El Perdón
Qué es el Perdón? Def.
1. Acción de perdonar: pedir perdón.
2. Remisión de una pena, una deuda o una
obligación pendiente: el militar golpista
declaró que nunca solicitaría el perdón porque
él no estaba arrepentido de nada.
3. Expresión para pedir disculpas por algo que ha
hecho o dicho y que puede molestar a los
demás: perdón, no era mi intención pisarte;
perdón, no quería decir eso.
Elementos involucrados
en el proceso del perdón
ELEMENTOS A TENER EN CUENTA
• Resentimiento, Rencor, Amargura
• Arrepentimiento deliberado
• Reconciliación (debe siempre empezar por
nosotros mismos) (Mateo 5:23; Mateo 18.
15-17)
• ¿Que es lo que nos divide?
• El perdón es necesasario en nuestra vida
(Colosenses 3:13
• Aceptar la importancia del Problema
Mateo 5:23
« Por tanto, si traes tu ofrenda al
altar, y allí te acuerdas de que tu
hermano tiene algo contra ti, deja allí
tu ofrenda delante del altar, y anda,
reconcíliate primero con tu hermano,
y entonces ven y presenta tu
ofrenda.»
Mateo 18:15-17
“Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve
y repréndele estando tú y él solos; si te
oyere, has ganado a tu hermano. Más si no
te oyere, toma aún contigo a uno o dos,
para que en boca de dos o tres testigos
conste toda palabra. Si no los oyere a ellos,
dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia,
tenle por gentil y publicano»
Rencor, Resentimiento o
Amargura
Hay dos Soluciones:
• Continuar con el Rencor
• La Resolucion Biblica:
La falta de solución en temas interpersonales
trae aparejados problemas con Dios. En
primer término pues uno se aleja de su
guía y sus mandamientos.
Pasos que debe tomar una
persona con Rencor o Amargura
1. Reconocer el resentimiento y enfrentar lo que lo
provocó.
2. Reconocer que hay pecado en la mala respuesta al
problema. Esto requerirá arrepentimiento.
3. Confesión de su pecado a Dios. Ir a la otra persona
involucrada y resolver el problema.
4. Reconocer una nueva actitud que llevará a la madurez.
Reconocer que lo que sucedió tiene sentido y
propósito, aunque en ese momento no lo
comprendamos. Si Dios permite algo en nuestras vidas
lo utilizará para nuestro bien.
Liberacion del Rencor
1. Ceder toda la responsabilidad de
cualquier castigo a Dios
Romanos 12.19-21 “No os venguéis vosotros mismos,
amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque
escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.
Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si
tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de
fuego amontonarás sobre su cabeza. No seas vencido de
lo malo, sino vence con el bien el mal.»
Liberacion del Rencor
2. Ver el propósito de la ofensa
1 Pedro 2.19-24 “Porque esto merece aprobación, si alguno a causa
de la conciencia delante de Dios, sufre molestias padeciendo
injustamente. Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo
soportáis? Más si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto
ciertamente es aprobado delante de Dios. Pues para esto fuisteis
llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos
ejemplo, para que sigáis sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se
halló engaño en su boca; quien cuando le maldecían, no respondía
con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino encomendaba la
causa al que juzga justamente; quien llevó él mismo nuestros pecados
en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a
los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados.”
Liberacion del Rencor
3. Ver cómo Dios utiliza la ofensa y al
ofensor como instrumentos para
nuestro bien
Lucas 23.34 “Y Jesús decía: Padre, perdónalos,
porque no saben lo que hacen. Y repartieron
entre sí sus vestidos, echando suertes”
Liberacion del Rencor
4. Ver las heridas de la ofensa como la manera en
la que Dios dirige nuestra atención hacia las
necesidades del ofensor.
Hechos 16.16-18 “Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos
salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación,
la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando. Esta,
siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos
hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el
camino de salvación. Y esto lo hacía por muchos días; mas
desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando
en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella
misma hora.”
Caminos ante la Ofensa
• Venganza
Prohibida claramente en las Escrituras.
• “Olvidar”
Esta parece una opción piadosa, pero no
es válida. “Olvidar "es la opción más fácil
pero la relación no es
restablecida y a la larga el problema
aparecerá por algún lado.
• Perdonar Genuinamente.
Es la opción más difícil pero la única con
resultados eternos.
Las Oportunidades que brinda
el Perdon
• Si la ofensa fue intencional
El ofensor estará observando nuestra
reacción. Aquí tendremos la oportunidad de
mostrar amor y perdón, como imitadores
de Jesús.
• Si la ofensa no fue intencional
Pone en evidencia la necesidad o inmadurez
del ofensor. Aquí tendremos la oportunidad
de orar y enseñar.
Mateo 18:21-22
“Entonces se le acercó Pedro y le
dijo: Señor, ¿cuántas veces
perdonaré a mi hermano que
peque contra mí? ¿Hasta siete?
Jesús le dijo: No te digo hasta
siete, sino aun hasta setenta veces
siete.”
Qué es el Perdón?
Es un fruto del
Amor
Descargar

El Perdón