18
18
18
El valor que Dios da
a sus hijos
Cuando nada parecer salir bien,
el autoconcepto de sus hijos
puede ser conservado al darse
cuenta de cuánto valen para
Dios. Esta es la cubierta
protectora que está por fuera del
“caramelo duro” del
autoconcepto.
Sus hijos pueden aprender a
experimentar el gozo en Jesús.
Dios tiene un plan para Sus
hijos: un hogar en el cielo. No
podría haber nada mejor que
esto. Dios no se tomaría todo
este trabajo si sus hijos no
fueran valiosos.
Cómo entender la diferencia entre
el valor personal y la arrogancia
La arrogancia está construida sobre
las apariencias y sobre los logros
individuales. La Biblia advierte sobre
esto: “Al orgullo le sigue la
destrucción; a la altanería, el
fracaso” (Prov. 16:18, NVI).
Sin embargo hay una definición
de orgullo que es saludable. Es
tener el respeto adecuado de
sí mismo; un sentido de su
propia dignidad o valor; y
deleitarse o tener satisfacción
en las realizaciones de uno
mismo o las de otros.
Cuando los niños están
rodeados de persona que
abiertamente los aman y
respetan, y abiertamente les
muestran cuán importantes
son, ellos no tienen que
actuar como si fueran más
grandes o mejores que otros.
Principio 50
Cuando los hijos se
sienten valiosos, no
necesitan exaltarse a
sí mismos.
El valor personal viene por
medio de Cristo y al reflejarlo
Aquí hay buenas noticias sobre el
valor personal: los niños son valiosos
por causa de Cristo. Ellos no
necesitan hacer nada para fortalecer
su propio valor, sino mirar a Jesús y
reflejar su justicia.
A medida que los niños
crecen, los padres deben
enseñarles que Dios tiene
una tarea para que ellos
hagan. Seguirán sintiéndose
valiosos mientras sigan
preparándose para hacer lo
mejor para Jesús.
Dios valora a sus hijos
Si los niños cometen errores en
las primeras cuatro capas del
“caramelo duro” (autoconcepto),
hay algo que lo cubre todo. Es
la capa protectora de darse
cuenta cuánto valora Dios a
cada persona.
Cuando todo lo demás falla,
su hijo siempre puede decir:
“Por cuanto Dios me valora,
y soy un hijo de Dios, tengo
una valor especial para él.
Soy el hijo del Rey”.
Principio 51
Los niños se sienten
bien respecto de sí
mismos cuando
reflejan la bondad de
Cristo.
¿Dónde pueden encontrar los
niños evidencias del valor que les
da Dios?
La palabra de Dios está
llena de textos que
pueden recordarle a una
persona su valor definitivo.
Compártalos con sus hijos,
repítalos a menudo, márquelos
en la Biblia de sus hijos, y
anime a sus hijos a memorizar
los que le resulten más
significativos. Estos llegarán a
ser textos positivos que
modelarán las vidas de sus
hijos.
Cómo dar el regalo del valor
personal a su hijo
“La belleza de los hijos está
determinada por la forma en que
se ven a sí mismo”. Tiene que
tratar a sus hijos con mucho valor,
tiene que hacer que sepan que son
más importantes que todo a su
alrededor.
El propósito de ser un padre
firme y tierno es edificar una
relación segura y estrecha
con sus hijos que actuará
como un escudo de
protección contra las
observaciones dañinas o los
actos negativos de otros.
Y ayudar a sus hijos a
desarrollar la fortaleza
interior de carácter
necesaria para escuchar los
puntos de vista de otros sin
sentirse amenazados o sin
contraatacar.
Actividad
Qué pueden hacer los
padres para que sus hijos se
sientan especiales
Página 251.
Principio 52
Darle a su hijo el regalo
del valor personal es la
llave que puede abrir
puertas de potencial y
oportunidades sin límites.
EN RESUMEN
Criar a un niño para Dios es
una tarea majestuosa. Criar a
un hijo en el camino en que
debe andar es un desafío.
Darle a su hijo el regalo del
valor personal es darle la llave
que abre puertas de
oportunidades sin límites.
Que siempre trate a su hijo
como alguien a quien usted
ama en forma
incondicional. Y su hijo
prosperará y llegará a ser
todo aquello para los que
Dios lo creó.
Actividad
Querida mamá
y papá
Página 252.
Actividad
Haga suya la siguiente
oración
Página 253.
Actividad
Principios para aplicar
a su familia
Página 254.
Descargar

El valor que Dios da a sus hijos