Escuela de Evangelización de la
Arquidiócesis de Managua
EL DISCÍPULOS MISIONERO
EN APARECIDA
Seminario Taller de Aparecida
Año 2008
DISCIPULADO MISIONERO
CONTENIDO DEL TEMA:
1. INTRODUCCIÓN AL DISCIPULADO MISIONERO
2. ACCIÓN DE GRACIAS A DIOS
3. LA ALEGRÍA DE SER DISCÍPULOS MISIONEROS
DE JESUCRISTO
4. LA MISIÓN DE LA IGLESIA ES EVANGELIZAR
Introducción
Discípulos-Misioneros en la Iglesia:
El discipulado misionero no es una tarea aventurera
sino en el seno de una comunidad concreta, su
Iglesia. la “vocación al discipulado misionero es
con-vocación a la comunión en la Iglesia”. El núcleo
del mensaje de aparecida es una Iglesia en estado
permanente de misión, compuesta de discípulos que
se hacen defensores y promotores de la “vida en
abundancia” que Jesús vino a dejar para la
inauguración del Reino de Dios en la tierra.
Acción de Gracias a Dios:
Damos gracias a Dios que nos ha dado el don de
la Palabra, con la cual nos podemos comunicar
con Él por medio de su Hijo, que es su Palabra, y
entre nosotros. Damos gracias a Él que por su
gran amor nos ha hablado como amigos.
Bendecimos a Dios que se nos da en la
celebración de la fe, especialmente en la
Eucaristía, pan de vida eterna.
(DCA 25)
Acción de Gracias a Dios:
Iluminados por Cristo, el sufrimiento, la
injusticia y la cruz nos interpelan a vivir como
Iglesia samaritana, recordando que “la
evangelización ha ido unida siempre a la
promoción humana y a la auténtica liberación
cristiana”. Damos gracias a Dios y nos
alegramos por la fe, la solidaridad y la alegría.
(DCA 26)
La Alegría de ser Discípulos y
Misioneros de Jesucristo:
En el encuentro con Cristo queremos expresar
la alegría de ser discípulos del Señor y de haber
sido enviados con el tesoro del Evangelio. Ser
cristiano no es una carga sino un don: Dios
Padre nos ha bendecido en Jesucristo su Hijo,
Salvador del mundo.
(DCA 28)
La Alegría de ser Discípulos y
Misioneros de Jesucristo:
La alegría que hemos recibido en el encuentro
con Jesucristo, a quien reconocemos como el
Hijo de Dios encarnado y redentor, deseamos
que llegue a todos los hombres y mujeres
heridos por las adversidades; deseamos que la
alegría de la buena noticia del Reino de Dios, de
Jesucristo vencedor del pecado y de la muerte,
llegue a todos cuantos yacen al borde del
camino, pidiendo limosna y compasión.
(DCA 29)
La Alegría de ser Discípulos y
Misioneros de Jesucristo:
La Alegría del discípulo es antídoto frente un
mundo atemorizado por el futuro y agobiado por
la violencia y el odio. La alegría del discípulo no
es un sentimiento de bienestar egoísta sino una
certeza que brota de la fe, que serena el corazón
y capacita para anunciar la buena noticia del
amor de Dios.
(DCA 29
La Misión de la Iglesia
es Evangelizar:
La historia de la humanidad, a la que Dios nunca
abandona, transcurre bajo su mirada compasiva.
Dios ha amado tanto nuestro mundo que nos ha
dado a su Hijo. Él anuncia la buena noticia del
Reino a los pobres y a los pecadores. Por esto,
nosotros, como discípulos de Jesús y Misioneros,
queremos y debemos proclamar el Evangelio, que
es Cristo mismo.
(DCA 30)
La Misión de la Iglesia
es Evangelizar:
La Iglesia debe cumplir su misión siguiendo los
pasos de Jesús y adoptado sus actitudes. Él
siendo el Señor, se hizo servidor y obediente
hasta la muerte de cruz; siendo rico, eligió ser
pobre por nosotros, enseñándonos el itinerario
de nuestra vocación de discípulos misioneros.
(DCA 31
La Misión de la Iglesia
es Evangelizar:
En el Evangelio aprendemos la sublime
lección de ser pobres siguiendo a Jesús
pobre, de anunciar el Evangelio de la Paz sin
bolsa ni alforja, sin poder de éste mundo. En
la generosidad de los misioneros se
manifiesta la generosidad de Dios, en la
gratuidad de los apóstoles aparece la
gratuidad del Evangelio.
(DCA 31)
EL DISCIPULADO MISIONERO
EN APARECIDA
Muchas Gracias…