El perdón
Perdona para liberar en ti las fuerzas del amor
• El perdón es un proceso largo de aprendizaje que
debemos asumir de manera voluntaria y racional. Solo así
puede llevarnos a encontrar una verdadera paz interior.
• Es una aventura humana y espiritual
El perdón un proceso
Si no perdonamos:
• Perpetuamos en nosotros y en los demás el daño
• Vivimos con resentimiento constante
• Permanecemos aferrados al pasado
• Las relaciones se hacen imposibles
¿Por qué perdonar?
La Venganza:
• Alivia durante un momento el sufrimiento interior, pero
no puede sofocarlo.
• Enfoca la atención y la energía en el pasado
• Te envilece al imitar al ofensor
• Crea temor y ansiedad ante el contraataque
• Fomenta el resentimiento
1era etapa: no vengarse y
poner limite a las ofensas
• En tanto continúen los gestos ofensivos es inútil poder
perdonar, sería tanto como abdicar de los propios
derechos y dar pruebas de cobardía.
• Mecanismo de defensa consiste en la NEGACION de la
ofensa o minimizar su impacto, con esto podemos llegar a
olvidar el acontecimiento, pero este no deja de producir
su nefasto impacto
• Gran desafío reconocer el profundo sentimiento de
vergüenza y aceptarlo, a veces se esconde bajo la cólera,
el deseo de poder, el perfeccionismo, la amargura, el
complejo de víctima.
2da. etapa: reconocer la
herida y la propia pobreza
• Compartir la vergüenza y el sufrimiento
con alguien que sabe escuchar sin juzgar,
sin moralizar, sin agobiar con sus consejos
y sin intentar siquiera aliviar el dolor, por
preocupante que sea.
3era. etapa: Compartir la
herida con alguien
Compartir el interior herido para:
• Saber que no es la única persona del mundo
que soporta esa carga
• Revivir el acontecimiento con mas calma
hace tomar conciencia de las emociones y
cambia la perspectiva (menos amenazadora y
más soportable)
• Ofende más la propia interpretación de un suceso enojoso
que el suceso en sí.
• Pregúntate que parte de ti ha podido sufrir daño: valores,
autoestima, reputación, confianza en ti o en el otro, tu
ideal, tu sueño, apego a tu familia, salud, belleza, imagen
social, expectativas, tu autoridad.
4ta. Etapa:
Identificar la
perdida
• Toma conciencia que se ha visto afectado
todo tu ser, sino solo una parte de ti, no haz
perdido la capacidad de sanar.
• Si el ofensor eres tu mismo, recuerda que
un error no es irreparable y no estas
condenado a vivirlo una y otra vez o seguir
viviendo sus consecuencias por siempre.
• Un bloqueo irracional (resentimiento por
pequeñeces) en un proyecto de perdón
procede muy a menudo de una antigua
herida que aún sigue viva, aunque de
manera inconsciente.
Sanar las heridas de la
infancia
•
•
•
•
Cólera
Vergüenza
Resentimiento
Miedo
5ta. Etapa: aceptar los
propios sentimientos
negativos
• La cólera reprimida que provoca una ofensa pueden
manifestarse como:
• Odio
• actitudes despectivas
• Hostilidad
• critica desaprobatoria
• Cinismo
• culpa y pasividad agresiva.
• Y es frecuente que la acumulación de pequeñas cóleras
reprimidas provoque ataques incontrolables de violencia.
• Solo el humilde perdón que te otorgues
logrará restablecer la paz y hará posible
que te abras al perdón del otro.
6ta etapa: Perdonarse a
sí mismo
• No haber mostrado suficiente grandeza de espíritu para
tolerar los conflictos conyugales.
• No haber previsto los problemas cuando me casé con…
• Por haber pensado antes que podía cambiar a mi esposo@
de su mal hábito
• Por haber sido tan ingenua y confiar tanto en el o ella
• Por haber creído sus mentiras
• Por no estar dispuesta a perdonar
Me perdono por:
• No le demos vueltas a las palabras o a las
imágenes del suceso ofensivo. Nosotros
mismos nos contaminamos y nos hacemos
cómplices
de
nuestro
ofensor
persiguiéndonos a nosotros mismos.
• EL MAS PEQUEÑO, EL MAS POBRE DE TODOS
LOS MENDIGOS Y EL MAS ODIOSO DE TODOS
LOS QUE ME HAN OFENDIDO SE ENCUENTRA EN
MI PROPIO INTERIOR. YO SOY EL QUE NECESITA
LA LIMOSNA DE LA AMABILIDAD, YO SOY EL
ENEMIGO QUE RECLAMA MI AMOR
Dinámica
Comprender al ofensor implica:
• Reconocer su dignidad de persona
• Dejar de condenarlo
• Responsabilizarme de la parte que me corresponde
• Acoger mi propia sombra: debilidades, vergüenza, miedo,
etc.
• Buscar la intensión positiva del ofensor
• Aceptar que no se comprende todo
7ma. Etapa: Comprender
al ofensor
• Descubrir el sentido positivo
• Aceptar la herida como fuente de enseñanza y
crecimiento
• La ofensa conduce al conocimiento propio
• LO IMPORTANTE ES TRANSFORMAR UNA
TRAGEDIA PERSONAL EN VICTORIA, UN
SUFRIMIENTO EN REALIZACION
8va etapa: encontrarle
sentido a la ofensa
Los endurecidos son los que rechazan en amor y el perdón.
• Por creer que su falta es tan grande que no tiene perdón
• Por no sentir necesidad de ser perdonados, ya que no
perciben culpa
9na. Etapa: Saberse digno
de perdón
• Encomendarse a Dios y prepararse para recibir la gracia
del perdón.
• El perdón no es un acto de voluntad que dependa
exclusivamente de uno mismo sino que es ante todo fruto
de una conversión del corazón de la apertura a la gracia
de perdonar que nos viene de Dios.
10ma. Etapa: contar
con Dios
• No conseguiremos perdonar sinceramente, si no entramos
en relación con Dios (amor y misericordia)
• Dios mantiene siempre la iniciativa en el perdón, pero no
fuerza a acogerlo.
• Jesús manifiesta su perdón acogiendo a la persona.
11va. Etapa: Abrirse a la
gracia de perdonar
• El perdón no equivale a olvidar y renovar la misma
relación que se tenía antes de la ofensa.
• La reconciliación sigue siendo la consecuencia normal y
deseable del perdón, pero la realidad es que la antigua
relación ya no existe, es necesario profundizarla o darle
otro carácter.
12va. Etapa: decidir
acabar con la relación o
renovarla
• Hay casos donde reconciliarse resulta imposible como
cuando el ofensor es un desconocido, ha desaparecido o
fallecido.
• Hay circunstancias en que renovar la relación resulta
imprudente y peligroso
• Hay situaciones en la que no es posible abandonar la
relación, ni tampoco profundizarla. Entonces hay que
pensar en crear vínculos nuevos.
• El perdón supone el amor dispuesto a superarse hasta
llegar a un nuevo universo de relaciones.
Descargar

El perdón - Comunidad de Matrimonios