Versículos de salmos
leídos
a la luz de algunas
cartas de M. Mazzarello
Salmo 1
El Señor cuida
el camino de los justos
Dichoso el que se complace en la ley del Señor
y la medita de día y de noche
Ánimo, pensemos siempre que todo pasa,
por esto, nada nos turbe, porque todo nos
sirve para adquirir la verdadera felicidad.
(Carta 26)
Salmo 4
Serena confianza de los amigos
de Dios
Tú solo Señor,
me
haces reposar en seguro
Le he dicho (al Señor) que
les dé caridad y un
desprendimiento total de
todo lo que no es Dios,
la paciencia y un perfecto
abandono a la voluntad de
Dios (Carta 33)
Salmo 10
Amor a Dios
El Señor es justo y ama la justicia
Díganme, ¿se quieren todas? … para agradar a nuestra querida
Madre María Santísima, ténganse gran caridad unas con otras,
avísense con dulzura y reciban de buen grado los avisos,
vengan de quien vengan. (Carta 27)
Salmo 15
El Señor es mi parte de heredad
Protégeme, Dios mío,
me refugio en ti
Piensa sólo en cumplir bien tu deber por
amor a Jesús y no pienses en otra cosa.
Si eres humilde, tendrás confianza en Él,
y Él hará el resto (Carta 19)
Salmo 18
La gloria di Dios
Los cielos narran la gloria de Dios
Ánimo, esta vida es breve, procuremos
ahora adquirir tesoros para el Cielo.
(Carta 34)
Salmo 22
El pastor conoce a sus ovejas
Aunque tuviese que caminar por un valle
oscuro, no temeré ningún mal, porque
tú estás conmigo
Recuerda que no basta comenzar, hay que continuar:
hay que luchar siempre, cada día... El Señor mira el
corazón...Si luego la obediencia te parece un poco dura, mira
al Cielo y piensa en el premio que allí te espera (Carta 19)
Salmo 24
Invocación de perdón
fidelidad de Dios
Tengo mis ojos puestos en el Señor
Reza siempre. La oración será el arma que debes tener en la
mano, la que te defenderá de todos los enemigos y te ayudará
en todas tus necesidades. (Carta 66)