I. VERDAD BIBLICA:
 La vida cristiana consiste en Adorar a Dios, ayudar
al prójimo y evangelizar, siendo esta última verdad
una de las más importantes pues es la razón por la
cual Cristo murió y resucito. El cristiano debe por
agradecimiento y amor a Dios y al perdido,
predicar la buenas nuevas de salvación.
De conocimiento:
El alumno conocerá las razones
por la cuales debe ser un fiel
anunciador de las buenas
nuevas de salvación.
De Acción:
el alumno reflexionara en su
condición ante este mandato y
decidirá poner “manos en el
arado”, antes de que sea
demasiado tarde.
III. INTRODUCCION:
 Contaba el misionero J. Hudson Taylor acerca de un pastor chino, lo
siguiente.
 Encontróse el pastor con un recién convertido, a quien le preguntó: —
Joven,
¿Es cierto que hace apenas tres meses que conoce al Señor?
—Sí, felizmente es cierto.
— ¿Y cuántas almas ha ganado para Jesús? –le preguntó el pastor.
— ¡Oh! —Exclamó el recién convertido—, pero si apenas estoy
aprendiendo, y hasta ayer pude conseguir un Nuevo Testamento completo.
— ¿Usa usted velas en su casa?
—Sí señor.
— ¿Y espera usted hasta que la vela se haya consumido hasta la mitad
para que empiece a alumbrar?
El joven convertido comprendió la lección y empezó a trabajar. Y antes de
seis meses ya se habían convertido por él, algunos amigos y vecinos.
Habiendo oído a Jesús, Mateo no perdió tiempo; cuando la samaritana se
encuentra con Jesús, corre al instante a anunciarlo a sus vecinos. ¿Y usted,
hermano, qué espera?
IV. ANALISIS BIBLICO:
1. LA URGENCIA.
 El mundo se está yendo a la eternidad sin Dios. Salmo
90:5; 92:7
 El tiempo de la iglesia se está terminando. 2Pedro 3:9
 Cristo pronto vendrá por nosotros. Apocalipsis 22:20
2. LA NECECIDAD.
El mundo necesita el evangelio. Mateo 9:36
La iglesia necesita predicarlo. 1 Corintios 9:16
El cristiano necesita testificarlo. 2 Corintios 5:14,15
3. LA OBLIGACION.
Es un mandato. Marcos
16:15
No es una opción. 1
Corintios 9:17
Se nos pedirá cuentas al
respecto. Ezequiel 3:18,
Marcos 11:13,14.
V. APLICACIÓN.
TENDREMOS RECOMPENSA.
Según hayamos
Según hayamos
sido fieles.
trabajado.
Mateo 25:20-23;
1 Corintios 3:14;
Mateo 25:14-19.
1 Corintios 4:2;
Mateo 24:45;
Lucas 16:10.
El señor mismo
nos
recompensara.
Mateo 25:19;
Colosenses 3:24
HABRA RECRIMINACION
Para los negligentes y flojos en la obra.
Mateo 25:26
24:51; 25:30
Para los que menosprecian el mandato.
Mateo 24:48
Lucas 12:15
Para los que tuvieron en poco el sacrificio de
Cristo.
Hebreos 10:29.
VI. MANOS A LA OBRA.
 La palabra de Dios nos ubica
escatológicamente en los últimos
días, y para la iglesia es imperativo
cumplir con la gran comisión.
 Cristo está a punto de recoger a su
novia y llevarla al cielo, pero antes
de eso El desea que nosotros
llevemos su nombre en alto ante el
mundo anunciando sus gloriosas
buenas nuevas de salvación a los
perdidos.
 Hoy como iglesia Torre Fuerte,
estamos ante un gran reto: El
trabajo celular; Dios nos ha
despertado a esta realidad de
ganar a las almas para Cristo de
esta forma, la pregunta es:
 ¿Qué harás al respecto? ¿Te
sumaras a las filas de los soldados
del Señor? ¿Serás un espectador
más? ¿Qué voz escucharas en
aquel día? ¿Bien, buen sirvo fiel? O
¿siervo malo y negligente?
VII. EJERCICIO DE FIJACION:
Conteste le siguiente cuestionario:
A. ¿Por qué es urgente predicar el
evangelio?
B. ¿Por qué es una necesidad predicar el
evangelio?
C. ¿Por qué es una obligación predicar el
evangelio?
D. ¿Qué nos pasara si lo hacemos?
E. ¿Qué nos pasara si no lo hacemos?
Texto para memorizar
Pero si el atalaya viere venir la espada y no tocare la trompeta, y
el pueblo no se apercibiere, y viniendo la espada, hiriere de él a
alguno, éste fue tomado por causa de su pecado, pero
demandaré su sangre de mano del atalaya.
A ti, pues, hijo de hombre, te he puesto por atalaya a la casa de
Israel, y oirás la palabra de mi boca, y los amonestarás de mi
parte.
Cuando yo dijere al impío: Impío, de cierto morirás; si tú no
hablares para que se guarde el impío de su camino, el impío
morirá por su pecado, pero su sangre yo la demandaré de tu
mano.
Ezequiel 33:6-8
Descargar

LA PREDICACION DEL EVANGELIO. ¿Por qué debo hacerlo?