TRANSPORTES PÚBLICOS DE
VIAJEROS
TRANSPORTES PÚBLICOS DE VIAJEROS
Podemos definir los transportes públicos de viajeros como aquellos medios
de transporte que sirven para cubrir las necesidades de desplazamiento
que tienen los usuarios. Dichas necesidades de desplazamiento pueden
ser realizadas a través de diferentes medios de transporte, como el
autobús (transporte por carretera), el tren (transporte ferroviario) o el avión
(transporte aéreo), estando cada uno de ellos sujetos a una legislación,
que pasamos ahora a analizar.
TRANSPORTE POR CARRETERA (AUTOBÚS)
El transporte en autobús es aquel que se realiza por carretera, cuando
estén dedicados a realizar los desplazamientos de las personas y sus
equipajes en vehículos construidos y acondicionados para tal fin.
Pueden ser regulares o discrecionales
TRANSPORTES PÚBLICOS REGULARES
Los transportes públicos regulares de viajeros por carretera son lo que se
efectúan dentro de itinerarios preestablecidos, y con sujeción a calendarios
y horarios prefijados.
Los transportes públicos regulares de viajeros por carretera pueden ser:
- Transportes públicos regulares de viajeros por carretera permanentes:
se prestan de forma continuada para atender necesidades estables.
- Transportes públicos regulares de viajeros por carretera temporales: se
prestan para atender necesidades circunstanciales en el tiempo.
EL TÍTULO CONCESIONAL
El título concesional de los transportes públicos regulares de viajeros por
carretera, se concierta entre la Administración competente y la empresa
explotadora del servicio.
Dicho título concesional establece las condiciones de prestación del
servicio.
Asimismo, el título concesional establece los itinerarios, horarios y
paradas, los cuáles también deben estar expuestos al público en las
estaciones de viajeros y en los establecimientos de la empresa abiertos al
público.
El título concesional también tiene que establecer el número de plazas que
deberán ofertarse en cada expedición, así como la capacidad, condiciones
técnicas de seguridad y antigüedad de los vehículos adscritos a la línea.
Cualquier modificación sobre el título concesional tiene que ser
expresamente AUTORIZADO por la Administración competente.
EL CONTRATO
El contrato de transporte se materializa en el propio billete.
En el billete deberán constar, como mínimo:
- El nombre de la empresa que lo expide.
- Origen y destino del viaje.
- Fecha de emisión.
- Precio del billete con IVA incluido.
- Fecha de realización del servicio, salvo en servicio de cercanías o fecha
abierta.
- Identificación del vehículo a utilizar.
Todos los usuarios tienen que estar amparados por una póliza de seguro
obligatorio de viajeros, la cual va incluida en el propio precio del billete.
EL EQUIPAJE
Pueden transportarse de forma gratuita hasta 30 kg. de peso. En caso de
pérdida o deterioro del equipaje, deberán ser indemnizados por un importe
de 14,05 euros por cada kilogramo de peso del equipaje perdido o
deteriorado. No obstante, el usuario puede contratar un seguro
complementario si se estima que se transportan objetos de mayor valor.
Respecto al equipaje de mano, la normativa señala que se considera como
tal, todo pequeño objeto destinado al abrigo, adorno o uso personal que un
viajero lleve consigo durante el viaje a bordo del habitáculo del vehículo,
sin especificar unas dimensiones concretas.
LAS TARIFAS
Las tarifas en los transportes públicos regulares de viajeros por carreteras,
tienen que ajustarse a los límites máximos previamente comunicados y
autorizados por la administración.
Deberán anunciarse convenientemente a los viajeros mediante las
pertinentes tablas de precios expuestas en las estaciones y
establecimientos de la empresa.
Tienen que contar con la aprobación de la Comisión de Precios.
En Andalucía, tendrán que aplicarse de forma obligatoria descuentos para
mayores de 65 años titulares de tarjetas de beneficiarios (50%), así como a
familias numerosas (20%).
LOS TRANSPORTES PÚBLICOS DISCRECIONALES
Los transportes públicos discrecionales de viajeros por carretera son los
que se llevan a cabo sin sujeción a itinerario, calendario, ni horario
preestablecido.
Los transportes públicos discrecionales de viajeros por carretera se
prestan de forma libre por la empresa debidamente autorizada por la
administración, si bien dicha autorización deberá determinar:
- El ámbito territorial de la autorización.
- La clase de transporte.
- El vehículo autorizado.
A diferencia del transporte público regular de viajeros, las condiciones del
transporte vendrán establecidas por las cláusulas contractuales, rigiendo el
principio de libertad de contratación y limitadas sólo por lo establecido en el
Código Civil y en las leyes sectoriales de protección a los Consumidores y
Usuarios.
EL CONTRATO EN LOS TRANSPORTES PÚBLICOS
DISCRECIONALES DE VIAJEROS POR CARRETERA
El contrato en los transportes públicos discrecionales de viajeros por
carretera deberá reflejar al menos:
- La fecha y hora de salida y llegada.
- Puntos de salida y destino.
- Precio contratado.
Respecto a los seguros y garantías y prohibición de fumar rigen los
mismos principios que para el transporte público regular de viajeros por
carretera, salvo que se pacten cantidades superiores en concepto de
seguro.
TRANSPORTE FERROVIARIO
El transporte ferroviario es aquel que se realiza a través de trenes. Al igual
que en los casos anteriores, en el transporte ferroviario, el billete incluye un
seguro de accidentes.
EL EQUIPAJE EN EL TRANSPORTE FERROVIARIO
La responsabilidad de la empresa ferroviaria por los DAÑOS, PÉRDIDAS
O AVERÍAS que sufran los equipajes que hubieran ido facturados, será de
14,50 euros por kilogramo bruto que falte o se dañe, hasta la cantidad
máxima de 600 euros por viajero.
Esta cantidad será actualizada, anualmente, con arreglo al Índice de
Precios al Consumo (IPC). Igualmente si el usuario estima que se
transportan objetos de mayor valor se puede contratar un seguro
complementario.
CANCELACIÓN DEL TRANSPORTE FERROVIARIO:
En caso de CANCELACIÓN, si ésta se produjera en las cuarenta y ocho
horas previas a la fijada para el inicio del viaje, la empresa ferroviaria
estará obligada, a elección del viajero, a proporcionarle transporte en otro
tren u otro modo de transporte, en condiciones equivalentes a las pactadas
o a devolverle el precio pagado por el servicio. Cuando el viajero fuera
informado de la cancelación del viaje en las cuatro horas previas a la fijada
para su inicio, tendrá derecho, además, a una indemnización a cargo de la
empresa ferroviaria consistente en el doble del importe del título de
transporte.
RETRASO EN TRANSPORTE FERROVIARIO
En caso de RETRASO en la llegada a destino por tiempo superior a una
hora, el viajero tendrá derecho a una indemnización pecuniaria equivalente
al 50% del precio del título de transporte utilizado. Cuando el retraso
supere la hora y treinta minutos, la indemnización pecuniaria será del
100%, es decir, el total del precio del billete.
Asimismo, en caso de que un viajero pierda el ENLACE de una
combinación ferroviaria por retraso en el primer tren, la compañía tiene la
obligación de cubrir los gastos de hospedaje y manutención que se
originen al viajero.
TRANSPORTE EN AVIÓN
Se refiere al transporte de personas, equipaje o carga, efectuados en
aeronaves. Su regulación es cada vez más uniforme a nivel europeo,
siendo la mayoría de normas estatales una transposición de directivas
comunitarias.
RETRASO O PÉRDIDA EN EL EQUIPAJE
FACTURADO PARA REALIZAR EL VUELO EN AVIÓN
El transportista es responsable del daño ocasionado por retrasos o
pérdidas en el transporte aéreo del equipaje o carga.
Sin embargo, el transportista no será responsable si prueba que él y sus
dependientes y agentes adoptaron todas las medidas que eran
razonablemente necesarias para evitar el daño o que les fue imposible, a
unos y a otros, adoptar dichas medidas.
La indemnización correspondiente en caso de retraso o pérdida del
equipaje facturado se establece en función de los kilos transportados en la
maleta, con un máximo, a menos que el viajero haya efectuado una
declaración de valor complementaria y haya pagado una suma
suplementaria, si le fuera exigida.
En cualquier caso, es obligatorio interponer a la llegada al aeropuerto el
correspondiente parte de irregularidad de equipaje, así como la
correspondiente reclamación en el plazo de 21 días a partir de la fecha en
que el equipaje haya sido puesto en disposición del viajero.
DESTRUCCIÓN O DETERIORO EN EL EQUIPAJE
La empresa transportista es responsable del daño causado en caso de
destrucción o avería del equipaje facturado, por la sola razón de que el
hecho que causó la destrucción, pérdida o avería se haya producido a
bordo de la aeronave o durante cualquier periodo en que el equipaje
facturado se hallase bajo la custodia del transportista.
Al igual que en el caso de retraso o pérdida, la indemnización
correspondiente en caso de destrucción o avería en el equipaje facturado
para el vuelo se establece en función de los kilos transportados en la
maleta, con un máximo, a menos que el viajero haya efectuado una
declaración de valor complementaria y haya pagado una suma
suplementaria, si le fuera exigida.
Sin embargo, el plazo para interponer la reclamación se limita a 7 días a
partir de su fecha de recepción.
RETRASO EN EL VUELO
En caso de retraso de vuelo, la normativa prevé una serie de derechos a
los pasajeros que se establecerán en función de la duración del retraso,
del tipo de vuelo y de la distancia de estos, que podrán llegar a ser, según
los casos:
Comida y refrescos suficientes, en función del tiempo que sea necesario
esperar.
Alojamiento en hotel en los casos que en sea necesario pernoctar una o
varias noches o una estancia adicional.
Dos llamadas telefónicas gratuitas, télex, mensajes de fax o correos
electrónicos.
DENEGACIÓN DE EMBARQUE EN UN VUELO
Se refiere normalmente al fenómeno conocido como overbooking, es
decir, la venta por parte de una empresa de más billetes que plazas de
las disponibles, con el fin de no le afecten las posibles cancelaciones que
se produzcan.
En caso de denegación de embarque en un vuelo, entran en juego los
mismos derechos establecidos para el caso de retraso de vuelo y
diversas opciones a decisión de los pasajeros afectados.
OPCIONES EN CASO DE OVERBOOKING
La conducción al destino final en condiciones de transporte equiparables lo
más rápidamente posible o en una fecha posterior que convenga al
pasajero.
El reembolso en 7 días del coste íntegro del billete correspondiente a las
partes del viaje no efectuadas, o bien a las efectuadas si el vuelo ya no
tuviese razón de ser.
COMPENSACIONES ECONÓMICAS
Por valor de 250 euros para vuelos de hasta 1.500 Kms.
Por valor de 400 euros para todos los vuelos intracomunitarios de más de
1.500 Kms y para todos los demás vuelos de entre 1.500 y 3.500 Kms.
Por valor de 600 euros para todos los vuelos restantes.
Estas compensaciones podrán verse reducidas al 50 % si se ofrece a los
pasajeros la posibilidad de ser reconducidos hasta el destino final dentro de
unos plazos máximos.
CANCELACIÓN DE VUELO
En caso de cancelación de vuelo en avión, se aplican los derechos
establecidos para el caso de retraso en el vuelo, si se cumplieran los
requisitos para ello y se le tendrán que ofrecer las misma opciones de
conducción hasta el destino final o reembolso del billete establecidos para
la denegación de embarque.
Por último, y dependiendo de los días de antelación con la que el
pasajero hubiera sido avisado de la cancelación, se podrá reclamar
también el derecho de compensación anteriormente mencionado en
relación a las denegación de embarque.
Todos los derechos mencionados sobre transporte en avión, sólo son aplicables cuando los
pasajeros parten de un aeropuerto situado en el territorio de un estado miembro de la Unión
Europea sujeto a las disposiciones del Tratado del Reglamento CE 261/2004 o bien a los
pasajeros que partiendo de un aeropuerto situado en un tercer país tengan como destino a
otro situado en el territorio de un Estado miembro sujeto a las disposiciones de este tratado,
salvo que ya estén amparados por la normativa de dicho país, si el transportista aéreo
encargado de efectuar el vuelo es comunitario.
RECLAMACIONES:
Para presentar una reclamación en relación a los servicios de transportes,
se podrá hacer directamente ante la empresa, interponiendo una Hoja de
Reclamaciones o a través de las siguientes vías:
- ASOCIACIONES DE CONSUMIDORES.
- Denuncia ante las Administraciones competentes en cada materia.
- Juntas Arbitrales de Transporte.
- Vía judicial.
Descargar

Medios de transporte públicos