¿Quién mueve a la evangelización?
¿Quién la sostiene en el tiempo?
¿Cómo actúa el Espíritu Santo?
¿La Iglesia está preparada para
evangelizar?
¿Un bautizado puede quedar al margen de
la misión?
¿Cristo está presente?
¿Cuál es nuestra motivación más profunda
para evangelizar?
Y la Virgen y los Santos, ¿ayudan?
El estilo pastoral que no puede faltar en el
anuncio: Amor, cercanía, entusiasmo,
alegría de evangelizar.
«Evangelizar constituyecto, la dicha y
vocación propia de la Iglesia, su identidad
más profunda: -Ella existe para evangelizar,
es decir, -para predicar y enseñar,
-ser canal del don de la gracia,
-reconciliar a los pecadores con Dios,
-perpetuar el sacrificio de Cristo en la santa
Misa, memorial de su muerte y resurrección
gloriosa.» EN 74
«No es superfluo
recordarlo: evangelizar es,
ante todo, dar testimonio,
de una manera sencilla y
directa, de Dios revelado
por Jesucristo mediante el
Espíritu Santo.
Testimoniar que ha amado
al mundo en su Verbo
Encarnado, ha dado a
todas las cosas el ser y ha
llamado a los hombres a la
vida eterna.» EN 26
Gracias al apoyo del Espíritu Santo, la
Iglesia crece" (117). El es el alma de
esta Iglesia. El es quien explica a los
fieles el sentido profundo de las enseñanzas de Jesús y su misterio. El es
quien, hoy igual que en los comienzos de
la Iglesia, actúa en cada evange-lizador
que se deja poseer y conducir por El, y
pone en los labios las palabras que por sí
solo no podría hallar, predis-poniendo
también el alma del que escu-cha para
hacerla abierta y acogedora de la Buena
«Puede decirse que el
Espíritu Santo es el
agente principal de la
Evangeliza-ción: El es
quien impulsa a cada
uno a anunciar el
Evangelio y quien en
lo hondo de las
conciencias hace
aceptar y compren-der
la Palabra de
salvación.» EN 75
«Al mismo tiempo que
exhortamos a todos y
cada uno de los
evangelizadores a
invocar constantemente con fe y fervor al
Espíritu Santo y a dejarse
guiar prudentemente
por El como inspirador
decisivo de sus programas, de sus iniciativas,
de su actividad
evangeli-zadora.» EN 75
82. Estos son los deseos que nos
complacemos en depositar en las
. «Como núcleo y centro de su
manos y en el corazón de la
Buena Nueva,
Jesús
anuncia
la
Santísima
Virgen,
la Inmaculada,
en ese
este día
especialmente
salvación,
gran
don de Dios
dedicado
a
Ella
y
en
el
X
que es liberación de todo lo que
aniversario de la clausura del
oprime alConcilio
hombre,
pero
Vaticano
II. que
En la es
mañana
sobre todo
liberación Ella
delpresidió
pecado
de Pentecostés,
con
su oración
el comienzo
y del maligno,
dentro
de la
alegría de conocer a Dios y de
ser conocido por El, de verlo, de
entregarse a El.» EN 9.
«¿Como se hace
'nuestro', hoy, el
acontecimiento
pascual, realizado de
una vez para siempre?
Por medio de Aquel
mismo que es su
artífice desde el origen
y en la plenitud de los
tiempos: el Espíritu
Santo.»
«El Espíritu Santo es personalmente
la Novedad en acción, en el mundo.
El es la Presencia de Dios-connosotros, 'unido a nuestro espíritu'
(Rom 8, 16).»
«Sin el Espíritu Santo,
Dios está lejos;
Cristo se encuentra en el
pasado;
el Evangelio es letra
muerta;
la Iglesia, una simple
organización;
la autoridad, despotismo;
la misión, propaganda;
el culto, una evocación;
y la vida cristiana, una
moral de esclavos.»
 Pero, en el Espíritu Santo y en
permanente comunión con él (=dans une
synergie indissociable), el cosmos queda
elevado y gime en el alumbramiento del
Reino;
 el hombre se mantiene en lucha contra la
carne;
 Cristo resucitado está presente;
 el Evangelio es poder de vida;
 la Iglesia significa comunión trinitaria;
 la autoridad es un servicio liberador;
 la misión es u nuevo Pentecostés;
 la liturgia es memorial y anticipación;
 y toda la vida cristiana queda deificada.»

El 5 de agosto de 1968, Mons. Ignacio Hazim, metropolita ortodoxo de Lattaquié (Siria),
Los dones del Espíritu Santo
Sabiduría y Entendimiento
Consejo y Fortaleza
Ciencia y Piedad
Temor de Dios
Si vivimos por el Espíritu, caminemos
tras el Espíritu (Ga 5,25)
Amor
Alegría
paz
Comprensión
Servicialidad
Bondad
Leltad
Amabilidad
Dominio de sí.
(Gálatas 5, 16.22-23.25)
«Sopló sobre ellos
y añadió
«Reciban al
Espíritu Santo.»
Jn 20,22.
«La evangelización obedece al
mandato misionero de Jesús: «Id
y haced que todos los pueblos
sean mis discípulos, bautizándolos
en el nombre del Padre y del Hijo
y del Espíritu Santo, enseñándoles
a observar todo lo que os he
mandado» (Mt 28,19-20). En
estos versículos se presenta el
momento en el cual el Resucitado
envía a los suyos a predicar el
Evangelio en todo tiempo y por
todas partes, de manera que la fe
en Él se difunda en cada rincón de
la tierra.» EG 19
«La alegría del Evangelio
que llena la vida de la
comunidad de los discípulos
es una alegría misionera. La
experimentan los setenta y
dos discípulos, que regresan
de la misión llenos de gozo
(cf. Lc 10,17). La vive Jesús,
que se estremece de gozo
en el Espíritu Santo y alaba al
Padre porque su revelación
alcanza a los pobres y
pequeñitos (cf. Lc 10,21).»
EG 21
«Las obras de amor al
prójimo son la
manifestación
externa más perfecta
de la gracia interior
del Espíritu: «La
principalidad de la
ley nueva está en la
gracia del Espíritu
Santo, que se
manifiesta en la fe
que obra por el
amor.» EG 37
«Lo que quiero
ofrecer va más
bien en la línea de
un discernimiento
evangélico. Es la
mirada del
discípulo misionero,
que se «alimenta a
la luz y con la
fuerza del Espíritu
Santo». EG 50
Una mirada de fe sobre la realidad
no puede dejar de reconocer lo que
siembra el Espíritu Santo. Sería
desconfiar de su acción libre y
generosa pensar que no hay
auténticos valores cristianos donde
una gran parte de la población ha
recibido el Bautismo y expresa su fe y
su solidaridad fraterna de múltiples
maneras.» EG 68
«
«¡Dios nos libre de una Iglesia
mundana bajo ropajes
espirituales o pastorales! Esta
mundanidad asfixiante se sana
tomándole el gusto al aire puro
del Espíritu Santo, que nos
libera de estar centrados en
nosotros mismos, escondidos
en una apariencia religiosa
vacía de Dios. ¡No nos dejemos
robar el Evangelio!.» EG97
«En las manifestaciones
cristianas de un pueblo
evangelizado, el Espíritu
Santo embellece a la
Iglesia, mostrándole
nuevos aspectos de la
Revelación y regalándole
un nuevo rostro.» EG 116
«En las
manifestaciones
cristianas de un pueblo
evangelizado, el
Espíritu Santo
embellece a la Iglesia,
mostrándole nuevos
aspectos de la
Revelación y
regalándole un nuevo
rostro.» EG
«El Espíritu Santo
posee una inventiva
infinita, propia de una
mente divina, que provee a
desatar los nudos de los
sucesos humanos, incluso
los más complejos e
impenetrables» EG 178
La diversidad tiene
que ser siempre
reconciliada con la
ayuda del Espíritu
Santo; sólo Él
puede suscitar la
diversidad, la
pluralidad, la
multiplicidad y, al
mismo tiempo,
realizar la unidad.
EG 131
«El Señor mismo en su
vida mortal dio a
entender muchas veces
a sus discípulos que
había cosas que no
podían comprender
todavía y que era
necesario esperar al
Espíritu Santo (cf. Jn
16,12-13).» EG 225
«Evangelizadores con Espíritu
quiere decir evangelizadores
que se abren sin temor a la
acción del Espíritu Santo. En
Pentecostés, el Espíritu hace
salir de sí mismos a los
Apóstoles y los transforma en
anunciadores de las
grandezas de Dios, que cada
uno comienza a entender en
su propia lengua.» EG 259
«El Espíritu Santo, además,
infunde la fuerza para anunciar
la novedad del Evangelio con
audacia (parresía), en voz alta y
en todo tiempo y lugar, incluso a
contracorriente. Invoquémoslo
hoy, bien apoyados en la
oración, sin la cual toda acción
corre el riesgo de quedarse
vacía y el anuncio finalmente
carece de alma.» EG 259
«En definitiva, una evangelización con
espíritu es una evangelización con
Espíritu Santo, ya que Él es el alma de la
Iglesia evangelizadora. Antes de
proponeros algunas motivaciones y
sugerencias espirituales, invoco una vez
más al Espíritu Santo; le ruego que
venga a renovar, a sacudir, a impulsar
a la Iglesia en una audaz salida fuera
de sí para evangelizar a todos los
pueblos.» EG 261
«El Espíritu Santo obra como
quiere, cuando quiere y
donde quiere; nosotros nos
entregamos pero sin
pretender ver resultados
llamativos. Sólo sabemos
que nuestra entrega es
necesaria. Aprendamos a
descansar en la ternura de
los brazos del Padre en
medio de la entrega
creativa y generosa.» EG 279
«Estos son los deseos
que nos complacemos en
depositar en las manos y
en el corazón de la
Santísima Virgen, la
Inmaculada.
En la mañana de
Pentecostés, Ella presidió
con su oración el
comienzo de la
evangelización bajo el
influjo del Espíritu
Santo.» EN 82
Descargar

El Espíritu Santo y la Misión