1º CUARESMA
Parroquia S. José de
Pumarín - OVIEDO
ME INVOCARÁ Y LO ESCUCHARÉ,
LO DEFENDERÉ, LO GLORIFICARÉ,
LO SACIARÉ DE LARGOS DÍAS
Y LE HARÉ VER LA SALVACIÓN.
1. TÚ QUE HABITAS
AL AMPARO DEL ALTÍSIMO
DI AL SEÑOR:
“DIOS MÍO, CONFÍO EN TI”.
SI ERES HIJO DE DIOS...
SEÑOR,
TEN
PIEDAD
OREMOS
GÉNESIS
2:7-9; 3:1-7
Salmo
50
Misericordia, Señor:
hemos pecado.
S. PABLO A LOS
ROMAMOS
5, 12 - 19
S. Mateo 4: 1-11
Murallas del Templo de Jerusalén.
SEÑOR, TEN PIEDAD
TE PRESENTAMOS
EL VINO Y EL PAN,
BENDITO SEAS
POR SIEMPRE, SEÑOR.
1. BENDITO SEAS, SEÑOR,
POR ESTE PAN QUE NOS DISTE,
FRUTO DE LA TIERRA
Y DEL TRABAJO
DE LOS HOMBRES.
Cuando estamos vacíos,
Dios crea en nosotros un
corazón puro (Salmo)
¿De qué
tenemos
HAMBRE ?
Como criaturas, no nos podemos
poner en el lugar de Dios
¿Buscamos que los demás nos adoren ?
SÍ, ME LEVANTARÉ,
VOLVERÉ JUNTO A MI PADRE.
1. A TI, SEÑOR, LEVANTO MI ALMA,
TÚ ERES MI DIOS Y MI SALVADOR.
2. MIRA MI ANGUSTIA,
MIRA MI PENA,
DAME LA GRACIA DE TU PERDÓN.
SÍ, ME LEVANTARÉ,
VOLVERÉ JUNTO A MI PADRE.
3. MI CORAZÓN BUSCA TU ROSTRO,
OYE MI VOZ, SEÑOR, TE PIEDAD.
4. A TÍ, SEÑOR, TE INVOCO Y TE
LLAMO,TÚ ERES MI ROCA,
OYE MI VOZ.
SÍ, ME LEVANTARÉ,
VOLVERÉ JUNTO A MI PADRE.
5. NO PONGAS FÍN A TU TERNURA
HAZ QUE YO GUARDE
SIEMPRE TU AMOR.
6. SANA MI ALMA Y MI CORAZÓN,
PORQUE PEQUÉ, SEÑOR,
CONTRA TI.
SÍ, ME LEVANTARÉ,
VOLVERÉ JUNTO A MI PADRE.
7. PIEDAD DE MÍ, OH DIOS DE
TERNURA,LAVA MIS CULPAS,
OH SALVADOR.
8. TÚ SABES, SEÑOR,
MIS PECADOS,
ANTE TUS OJOS TODOS ESTÁN.
SÍ, ME LEVANTARÉ,
VOLVERÉ JUNTO A MI PADRE.
9. VUELVE, SEÑOR, VUELVE
A NOSOTROS, SOMOS TUS HIJOS
TENNOS PIEDAD.
10. COMO EL VIGÍA ESPERA LA
AURORA,ASI MI ALMA
ESPERA AL SEÑOR.
Bendito seas, Padre,
por este tiempo
para la conversión
que nos concedes
a todos tus hijos
que andamos desorientados
por los caminos de la vida.
Bendito seas, Padre,
porque nos llamas,
sea cual sea nuestra vida,
a emprender cada día,
de manera más consciente,
el seguimiento de Jesús,
tu Hijo y nuestro Hermano.
Bendito seas, Padre,
por despertarnos
de nuestros sueños,
vaporosos e infecundos,
por liberarnos
de nuestras falsas seguridades,
por poner al descubierto
nuestros ídolos secretos
que defendemos y justificamos.
Bendito seas, Padre,
porque nos das tu Espíritu,
el único
que puede convertirnos,
darnos un corazón de hijos
guiarnos por la senda del Evangelio.
¡Bendito seas, Padre,
por este tiempo tan propicio!
Ulibarri Fl.
Señor, Tú que venciste
el Mal con abundancia
de Bien, haz que
también nosotros
superemos con
magnanimidad los
tropiezos de la vida.
Descargar

Diapositiva 1 - Parroquia San José de Pumarín