La ciudad y los perros (1963)
Mario Vargas LLosa
Estructuras narrativas y visión de
mundo en la ciudad y los perros

Según Jean Franco en un articulo titulado
Mario Vargas Llosa y la Novela Peruana
afirma que: “la estructura como tal obsesiona
profundamente a este escritor. Los sistemas, las
ideas manejadas de modo complejo revelan la
experiencia vital.
Mario Vargas Llosa ha dicho que se considera
como realista, así mismo advierte que su
concepto del realismo es “ancho, no
mezquino”. Lo que le sitúa por encima del
nivel de muchos escritores por “la densidad
con la que
presenta (la) autenticidad”. (real)
El magna


En una entrevista que Ernesto González
Bermejo realiza a Mario Vargas Llosa, este
afirma lo siguiente: “Con La ciudad y los perros
descubrí un método que he mantenido hasta
ahora y que probablemente mantendré hasta
que me muera.
Es un método antieconómico: cuando tengo
decidido el o los asuntos que van a ser la base
de la novela que voy a escribir, empiezo a
vomitarlos en algo que yo llamo el ´magma´.
Una especie de gran borrador, totalmente
caótico y sólo comprensible por mí mismo.
Una especie de gran borrador, totalmente
caótico y sólo comprensible por mí mismo.
Terminando el magma que es para mí la parte
más angustiosa, más fastidiosa, empieza lo que
a mí me exalta, me excita más.
Puedo trabajar hora. La literatura se vuelve algo
apasionante.

Constitución de la estructura narrativa

Entonces, hago una segunda versión que
empieza a darle un poco de forma
humana a ese monstruo y luego una
tercera, y sobre esta versión sigo
haciendo largas correcciones que a veces
continúan en las pruebas de imprenta.”
Estructura narrativa

La ciudad y los perros está dividida en dos
partes y un epílogo, Cada una de las dos
partes contiene ocho capítulos. Esta
estructura compleja incluye una serie de
narradores, voces
Personajes narradores
La ciudad y los perros es una novela que se
caracteriza por una compleja estructura
narrativa, según Raymond William, la
novela posee tres narradores: Alberto,
Boa y el Jaguar, estos narradores a su vez
estos se multiplican en distintos tipos de
discursos y estilos narrativos.
Alberto como narrador personaje
“Podría ir y decirle dame veinte soles y ya
veo, se le llenarían los ojos de lágrimas y
me daría cuarenta o cincuenta, pero sería
lo mismo que decirle te perdono lo que le
hiciste a mi mamá y puedes dedicarte al
puterío con tal que me des buenas propinas.”
(estilo directo) Bajo la bufanda de lana que le
regaló su madre hace meses, los labios de
Alberto se mueven sin ruido. (estilo
indirecto, narración 3 p, fuera de la historia
describe a Alberto)
Dos tipos de discurso
El párrafo anterior contiene dos tipos de
discurso. (directo, indirecto) El primer tipo de
discurso es el monólogo interior de Alberto,
que comienza con “podría” y continúa “te
perdono...”) el segundo tipo de narración es la
de un narrador en tercera persona fuera de la
historia que describe a Alberto.
Raymond William, propone tres tipos de
discurso “uno que es pensado,
otro que es hablado y un tercero que es
escrito y literario. En este sentido Vargas
Llosa emplea la heteroglosia en esta
porción del texto.

Alberto: narrador doble
Alberto, como narrador y como personaje
juega un papel central en la novela
1. narra en tercera persona como narrador
omnisciente: Una mano sudada roza la suya y

se aparta en el acto, dejando en su poder un
cigarrillo blando, sin tabaco en las puntas. Alberto
prende un fósforo. "Cuidado, susurra el Esclavo.
Puede verte la ronda." "Mierda, dice Alberto. Me
quemé."

Narra en primera persona como
personaje: “Alberto planea la salida del sábado.
"Podría que unos diez tipos se soñaran con la
película ésa, y viendo tantas mujeres en calzones,
tantas piernas, tantas barrigas, tantas, me
encarguen novelitas,(…)”
Boa como narrador
El segundo narrador dentro de la historia,
Boa Valdivieso, emplea un lenguaje que es
marcadamente distinto del de Alberto.
 dirige su discurso a una perra y tiende a
ofrecer sus reacciones viscerales ante las
situaciones en el Leoncio Prado y s
revela principalmente por medio de su
propia narrativa. Ejem:

“El Boa se come a una perra, dijo el muy
maldito, por qué no al gordito que es
humano. Está consignado, ahora lo vi en el
comedor, matoneaba a los ocho perros de
su mesa. A lo mejor no se deja. ¿Quién
dijo miedo, alguien dijo miedo? Me como
una sección de gordos, uno por uno, y
fresco como una lechuga”
Tercer narrador Jaguar
la historia de Tere contada por un narrador
dentro de la historia, el lector intenta
relacionar esta sección con el Esclavo o
quizás con Alberto, puesto que son
personajes asociados con Tere. Más
adelante, será aparente que estas
anécdotas, de hecho, cuentan de la
relación entre el Jaguar y Tere, pero antes
de su entrada al Leoncio Prado.
“¿Hace como cinco años, no? -decía Teresa-.
Quizá más.
-Seis -dijo el Jaguar; bajó un poco la voz: -Y
tres meses. (…) Ella fue a esperarme al
día siguiente a la agencia. Nos paseamos
un rato y después fuimos al cine.Y esa
noche me dijo que le había contado todo
a su tía y que estaba furiosa. No quería
que me viera más.
Visión de mundo
La visión de mundo que se expresa en el texto es:
pesimista, desolada, fatalista y frustrante, a través
de un cuestionamiento constante sobre la
condición humana.
 El autor fija su mirada desolada en la fuerte
jerarquía piramidal que impera en el colegio,
microcosmos de la sociedad limeña, donde la
humillación, la traición, la violencia, la explotación
y la degradación humanas son la garantía para que
cada estrato de la pirámide conserve sus
privilegios.


Todas las contradicciones de la sociedad
peruana, incluidos los problemas de la
raza, en el colegio conviven los blancos de
la clase acomodada, los blancos pobres,
los cholos, los serranos, los indios…,
afloran con rabia e impotencia en esta
novela testimonial.

en la que el escritor, aferrado en ese
momento a las tesis sartrianas del
compromiso del intelectual realiza un
retrato social y político, una descripción
de las condiciones de vida en el Perú que
ponen de manifiesto la corrupción y la
brutalidad de su sociedad.

Vargas Llosa en la ciudad y los perros
plantea que el cuestionamiento moral
constante pone en duda cualquier tipo de
determinismo social. Para eso ataca el
militarismo, la burguesía, el falso
machismo, la violencia brutal, y cuestiona
las instituciones enmascaradas de ovejas.
Descargar

La ciudad y los perros (1962)