EL CASO DE LAS “GALILEO”
DEFENSA DE LA PROPIEDAD MINERA
DE CODELCO
Precedente que sientan los fallos de
la Corte Suprema
Carlos Koch Salazar
Abogado
ANTECEDENTES
• En los Boletines Mineros de San Felipe y Santiago
se publicaron en el año 2010 pedimentos
mineros solicitados por los señores Rodolfo
Francisco Villar García y Hugo Osvaldo García
Díaz que abarcaban pertenencias mineras de las
División Andina y División El Teniente,
respectivamente.
• Los que afectaban propiedad minera de División
Andina fueron los pedimentos “Galileo 5”;
“Galileo 6”; “Galileo 7”; “Galileo 8”; “Galileo 9”; y
“Galileo 10”, de la siguiente forma:
SUPERPOSICIÓN
ANÁLISIS DEL CASO. CURSO DE ACCIÓN SEGUIDO.
DEFINICIÓN DE ESTRATEGIA. RESULTADOS
• Reunión de análisis de las diversas áreas
involucradas y asesores externos;
• Se conocieron antecedentes de los señores Villar
García y García Díaz;
• Se plantearon hipótesis sobre sus pretensiones,
concluyendo que eran especulativas,
• Se analizaron los cursos de acción posibles y sus
riesgos, y
• Se definió una estrategia para enfrentar el caso.
Opciones
• Evaluación entre el no hacer nada y esperar el curso de
los acontecimientos, o
• Adoptar una postura refractaria firme y claramente
proactiva, destinada a impedir la constitución de los
pedimentos señalados, dado que ellos afectaban la
propiedad minera de la cual Codelco es responsable;
mucha de ella objeto de nacionalización en virtud de la
ley 17.450 y, por ende, de dominio de la Nación;
• Se consideró que el análisis jurídico realizado
demostraba que la propiedad minera corporativa
estaba debidamente constituida y amparada, y que la
ley minera prohíbe la superposición de concesiones.
Conclusiones
• Que la Propiedad Minera de Codelco estaba debidamente protegida,
debidamente constituida, amparada e incorporada al Registro Nacional de
Concesiones Mineras de SERNAGEOMIN. Además, las pertenencias
mineras de Codelco, están amparadas constitucionalmente por tener el
carácter de nacionalizadas;
• Se acordó presentar en cada expediente de constitución, un escrito de
téngase presente, informando al tribunal de la superposición, para que
éste ejerciera la facultad del artículo 27 del Código de Minería, que le
prohíbe constituir concesiones mineras sobre substancias mineras ya
concedidas;
• También se decidió mantener informado a las Oficinas Regionales de
SERNAGEOMIN, de manera oficiosa de estos abarcamientos;
• Se acordó que las divisiones Andina y El Teniente prepararan informe en
derecho de las concesiones mineras de Codelco comprometidas y informe
técnico de las mismas, incluyendo el Certificado de Registro Nacional de
Concesiones Mineras (Sernageomin);
Conclusiones
• Tratándose de manifestaciones, se convino enviar, en la
etapa procesal correspondiente, una carta al perito
advirtiéndole de estas situaciones anormales a fin de
precaver su eventual responsabilidad penal;
• Finalmente, se dispuso un exhaustivo estudio de los
Boletines Mineros, para advertir oportunamente el
ejercicio de acciones similares de solicitudes de
concesiones mineras por parte de estas personas y que
puedan afectar la propiedad minera de las otras Divisiones
o filiales de Codelco o sectores de proyectos mineros en
estudio o exploración, y
• Finalmente, se asignaron las tareas y responsabilidades.
• Con posterioridad se tuvo conocimiento que
los pedimentos que afectaban a División El
Teniente se descontinuaron, por lo que la
superposición afectó solamente a División
Andina.
• Ello se corroboró toda vez que se solicitó
sentencia constitutiva en el caso de las
“Galileo”.
TRÁMITES EN TRIBUNALES
• Se presentó en cada uno de dichos expedientes,
escritos de “téngase presente” informando al
tribunal de la superposición a diversas
pertenencias
de
Codelco,
debidamente
individualizadas; por lo que en virtud los artículos
108 y 27 del Código de Minería no podía
válidamente constituirse sobre ellas las
concesiones mineras solicitadas.
• Asimismo, se pidió que SERNAGEOMIN al evacuar
su informe se pronunciara sobre la efectividad de
la superposición de la que se daba cuenta.
TRÁMITES EN TRIBUNALES
• Los informes de SERNAGEOMIN rechazaron las solicitudes de
sentencia constitutiva al estar definidas las coordenadas de los
vértices exteriores en coordenadas SIRGAS. Observación corregida
posteriormente
• Además informó, en cada caso, que el respectivo pedimento
“Galileo” se superponía a concesión minera de Codelco.
• Este informe de superposición constituye una novedad en la
tramitación habitual de concesiones de exploración, dado que el
Servicio, en sus informes solo se refiere a los aspectos técnicos, sin
referencia a la existencia de superposición.
• Con dichos informes el tribunal tramitador, de oficio, dispuso
agregar los títulos de Codelco a cada expediente.
TRÁMITES EN TRIBUNALES
• Cumplidas las diligencias señaladas, con fecha
27 de enero de 2012, dictó sentencias
denegando la solicitud de constitución del
respectivo
pedimento
“Galileo”,
por
comprender terrenos ya cubiertos por
pertenencias ya constituidas, anteladas,
amparadas y vigentes, todo ello conforme a
los artículo 4° de la L.O.C. 18.097 sobre
Concesiones Mineras, y artículos 27; 58 y 108
del Código de Minería.
APELACIÓN DEL FALLO DENEGATORIO
•
Contra dichos fallos apeló la solicitante, por lo que nos hicimos parte de los
respectivos recursos, solicitud acogida por la Corte de Valparaíso, a pesar de ser
una tramitación no contenciosa, lo que permitió alegar contra la apelación.
•
La apelación se fundó –en resumen- en que no eran oponibles las concesiones de
exploración y las de explotación en virtud del artículo 58 del Código de Minería;
que no cabía oposición a la constitución de las concesiones solicitadas, pues se
trataba de procedimiento no contencioso y que lo que procedía era la oposición a
la exploración, pero no a la constitución de la concesión respectiva.
•
En lo medular, nuestro planteamiento se basó en que:
– El objeto de la concesión de exploración era descubrir yacimientos, lo que en la especie no
procedía ya que el yacimiento estaba descubierto y en explotación;
– Que constatada la superposición, el juez estaba obligado a aplicar el artículo 27 del Código de
Minería;
– Que los artículos 58 y 108 aseguraban el derecho a defender las pertenencias e impedir la
superposición en áreas ya cubiertas.
APELACIÓN DEL FALLO DENEGATORIO
• El resultado fue que mediante resolución de 7
de junio de 2012, la Corte de Valparaíso
confirmara cada una de las sentencias.
• Por tal razón, la solicitante recurrió de
casación en el fondo en cada uno de los casos.
RECURSOS DE CASACIÓN. RESUMEN
DE SUS FUNDAMENTOS
•
Los recursos sostienen que los jueces del fondo, al no dar lugar al pedimento minero, infringieron
los artículos 27 del Código de Minería y 4° de la Ley N°18.097. Afirman que son normas
programáticas no autoejecutables,
•
Que para aplicarlas debe recurrirse a otras normas del Código de Minería: por ejemplo artículos 60
y 61 sobre oposición la solicitud de mensura; artículo 84 que prevé la oposición a la mensura;
artículo 97 sobre causales de nulidad de una concesión
•
Se afirma que en el procedimiento de constitución de una concesión de exploración no procede se
tramite una oposición al pedimento minero, como en sucedió en estos casos, porque el Código de
Minería no prevé oposición. Se compara, en su favor con el Código de Minería del año 1932
•
Que el artículo 58 del Código citado, al disponer que la constitución de una concesión de
exploración no afecta derechos de concesiones ya constituidas, implícitamente establece que no
existe impedimento alguno para que las concesiones de exploración sean otorgadas pese a la
existencia de otras concesiones a las que se superpongan; y
•
Que el artículo 108 del Código en estudio, en su inciso primero, confiere al titular de una concesión
de exploración o explotación el derecho a oponerse a las labores que dentro de los límites de su
respectiva concesión pretenda ejecutar el titular de otra concesión de exploración cuyo pedimento
haya sido posterior al pedimento o a la manifestación del opositor.
FUNDAMENTOS FÁCTICOS Y JURÍDICOS DE LA DIVISIÓN
.
ANDINA
•
Al alegar contra los recursos de casación se evidenciaron los presupuestos fácticos demostrados en
primera instancia que daban cuenta de la superposición, acompañando un plano demostrativo de
la misma.
•
En lo jurídico se sostuvo que:
–
–
•
Si el objeto de la concesión de exploración es hacer calicatas para la exploración, descubrimiento y
reconocimiento de yacimientos minerales o fósiles, carece de sentido que se constituya concesión de
exploración en áreas donde los yacimientos existentes han sido descubiertos, reconocidos, se encuentran en
explotación y las concesiones respectivas debidamente amparadas;
Más aún si tales derechos, conforme artículo 11 de la LOC N° 18.097, sobre Concesiones Mineras, se
califican de exclusivos esto es, es el único titular con derechos, siendo éstos: a) explorar y explotar
libremente las minas sobre las que recae su concesión; y b) a hacerse dueño de las substancias minerales
que extraiga y que sean concesibles, halladas dentro de los límites de su concesión.
Por lo tanto, la solicitud de constitución de las concesiones de exploración “Galileo” entre otras la
de autos, resultaba improcedente dado que:
–
–
–
Desde el momento que hay constituida en el área concesión minera de explotación, nada hay que explorar,
descubrir o reconocer;
Porque el derecho exclusivo a explorar y explotar lo tiene Codelco, División Andina como titular de las
pertenencias constituidas con anterioridad a las “Galileo”; y
Porque el derecho exclusivo de mi parte le permite hacerse dueño de las sustancias minerales halladas en
sus concesiones.
FUNDAMENTOS FÁCTICOS Y JURIDICOS DE DIVISIÓN
ANDINA.
• Además, se sostuvo que el artículo 27 establece una norma
prohibitiva y una norma imperativa:
– Norma prohibitiva: sobre las substancias minerales concesibles
comprendidas en terrenos cubiertos por una concesión minera no
puede constituirse otra;
– Norma imperativa: El Juez velará por la observancia de esta
prohibición.
• De este modo, desde el momento que al Juez le consta la existencia
de superposición, tanto por el informe del Servicio, como por los
títulos mineros allegados a la causa, no le queda más que cumplir
con el mandato legal: velar porque no se constituya una concesión
minera que comprenda sustancias minerales ya concedidas en
virtud de una concesión minera anterior. Si no la cumple, está
faltando a su deber legal;
• Por ello que las sentencias recurridas cumplen, precisamente, con
lo que prohíbe y manda el citado artículo 27 del Código de Minería.
FUNDAMENTOS FÁCTICOS Y JURIDICOS DE DIVISIÓN
ANDINA
•
En cuanto a la aplicación de los artículos 58 y 108 del Código de Minería, se indicó
que la situación que prevén puede darse en dos casos:
– a) Cuando el juez ignora, por desconocerla, la superposición; y
– b) Cuando la concesión de exploración excede el perímetro de la concesión de exploración o
pertenencia que queda dentro de ella, pudiendo, en tal caso, explorar el área libre;
•
Pero, en caso alguno afectar una pre existente, lo que no era el caso del grupo de
pedimentos “Galileo” porque, en este caso específico:
– El tribunal tuvo conocimiento de la superposición sobre concesiones preexistentes, que consta
en cada expediente, por lo que no puede ignorarla so infracción del citado artículo 27;
– No quedan áreas libres susceptibles de exploración; según el croquis toda la zona está
cubierta con pertenencias mineras; y
– La concesión superpuesta carece del objeto de la concesión minera que establece el artículo
26 de Código de Minería, puesto que al tener las sustancias minerales concesibles, como
dueños, a los titulares de las concesiones anteladas el peticionario de las Galileo no podrá
explorar para descubrir las sustancias concesibles que existan dentro de sus límites.
FUNDAMENTOS FÁCTICOS Y JURIDICOS DE DIVISIÓN
ANDINA
• Se afirmó que dada su situación fáctica, los pedimentos “Galileo” carecen
de objeto, al tenor del artículo 26 del Código de Minería.
• En efecto, si el concesionario de explotación tiene el derecho exclusivo a
hacerse dueño de las substancias minerales concesibles halladas dentro
de los límites de su pertenencia, no es jurídicamente pertinente que tal
derecho exclusivo sea disputado, cuestionado, perturbado o amenazado
por un tercero que pretenda constituir derechos de exploración sobre las
mismas substancias.
• Así, las sentencias dictadas, al negar lugar a la constitución de la concesión
de exploración hicieron prevalecer el derecho exclusivo del concesionario
antelado y preferente, el que amparado por la garantía constitucional del
derecho de propiedad, el que no puede verse ni siquiera amagado por la
pretensión de un tercero que pretenda afectar tales derechos.
FALLOS DE CASACIÓN. RESUMEN DE
SUS FUNDAMENTOS
• Con fecha 5 de octubre de 2012 la Cuarta Sala
de la Corte Suprema, dictó sentencia
rechazando todos los recursos de casación.
• El recurrente fue condenado en costas en
todos los casos.
• Los fundamentos medulares de sus sentencias
quinto, sexto, séptimo y noveno que, por su
importancia resumimos:
RESUMEN DEL CRITERIO DE LA CORTE
SUPREMA
• La legislación minera prohíbe la superposición
de concesiones mineras cuando recaen sobre
sustancias concesibles en terrenos ya cubiertos
• En una misma extensión territorial no puede
constituirse más de una concesión minera;
• El artículo 27 del Código de Minería impone a
los jueces la obligación de velar porque no se
produzcan superposiciones de concesiones
mineras
RESUMEN DEL CRITERIO DE LA CORTE
SUPREMA
• Codelco se encontraba facultada para
comparecer al procedimiento por disposición del
artículo 108 del Código de Minería, ya que si
como titular de una concesión ya establecida
puede oponerse a las labores que el dueño de una
concesión de exploración ya constituida efectúe
en terrenos de su concesión, con mayor razón
puede velar por sus intereses durante el
procedimiento de constitución a que dio lugar el
pedimento fundamento de esta causa.
IMPORTANCIA DE LA JURISPRUDENCIA
•
Por una parte reconoce la fuerza imperativa y obligatoria para el juez de los artículos 4° de la L.O.C.
18.097 y 27 del Código de Minería, rechazando la posición de los recurrentes de que dichas normas
son programáticas y que no son autoejecutables;
•
Reconoció el derecho de Codelco para comparecer al procedimiento por disposición del artículo
108 del Código de Minería, sobre la base que si como titular de una concesión ya establecida puede
oponerse a las labores que el dueño de una concesión de exploración ya constituida efectúe en
terrenos de su concesión, con mayor razón puede velar por sus intereses durante el procedimiento
de constitución a que dio lugar el pedimento.
•
Esta doctrina es relevante, pues valida los escritos de téngase presente informando al tribunal de la
superposición, cuando esta ocurre, sin necesidad de entrar a otros juicios.
•
Ello genera una situación procesalmente singular:
–
–
–
Si bien el procedimiento de constitución de concesión minera no es contencioso, permite la oposición a
través del escrito de “téngase presente”;
Esta oposición no transforma el procedimiento en juicio;
Constatada la superposición por el tribunal, no puede dictar, bajo fundamento alguno, sentencia
constitutiva.
Importancia de la posición estratégica
asumida. Mérito del trabajo en equipo
• El reconocimiento señalado valida la posición estratégica definida
por el equipo técnico jurídico que atendió el caso en orden a
adoptar una postura refractaria firme y claramente proactiva,
destinada a impedir la constitución de los pedimentos “Galileo”;
• Sienta jurisprudencia respecto del derecho a oponerse, mediante
un escrito de “téngase presente”, en los casos que terceros –como
fue el caso que se informa- pretendan constituir concesión minera
sobre terrenos ya concedidos, sea o no con fines especulativos;
• El derecho de oposición basado en el artículo 108, nos parece que,
además implica establecer un mecanismo destinado a evitar la
posibilidad de especulación por vías similares a las obradas por los
solicitantes de los pedimentos “Galileo”.
LECCIONES APRENDIDAS
•
Se confirma que en la actividad minera hay personas que se dedican con fines especulativos a presentar
pedimentos o manifestaciones en áreas ya constituidas, a sabiendas que hay titulares con derechos
preferentes, con el propósito de obtener algún beneficio económico frente al riesgo que generan,
negociando la renuncia al trámite iniciado o negociando tales hipotéticos derechos, previo pago de un
precio.
•
Las áreas de Propiedad Minera deben ejercer un exhaustivo control sobre los trámites iniciados por
terceros y que pueden afectar la propiedad minera corporativa o divisional, revisando especialmente los
boletines de minería; siendo necesario en tales casos realizar mapas de superposición con las coordenadas
UTM de dichas publicaciones, contratándolas con las de las concesiones mineras en trámite o constituidas
de la respectiva División o corporativas.
•
Conviene revisar permanentemente los comprobantes de pago de patente de las concesiones
administradas, verificando si están pagadas por toda la superficie y número de pertenencias y tipo de
concesión;
•
No hay que tener actitud pasiva frente a solicitudes mineras que se superpongan a derechos mineros
debidamente constituidos, vigentes, y amparados, como era el caso de las concesiones de Codelco.
•
Nos parece que la decisión del equipo técnico jurídico, de ser proactivos en la defensa de los derechos de
Codelco, y refractarios a los pedimentos “Galileo”, haciendo presentaciones informando la superposición,
pidiendo diligencias, acompañando documentos y alegando en las Cortes fue determinante en el
resultado final de no dar lugar a la constitución de dichos pedimentos, rechazar los recursos y condenar en
costas.
LECCIONES APRENDIDAS
•
La estrategia seguida fue plenamente respaldada por la ley. Dada la prohibición legal de
constituir concesión minera sobre substancias ya concedidas y la obligación del juez de velar
por dicha prohibición, al constatar la superposición invocada, sólo cabía no dar lugar a la
concesión solicitada.
•
Por el contrario, si se hubiera adoptado una actitud pasiva, lo más probable que el tribunal
hubiese dictado sentencias constitutivas favorables, habida consideración de la ignorancia del
tribunal de la superposición.
•
Fuera de lo anterior, la actitud proactiva no solamente debe seguirse en el tribunal, sino que
también en SERNAGEOMIN, informando oportunamente de los casos de superposición, de
modo tal que cuando ocurra, además de hacerlo presente al tribunal, solicitar que el oficio
del Servicio informe de ello.
•
Finalmente, debemos destacar que el fallo de la Corte Suprema valida, sobre la base del
Artículo 108 del Código de Minería, el derecho a oponerse al tercero que solicita concesión
minera en áreas ya concedidas, incluso sin que ello implique juicio.
RECOMENDACIONES
• Es recomendable adoptar como política en materia de defensa de la
propiedad minera que, cuando se presenten casos como el de las
“Galileo”, tan pronto se tome conocimiento de la superposición,
hacer la presentación al tribunal, fundada en:
– En lo práctico, en que ya hay constituida concesión minera que
comprende el área;
– En lo jurídico, en los artículos 4° y 11 de la LOC N° 18.097, sobre
Concesiones Mineras; y artículos 27 y 108 del Código de Minería,
– Acompañar:
• Los títulos respectivos,
• Los comprobantes de pago de patentes;
• Croquis de superposición firmados por ingeniero civil de minas o perito
mensurador y,
• Solicitar que SERNAGEOMIN, informe si existe superposición de la solicitud
presentada sobre concesión minera divisional o corporativa.
MUCHAS GRACIAS
Carlos Koch Salazar
[email protected]
Descargar

El caso de las Galileo - Carlos Koch Salazar