» Se pasa de manera alterna, un año a la línea A y otro a la línea B.
• Se le pasa sólo a los cursos iniciales o finales.
• Seleccionamos una muestra aleatoria de los alumnos.
» Se proporciona la clave de QE y la rellena el que
quiere.
» Se habilitan ordenadores para pasar las encuestas en
el Centro y van pasando los profesores durante dos
semanas.
» Un profesor que da clase en 2 etapas rellena 2
encuestas. ¿?
» Es claramente el grupo de clientes que menos
encuestamos.
» Y pueden ser el grupo de clientes que mejor o
peor eco haga de nuestra oferta educativa y
evangelizadora.
» Debemos reconocer que la dificultad es grande.
» Para que la encuesta sea representativa debe de
recabarse el 56% de las respuestas de la muestra.
» Este porcentaje no es el globalizado del total de
encuestas, sino el de cada uno de los grupos / clases /
unidades. (el 56% de 4ºA, el 56% de 4ºB, …).
» No es posible seleccionar líneas o cursos o etapas. Es
necesario que la muestra sea representativa de todos
los grupos.
» Si vamos a realizar un muestreo, utilizar algún método
fiable. (Recursos) Respetar este muestreo de cara al
siguiente curso, que no vuelva a tocar a los mismos
(solo repetirá un 6% ¿no?).
Recurso 1
Recurso 2
» En profesores deberíamos de tender a que fuera el
100%.
» Un buen método podría ser aprovechar un ratito de
una de las tardes de permanencia.
» En alumnos también deberíamos de tender al 100%.
» Si fuera necesario (“cansancio de la muestra”,
razones organizativas, …) se podría optar por menos,
pero nunca por debajo del 56% de cada grupo /
unidad / clase.
» Debemos de intentar alcanzar la representatividad
de, al menos, el 56% en la encuesta de familias.
¡¡¡Recordad, por cada grupo/ unidad / clase!!!
» Podemos “descartar” las encuestas de padres de
CFGS.
» Podríamos “dedicar menos energías” a los padres de
alumnos mayores de 18 años (BACH, CFGM). Volcar
el esfuerzo en conseguir las de los padres de los
alumnos menores de 18 años.
•
•
•
Muy importante en este asunto es la motivación que
se le pueda ofrecer a los encuestados. ¿Para qué
hacemos esto? ¿Qué repercusiones tiene?
Cada centro debe tomar la decisión de cuándo pasar
las encuestas a cada grupo de interés (no asociarlo a
entrega de notas). ¿Cuántas veces reunimos a los
padres? ¿Qué les comunicamos? ¿Qué informaciones
les trasladamos?
Igualmente cada centro deberá decidir la
metodología o practica que le vaya mejor, pero
siempre respetando las indicaciones que hemos
realizado y haciendo lo posible por alcanzar la
representatividad y aleatoriedad de las muestras
seleccionadas.
Descargar

Encuestas_para_web