Salmo 139:13-15
Tú fuiste quien formó todo mi cuerpo, tú me formaste en el vientre de mi
madre. No te fue oculto el desarrollo de mi cuerpo mientras yo era
formado en lo secreto….Tú me conoces desde el vientre de mi madre…
Salmo 139: 16
….Tus ojos vieron mi cuerpo en formación….
¿Qué hubiera sucedido si
alguno de ellos hubiese
sido…………………………...
…ABORTADO?
Salmo 140
Señor, líbrame de los malvados;
protégeme de los violentos.
Su lengua es aguda como serpiente,
sus palabras como veneno de víboras.
¡Escucha pues mi grito suplicante!
Señor, Señor mi salvador poderoso…
no dejes que sus planes sigan
adelante…
Reconoce: estás necesitado del Mesías por tus pecados… (Rom. 6:23)
Jeremías 9:1
¡Ojalá fueran mis ojos como un manantial, como un
torrente de lágrimas para llorar día y noche por los que
han muerto!
Salmo 94
¿Hasta cuándo se alegrarán los
malvados? Oh Señor ellos destrozan a
tu pueblo. ¡Humillan a los tuyos!
Matan a los inocentes…Pero el Señor
es mi refugio, no dejará solo a los
suyos….
La justicia volverá a ser justa
y todo hombre honrado la seguirá….
En los pasados 200 años más de un millón de norteamericanos han dado sus vidas
por su país. Se han fabricado monumentos, se han predicado palabras de
reconocimiento en honor a éstos héroes norteamericanos.
Pero América está ahora comprometida con una guerra donde no hay héroes, ni
monumentos, sólo víctimas. Nuestra sociedad ha declarado la guerra en contra de los
más indefensos, nuestros niños NO NACIDOS.
Desde que ésa guerra fué declarada enero 22 del 1973 han habido más de 35 millones
de muertes.
Llegará el día en que todos
tendremos que ser juzgados
por nuestro Creador.
(Apocalipsis 20)
“Ví a un gran Trono blanco y
al que está sentado en él.
Delante de su presencia
desaparecieron el cielo y la
tierra . Y ví los muertos
grandes y pequeños, de pie
delante del trono, y fueron
abiertos los libros y también
otro libro que es el libro de
la vida. Los muertos fueron
juzgados de acuerdo a sus
obras y con lo que estaba
escrito en aquellos libros.”
Hebreos 12:14
Procuren estar
en Paz con todos
y llevar una vida
santa, pues sin
la santidad nadie
podrá ver al
Señor.
Creado por :
Lilly M. ><lll>
[email protected]
Descargar

Slide 1