Módulo 2. Afectividad
Madurez Humana
Madurez
La personalidad una organización
dinámica
• es en movimiento, en donde
confluyen los aspectos
físicos, psicológicos, sociales
y culturales de un individuo.
•
La personalidad representa
aquellas características del
individuo que explican los
patrones permanentes en su
manera de sentir, pensar y
actuar.
Madurez
• La vida es un proceso de maduración constante
• Físico, cognitivo, biológico, psicológico
Rasgos de una personalidad madura
• El termino madurez se
refiere al nivel o estado
en el cual estamos
preparados para lograr
determinadas
conductas
Rasgos de una personalidad madura
• Estabilidad emocional: integración
sentimientos y necesidades.
• Conocimiento de sí mismo: cualidades, (falsa
modestia), re-conocerse cualidades y
defectos.
• Capacidad de autoevaluación: hicimos bien o
mal las cosas, asumo responsabilidades, de
frente a los otros y a mi mismo.
• Capacidad de decisión: autonomía
• Capacidad de aceptar riesgos y
responsabilidades: supone esfuerzo y
compromiso, medir riesgos
• Autonomía del Yo: no actuar solo por convencionalismos
Esclavizado por las normas sociales. (excentricidad)
• Fuerza de voluntad: organizar la energía hacia una meta
(constancia).
• Capacidad de esfuerzo: gasto de energía para cumplir
objetivos.
• Capacidad de convivencia: tener en cuenta las
necesidades propias y las de los demás, así
como sus derechos y motivos.
• Aceptarse a sí mismo, tal como soy
• Capacidad de amar de una manera solidaria y
gratuita: sin egoísmo, con capacidad de
sacrificio, no buscar el bien personal sino de la
persona a quien se ama.
• Capacidad de empatía para acoger y
compartir: ponerse en lugar de la persona a
quien se acoge o comparte. Sentir con ella,
vivir lo que ella vive.
• Sexualidad integrada en un proyecto de vida
• Ausencia de ansiedades, dudas y temores en
grado notable: hay que superar las angustias,
ser menos dependientes.
• Prescindir de metas inmediatas para buscar
metas a largo plazo: no vivir deseando
que las cosas se realicen de forma
inmediata, sino trabajar para el futuro.
• Vivir la vida con alegría,
encontrando sentido
incluso a las
frustraciones, vivir de
forma positiva las
experiencias.
• Para crecer como un
“yo” debe tratar con los
“ellos
• Lo que es “mío” y solamente
“mío” me concientiza de ser
un individuo, pero sólo lo que
es nuestro nos madura como
seres humanos afables. “Lo
que me da conciencia de ser
una persona, es el estar en
relación con otro, con el “tú”.
• Crecimiento demanda
comunión y separación por
parte de cada persona en
relación a los demás. La
comunión saludable implica
separación. Para integrarme a
los demás debo reconocer mi
individualidad
Rasgos de la personalidad inmadura.
• Desfase entre la edad
cronológica y la edad mental
• Desconocimiento de uno
mismo:. Se trata de tener claro
que la asignatura más importante
de cada persona es uno mismo, lo
que quiere decir saber las
actitudes y las limitaciones que
uno tiene.
• Inestabilidad emocional: que se
expresa mediante cambios en el
estado de ánimo, pasando de la
euforia a la melancolía y esto de
un día para otro o dentro de un
mismo día.
• Poca o nula responsabilidad; la
inmadurez tiene niveles, lo
mismo que sucede con
cualquier hecho psicológico.
Esta palabra procede del latín
"respondere", que significa:
contestar, prometer, satisfacer
•
Mala o nula percepción de la
realidad: la captación incorrecta de
sí mismo y del entorno que le
rodea le lleva a tener una conducta
desadaptada tanto intrapersonal
(desarmonía consigo mismo) como
interpersonal (inadecuado
contacto con los demás, no
sabiendo medir las distancias ni las
cercanías).
• Ausencia de un proyecto de vida: la vida no se
improvisa. Necesita una cierta organización, un
esquema que diseñe el porvenir. Los tres grandes
argumentos de éste son: amor, trabajo y cultura.
• "La voluntad de sentido", "El sentido de la vida" y "La
libertad de volición".
• Falta de madurez afectiva: entender qué es, en qué
consiste y cómo vertebra nuestra vida sentimental. Por
amor tiene sentido la vida. Pero no hay amor sin
renuncias. Y al mismo tiempo saber que nadie puede
ser absoluto para otro.
• Falta de madurez intelectual
• Poca educación de la voluntad: Cuando es
frágil y no está templada en una lucha
perseverante, convierte a ese sujeto en
alguien débil, blando, voluble, caprichoso,
incapaz de ponerse objetivos concretos, ya
que todos se desvanecen ante el primer
estímulo que llega de fuera y le hace
abandonar la tarea que iba a tener entre
manos.
• Criterios morales y éticos inestables
Descargar

Módulo 2. Afectividad