Conectado
Si te separas de Dios, se cierra por
completa la fuente de su productividad y
pierdes el derecho a las bendiciones que él
quiere darte.
• Uno de los mayores desafíos que
enfrentamos a diario es permanecer
unidos, conectados a la fuente de poder,
riqueza, amor perdón y gloria. Es decir
permanecer conectados al creador.
Permanecer en Cristo Nosotros
Permanecer es un acto del corazón y
de la voluntad, debemos querer
permanecer en Cristo.
permanecer es:
acción
y no pasividad.
Es más que el simple hecho de dejar
que Cristo gobierne nuestra vida es
buscar ese gobierno.
Permanecer en Cristo es un
mandato, no una opción
Cuando el Señor manda algo
es porque sabe que podemos
hacerlo.
• Si uno deja de permanecer
deja de estar en Cristo.
el estar conectados a Cristo
depende no de Cristo,
sino de nosotros
Si nos sentimos alejados de Cristo,
podemos estar seguros de que no
es porque Cristo quiere que sea así,
es porque nosotros consciente o
inconscientemente no hemos
logrado permanecer en Él, nos
hemos alejado de Cristo.
¿Qué motivos nos mueven para
estar conectados a Cristo?
• Produce tres consecuencias en
nuestra vida:
1. Nada podemos hacer y si algo
hacemos lo haremos mal:
“…porque separados de mí nada
podéis hacer” (Juan 15:5)
2. Seremos cortados: “El que en mí
no permanece, será echado
fuera como pámpano…” (Juan
15:6).
Si por propia voluntad rehusamos
caminar con Él diariamente, si nos
negamos a vivir una vida limpia,
habremos sido descartados en lo que a
fruto se refiere.
3. Si no permanecemos en Él no
podemos llevar frutos: “Como el
pámpano no puede llevar fruto
por sí mismo, si no permanece en
la vid, así tampoco vosotros, si
no permanecéis en mí” (Juan
15:4)
¿Por qué queremos estar cerca de
Cristo?
¿Para poder presumir de que somos
muy espirituales?
¿Para disfrutar solos de esa relación
sin compartirla con nadie?
El propósito de nuestra relación
cercana con Él es llevar fruto.
¿Cuál es la razón de ser del
pámpano en la vid?
Igual ocurre con el cristiano si no
llevamos fruto, no cumplimos con
nuestro propósito.
Permanecer cerca de Cristo constituye para
los cristianos un asunto de vida o muerte.
Puede un hombre vivir sin:
Puede un coche andar sin:
Pues tampoco puede el cristiano sobrevivir sin estar
conectado a Cristo. Él es la fuente de nuestro poder,
el que nos capacita, el elemento esencial para la
existencia espiritual, el origen y el propósito de
nuestra vida, nuestro corazón mismo.
¡Permanece cerca de Cristo! ¡No te
desconectes! Para el cristiano el
soltarse de Cristo significa perecer.
Para los que todavía no están
conectados a Cristo hoy pueden
empezar a experimentar una
comunión cercana con Él; ¡pueden
estar tan cerca de Cristo como lo
está un pámpano de su vid!.
Tú puedes ser parte de una generación
diferente, de aquellos que creemos que
para hacer grandes cosas necesitamos ir a
la fuente de poder, conectarnos con Aquel
que nos puede dar todo lo que
necesitamos para servir con excelencia, ya
que solo a través de Él podremos llevar
mucho fruto.
¿Cómo puedo establecer una
verdadera conexión con Dios?
Cuando una persona actúa emocionalmente,
aislado de la presencia de Dios, está dando
rienda suelta a manifestaciones , que en muchas
ocasiones, son el producto de heridas, rechazos,
falta de perdón, rabia, rencor, lo cual le hace
formar una barrera espiritual que le impide
conectarse con Dios.
La mejor actitud para conectarse con Dios, está
representada en un corazón humilde, sencillo,
integro, que anhele expresar cada día la voluntad
de Dios reflejada en su Palabra, una actitud
correcta, es aquella, que hace que toda la
atención y acción del hombre se centre en
Aprender, Hacer y Obedecer a Dios.
Descargar

Lanzamiento Conectados