y pecados.
Todo sucedió como él lo dijo.
HABACUC
•
•
•
•
•
•
Nombre: “Abrazo.”
Fecha: Alrededor del 603 A.C.
Lugar de su ministerio: Judá.
Atribuido a Habacuc. Cuando Habacuc desempeñó su
misión profética, entre la caída del imperio Asirio y la
instauración del nuevo imperio babilónico/caldeo (por
lo tanto entre los años 625 y 612 a.C.), se vivía un
momento difícil en la nación: es verdad que Israel se
liberó entonces de la opresión asiria, pero luego cayó
bajo el dominio caldeo, que trajo toda una serie de
graves consecuencias.
Como la situación del pueblo de Israel es tan amarga
en ese tiempo, Habacuc le pregunta al Señor Dios:
¿Por qué nos sucede todo esto? Y Dios le responde:
""todo tiene su fin, y cada problema tendrá su
solución"".
Habacuc fue el que escribió aquella famosa frase:
""El justo vive por la fe"" y repite frecuentemente:
""¡Ay de los que se dedican a obrar el mal! ¡Ay de los
que olvidan a Dios! ¡Ay de los que consiguen
ganancias mal adquiridas!, etc.""
SOFONÍAS
• Nombre: “El protegido u ocultado de
Jehová.”
• Hogar: Probablemente Jerusalén.
• Fecha: Alrededor del 625 A.C.
• Lugar de su ministerio: Judá.
• Sefanyah o Sophonias, Profeta menor de
Judá, biznieto probablemente del rey
Ezequías, aunque algunos biblistas lo
hacen hijo de un etíope (su padre se llamó
Kush). Sofonías desarrolló su profetismo
en Jerusalén, ciudad en la que tal vez
nació, durante el comienzo del reinado de
Josías, momento en que la influencia asiria
era muy fuerte. No han llegado otros datos
del profeta.
• Anuncia que si la gente no se convierte,
llegará Dios con gran poder y severidad a
juzgar a los pecadores y a dar a cada uno
su merecido.
AGEO
•
•
•
•
•
•
•
•
Nombre: “festivo” (posiblemente haya nacido en un
día de fiesta).
Fecha: 520 A.C. (septiembre—diciembre).
Lugar de su ministerio: Jerusalén.
Hageo fue el primero de los tres profetas menores
postexílicos.
No se sabe nada de él más que lo que está revelado
en su profecía y lo que de él se dice en el libro de
Esdras (Esd. 5: 1; 6: 14).
Algunos creen que era tan anciano cuando escribió
las profecías de su libro, que había visto el templo
anterior (ver com.
Hag. 2: 3).
Sin embargo,
cualquiera hubiera sido el caso, Hageo puede ser
considerado como un eslabón que vincula el templo
antiguo con el nuevo (CBA, 4).
Profetizó cuando los israelitas volvieron del
destierro. Su oficio es animarlos a construir el nuevo
templo, y prometer que desde el templo de
Jerusalén, Dios enviará la paz.
El clima que refleja su libro es el de las dificultades
con las que se encuentran los que han regresado del
exilio.
ZACARÍAS
• Nombre: “Aquel a quien Jehová recuerda.”
• Fecha: Noviembre de 520 A.C. —diciembre
de 518 A.C.
• Lugar de su ministerio: Jerusalén.
• Zacarías probablemente era levita, y pudo
haber sido sacerdote (Neh. 12: 16; cf. Zac.
1: 1).
• Es casi seguro que Zacarías nació en
Babilonia. Empezó su ministerio unos 16
años después del regreso del cautiverio, o
sea en 520/519 a. C.
• Tanto Zacarías como Hageo fueron
llamados por Dios para animar a aquellos
judíos que, debido a la oposición enemiga
que culminó en los días del falso Esmerdis
(522 a. C.), habían dejado de construir el
templo
MALAQUÍAS
•
•
•
•
Nombre: “Mi mensajero.”
Fecha: Alrededor del 450 A.C.
Lugar de su ministerio: Jerusalén.
Su mensaje va dirigido contra los
sacerdotes que no cumplen bien sus
deberes y contra el pueblo que se
relaja en sus costumbres. Anuncia
que llegará el día grande y terrible
de Yahvé, cuando Dios vendrá a
juzgar a los pecadores. Malaquías
fue el que anunció que antes de la
llegada del Mesías aparecería un
precursor para prepararle su venida.
• En contraste con el emocionante
bosquejo profético de Zacarías
respecto a las posibilidades ilimitadas
que se brindaban a los Judíos a su
regreso del exilio (ver pp. 31-34, 1107),
la profecía de Malaquías, un siglo más
tarde, presenta una escena lúgubre de
decadencia espiritual progresiva. Los
exiliados habían regresado de la tierra
de su cautiverio a la tierra de
promisión, pero en su corazón
permanecían en el lejano país de la
desobediencia y el olvido de Dios.
Descargar

LOS PROFETAS MENORES - El blog del Pr. Juan Pichén