EL PERDON
El Perdón
•
Efesios 4:31-32.
• Quítese de vosotros toda amargura, enojo, ira,
gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes
sed benignos unos con otros, misericordiosos,
perdonándoos unos a otros, como Dios
también os perdonó a vosotros en Cristo.
Introducción
• Hoy veremos un tema de vital importancia para la
Iglesia de Dios, es necesario ser obedientes al
Señor en esta área de la vida de un creyente
puesto que nos puede llevar al fracaso y a la
pérdida de la comunión y del éxito con Dios.
• Es importante recalcar que el perdón del cual
trataremos en la noche de hoy se refiere al
perdón entre los creyentes, dentro de la familia
de Dios.
Que es el Perdón
El perdón es una expresión de amor.
El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y
enferman el cuerpo.
No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo
apruebes.
•
•
•
Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que
te lastimó.
Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o
enojo.
El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.
La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. Te tiene encadenado.
La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos
emocionales que tienes.
El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario.
"La declaración del Perdón es la clave para liberarte".
•
"Recuerda que con la vara que mides, serás medido..."
•
•
•
•
• En el perdón existen dos personas , el ofensor y el ofendido:
1.
cuando el ofensor solicita el perdón de corazón , este se libera sea que lo perdonen o no.
2.
Cuando el ofendido perdona, también se libera, de lo contrario continua atado
¿Por qué es necesario perdonar?
Mateo 18:21-35.
Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a
mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo
hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
¿QUE ES NECESARIO PARA PERDONAR?
Porque toda falta de perdón produce siempre un alejamiento.
Y porque al quedar una ofensa o pecado pendiente siempre produce amargura de
quien la sufre. El que guarda una raíz de amargura en su corazón está pecando
directamente contra Dios y no puede tener una vida de éxito y provecho en el Señor.
¿Qué pasa cuando no se perdona?
Lucas 6:37-38.
Principalmente se tiene un pecado pendiente contra Dios. Cuando nosotros vamos a
Dios para pedir perdón de nuestras ofensas y no hemos perdonado, él desea que
confesemos primero la violación al segundo pecado más grande que cometemos contra
él: No amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Se está solicitando el perdón
para si mismos, pero no estamos dispuestos a concederlo a otros.
¿Por qué no perdonamos?
Por causa directa del pecado. Veremos algunas
razones a continuación:
1. Por orgullo. ¿por qué me he de humillar perdonándolo?
2. Para castigar al ofensor.
3. Porque esperamos un mal en el ofensor para restituir la ofensa.
4. Porque queremos un castigo de acuerdo a nuestra justicia.
5. Es su problema, no el mío.
En todas las razones anteriores hay un pecado personal de por
medio. Debemos preguntar a Dios: ¿Que pecado mío me impide
perdonar a esta persona? Hechos 3:19.
¿Qué debemos tener en cuenta para perdonar?
1. Que nosotros también hemos sido perdonados. Efesios 4:31-32.
2. Que Cristo ya perdonó ese pecado. Colosenses 2:13.
3. Que el pecado es contra Dios y de rebote contra nosotros. Salmo
51:4 .
4. Que tambien nosotros somos pecadores. jn 8:1-11(mujer
adultera)
¿Cómo debemos perdonar?
Al tener la convicción de que perdonar es separar el pecado del pecador nos
lleva a perdonar como Cristo nos perdonó. No viendo la ofensa cometida a
nuestra persona, sino el problema del pecador con Dios, porque a eso se
reduce el pecado, a un problema con Dios. Lc 23:34 , Hch 7:60 .
Conclusión
El otorgar y el pedir perdón es un acto que debe ser motivado
directamente por Dios en nuestro corazón, lo que no es así es del
diablo y motivo de pecado.
Aquel que pide perdón sin la conciencia de la ofensa a Dios y al
hermano peca por no amar a Dios primeramente y no amar a su
prójimo como a sí mismo, y no puede estar bien en su vida
cristiana.
Aquel que no perdona de acuerdo al carácter de Dios y no se
compromete con la vida del ofensor, no está siguiendo el ejemplo
de Cristo y no está teniendo el sentir que tuvo Cristo Jesús. Fil 2:4-7
Cuando practiquemos esto en la Iglesia experimentaremos que el
amor en realidad cubre multitud de pecados.
Video
OREMOS:
En el Nombre de Jesucristo, yo (di tu nombre) perdono a
(di el nombre de la persona a la que vas a perdonar),
te perdono por toda ofensa, humillación, envidia, maldición y rechazo.
Te perdono por los pleitos, insultos, abandonos, golpes y rencores.
Te perdono por tu alcoholismo, por las infidelidades y mentiras.
Te perdono por no cumplir lo prometido, por tus chismes y calumnias.
Te perdono por toda falta de amor, consideración y caridad.
En el Nombre de Jesús yo te perdono.
En el corazón de Jesús yo te perdono.
En la misericordia de Jesús yo te perdono, te bendigo
y desato todo lazo de rencor entre tú y yo.
Delante de Dios te declaro inocente y libre; ya no me debes nada.
Le pido a Jesús que te ame profundamente, te llene de paz y se manifieste en ti con
abundancia de bienes espirituales y materiales. Amén. Amén. Amén.”
Descargar

el perdon - WordPress.com