¿No ardía
nuestro
corazón,
mientras Él
hablaba?
(Los de Emaús
con Jesús)
(Domingo 3A)
¡Qué alegría cuando me
dijeron: “Vamos a la casa
del Señor”!
Ya están pisando nuestros
pies tus umbrales,
Jerusalén.
Gloria a Dios en el cielo,
Y en la tierra paz a los hombres,
que ama el Señor.
Por tu inmensa gloria te
alabamos, te bendecimos, te
adoramos, te glorificamos, te
damos gracias, Señor Dios,
Rey celestial, Dios Padre
todopoderoso.
Tú que estás sentado a la derecha
del Padre, ten piedad de nosotros.
Porque sólo Tú eres santo,
sólo Tú, Señor, sólo Tú Altísimo,
Jesucristo, con el Espíritu Santo
en la gloria de Dios Padre. Amén.
Procesión de la Biblia
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
Dichoso el que con vida
intachable
camina en la ley del Señor.
Dichoso el que guardando sus
preceptos
lo busca de todo corazón.
Tu Palabra me da vida,
Confío en Ti, Señor.
Tu Palabra es eterna,
En ella esperaré.
EL ENCUENTRO EN EMAÚS
La localización de Emaús tiene 4
tradiciones distintas, todas al
oeste de Jerusalén. Todas las
imágenes de este PPT son del
Emaús “Citópolis-Amwas” de la
época de los Macabeos, y con
restos de la Tradición cristiana
bizantina
Mapa de los cuatro pueblos de Emaús
Con las imágenes de Amwas , hay los Mosaicos de Monreale (sXII)
Dos discípulos de Jesús iban
andando aquel mismo día, el
primero de la semana, a una aldea
llamada Emaús, distante unas dos
leguas de Jerusalén;
iban comentando todo lo que había
sucedido.
La Pascua
nos invita
a ANDAR
con paso
ligero
Empecemos el itinerario de la FE
Mientras
conversaban,
Jesús en
persona se
acercó y se
puso a caminar
con ellos.
Pero sus ojos
no eran capaces
de reconocerlo.
Jesús
camina
con
nosotros,
aunque
no lo
notemos
La Fe crece, caminando con Jesús
Él les dijo:
"¿Qué conversación es esa que traen
mientras van de camino?"
Ellos se detuvieron preocupados.
Y uno de ellos, que se llamaba Cleofás,
le replicó: "¿Eres tú el único forastero en
Jerusalén, que no sabes lo que ha
pasado allí estos días?"
Aunque estemos
preocupados por
tanta violencia y
tanta corrupción...
La Pascua nos anima a
elevarnos hacia los
valores esenciales de
nuestro Bautismo
Bautisterio
Él les preguntó:
"¿Qué?"
Ellos le contestaron: "Lo de Jesús, el
Nazareno, que fue un profeta poderoso en
obras y palabras, ante Dios y ante todo el
pueblo; cómo lo entregaron los sumos
sacerdotes y nuestros jefes para que lo
condenaran a muerte, y lo crucificaron.
Nosotros esperábamos que él fuera el futuro
liberador de Israel. Y ya ves: hace dos días
que sucedió esto”.
Nosotros
desearíamos
la plenitud
Pascual para
TODOS
Y a menudo encontramos
destrucción y muerte
Es verdad que algunas mujeres de nuestro
grupo nos han sobresaltado: pues fueron
muy de mañana al sepulcro, no encontraron
su cuerpo, e incluso vinieron diciendo que
habían visto una aparición de ángeles, que
les habían dicho que estaba vivo.
Algunos de los nuestros fueron también al
sepulcro y lo encontraron como habían dicho
las mujeres; pero a Él no lo vieron."
Cuando nos detenemos
en nuestra manera
limitada de percibir las
cosas, no llegamos al
MANANTIAL
Sólo la FE atraviesa el
umbral para encontrar
el Agua Viva
Acueducto del s. I
Entonces Jesús les dijo:
"¡Qué necios y torpes son Ustedes para
creer lo que anunciaron los profetas!
¿No era necesario que el Mesías
padeciera esto para entrar en su
gloria?"
Y, comenzando por Moisés y siguiendo
por los profetas, les explicó lo que se
refería a Él en toda la Escritura.
Y comenzando
por Moisés y
siguiendo por los
profetas, les
explicó lo que se
refería a Él en
toda la Escritura.
¿Cómo tratar a una persona con
problemas?
- Jesús sale a buscarlos. Les pregunta
- Jesús escucha. Deja que se
desahoguen
- Utiliza los tres recursos persuasivos
de Aristóteles:
- 1 - Lógica: todo estaba profetizado
- 2 - Pasión/emoción: “nuestro corazón
ardía”
- 3 - Ética: lo consideran honesto, y le
invitan a quedarse en su casa.
Edificar acarrea siempre sufrimiento
Hemos de padecer para llegar a un Mundo Nuevo
Con nosotros
está, y ya lo
conocemos.
[email protected]
Ya cerca de la aldea donde iban, él
hizo ademán de seguir adelante;
pero ellos le apremiaron, diciendo:
"Quédate
con nosotros, porque
atardece y el día va de caída."
Y entró para quedarse con ellos.
Si
invitamos
Jesús a
quedarse
con
nosotros
Nuestro vivir
será distinto
Entrada a la Basílica
Sentado a la mesa con ellos,
tomó el pan, pronunció la
bendición, lo partió y se lo dio.
A ellos se les abrieron los ojos y
lo reconocieron.
Pero él desapareció.
En la fracción
del pan los
discípulos
reconocieron a
Jesús.
Sentados en
la Mesa
reconocieron
a Jesús, y la
dignidad de
nuestra
naturaleza
humana (S. León)
Somos Comunidad Resucitada
Ellos comentaron:
"¿No
ardía
nuestro
corazón
mientras
nos
hablaba por el camino y
nos
explicaba
las
Escrituras?"
Al partir el pan
Cristo se nos da y
espera que lo
reconozcamos.
Mosaicos bizantinos
Nuestros
corazones
arden
cuando
tocamos el
fondo
Jesús es el cimiento
de nuestra vida
Y, levantándose al momento, se volvieron a
Jerusalén, donde encontraron reunidos a
los Once con sus compañeros, que estaban
diciendo:
"Era verdad, ha resucitado el Señor y se ha
aparecido a Simón."
Y ellos contaron lo que les había pasado
por el camino y cómo lo habían reconocido
al partir el pan.
Regreso de los de Emaús
Compartiendo el
itinerario de FE,
somos Comunidad
Pascual
Si son auténticos,
todos los caminos
son importantes,
cada cual el suyo,
único e irrepetible.
Y ellos contaron
lo que les había
pasado por el
camino y cómo
lo habían
reconocido al
partir el pan.
¿Cuál es la Buena Noticia de este ev.?
1 – Bondad de Jesús, que nos busca.
2 - Jesús es nuestro amigo.
3 – “Quédate con nosotros”, le decimos.
4 – Nos da su comida, la Eucaristía
5- Salimos a contar lo que hemos visto.
En esta vida
Jesús ya estaba con nosotros.
¿Se parece el relato de Emaús a la
Eucaristía?
-Jesús se mete en nuestra vida. Al comienzo
de la Misa lo saludamos y pedimos perdón.
-Jesús nos explica su mensaje (Liturgia de
la Palabra)
-Jesús parte el pan (Liturgia Eucarística)
-Vamos a anunciar a los Apóstoles su
resurrección (Ritos de despedida).
Señor, Tú que ANDAS
de incógnito con
nosotros, haz que no
nos detengamos hasta
llegar al ENCUENTRO.
Creo en Dios PADRE todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo,
su único Hijo, nuestro Señor,
que fue concebido por obra
y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen,
Padeció bajo el poder de
Poncio Pilato, fue crucificado,
muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó
de entre los muertos,
subió a los cielos y está sentado
a la derecha de Dios Padre
Todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar
a vivos y muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
la Santa Iglesia católica,
la comunión de los santos,
el perdón de los pecados,
la resurrección de la carne
y la vida eterna.
Amén.
LITURGIA DE LA EUCARISTÍA
Créditos:
José Martínez de Toda, S.J.
([email protected])
Román Mendoza
([email protected])
Benedictinas de Montserrat
“En todo amar y servir”
Descargar

III Domingo de Pascua, Ciclo A. San Lucas 24, 13