EL RETO
DE CONVERTIRME
EN PERSONA
[email protected]
Nuestro punto de partida:

“Hasta que todos, sin excepción
alcancemos la madurez del adulto, el
desarrollo pleno en Cristo… crezcamos
en todo aspecto hacia Aquél que es la
cabeza, Cristo…”
“Efesios 4,13.15
“Alcanzar la estatura de Cristo”

Él es la medida del hombre - mujer pleno.

Es Dios y Hombre

Ser plenamente humanos para ser
plenamente imagen y semejanza de Dios

¿Cómo lograrlo?
“TRABAJAR SOBRE UNO MISMO”

La oruga … y la mariposa…

Llega a ser una persona adulta, madura
sólo quien:
– Ha pasado por la escuela del conocimiento
de sí mismo.
– Ha Logrado poner en orden y responder a
sus propias necesidades y pasiones
Trabajar sobre “uno mismo”
SIGNIFICA:

OBSERVARME a mí mismo…

EXAMINAR a fondo mis pensamientos y
sentimientos…

Evagrio Póntico en PRAKTIKÓS

OBSERVARME a mí mismo…
– Conocer los afectos que me impulsan
– Descubrir las necesidades que surgen de
mi interior
– Ubicar las pasiones que me determinan

EXAMINAR a fondo mis pensamientos y
sentimientos…
– ¿Qué es lo que me quieren decir?
– ¿Qué problema fundamental se está
anunciando a través de ellos?
– ¿Qué heridas están provocando en mí y en las
personas que están a mi alrededor?
– ¿Qué me está impidiendo tener ideas claras?
Si no realiza estas dos acciones:
No podrá asumir de manera “madura”
ninguna “responsabilidad de
conducción”.
 Con relativa facilidad mezclará su
“responsabilidad de conducción” con sus
necesidades no confesadas.
 Sus pasiones reprimidas determinarán
sus afectos y le impedirán desarrollar
una clara y madura “actividad de
conducción”.

Una persona adulta que debe
asumir responsabilidades:
Si no ha logrado el equilibrio interno en su
persona…
 Si le falta el dominio propio…
 Podrá alcanzar metas a corto plazo…
 Pero a la larga contaminará sus actividades
con su falta de madurez y frenará su propio
desarrollo y el de las personas que se
encuentren a su alrededor.

Generalmente:
Las necesidades y afectos que no han
llegado a hacerse plenamente
conscientes son proyectados sobre los
demás.
 Se provoca así una especie de “puré de
emociones” que, como arena en un
engranaje, impiden el buen desarrollo
de relaciones humanas de crecimiento.

AQUELLO QUE NO SE
CONTEMPLA CARA A CARA,
CONSCIENTEMENTE, ACTÚA
EN LA SOMBRA Y PRODUCE
EFECTOS DESTRUCTIVOS EN
LA PROPIA PERSONA
Y EN TODO LO QUE ESTÁ
A SU ALREDEDOR
“CRECER COMO PERSONAS”
Hacerse persona es un proceso
dinámico que se realiza a lo largo
de toda la vida.
A este proceso le llamamos
MADUREZ
MADUREZ…
proceso de crecimiento

Un fruto está maduro cuando ha llegado a
ser lo que tiene que ser por su esencia y
cuando otros pueden disfrutar de él

Un ser humano ha madurado cuando ha
desarrollado su esencia y se ha convertido
en bendición para otros.
ES MADURA…
La persona que ha integrado todas sus
capacidades y posibilidades, al igual que
todos los aspectos luminosos y sombríos
de su propia existencia.
 La persona que ha llegado a estar en
armonía consigo misma; que no se ve
arrastrada de un lado para otro, por sus
diferentes posibilidades y necesidades.

LA MADUREZ:
No es sólo para uno mismo; también es un
regalo para las demás personas.
 El fruto madura “para ser disfrutado”
 El ser humano madura para que otras
personas puedan participar-disfrutar de su
madurez y alegrarse con él y por él.
 Como un fruto maduro exquisito!

LA PERSONA MADURA:

No gira constantemente
en torno a sí misma;
responde desde ella
misma a los desafíos de
la vida y de las distintas
situaciones que vive.
EN ESTE PROCESO DIOS ESTÁ
SIEMPRE PRESENTE:

La ESPIRITUALIDAD es
siempre un camino de madurez
humana que pasa primero por
el autoconocimiento para poder
llegar al conocimiento de Dios.
“ Si quieres conocer a Dios,
aprende primero
a conocerte a ti mismo”
Evagrio Póntico, Siglo IV
“LLEGAR A SER LO QUE DIOS
QUIERE QUE SEA”
Alcanzar la imagen única e
irrepetible que Dios se ha
formado de mí.
 Hacer realidad la palabra que
Dios ha pronunciado sobre mí;
lo que Dios sólo a través de mí
puede hacer explícito.


Cada persona, con su propia vida,
imprime en este mundo una huella que
sólo ella y nadie más , puede imprimir

Es madura la persona que en este
mundo IMPRIME LA HUELLA MÁS
PERSONAL DE SU VIDA, en lugar de
limitarse a seguir las huellas de los
demás.
Para llegar a ser una
persona madura
necesito vivir un
profundo proceso de
TRANSFORMACIÓN
¿TRANSFORMACIÓN?
Para llegar a ser una persona
plena, madura.
 Para alcanzar a ser lo que
tengo que ser de acuerdo a mi
esencia
 Para ser lo que Dios ha soñado
de mí.

¿Transformación
o
cambio?
No es lo mismo:
Queremos cambiar cuando no
podemos aceptarnos tal como somos.
 Las estrategias para cambiar suelen
ser violentas y agresivas; nos irritamos
contra nosotros mismos.

Nada de mi persona
queda fuera de ese
encuentro:

Tomo conciencia ante mi y ante Dios
de todo lo que hay en mi persona que
se opone a la imagen única y originaria
que Él se ha formado de mí.
El cuento de los tres lenguajes…
Un Conde envió a su hijo con un
maestro para aprender algo sensato…
 Al año regresó… había aprendido el
lenguaje de los perros…
 Furioso el padre lo envío con otro…
aprendió el lenguaje de las ranas…
 El tercer año el lenguaje de las aves…

El cuento de los tres lenguajes…
De regreso… llegó a un castillo… le
ofrecieron albergue con una manada de
perros salvajes que habían devorado
personas…
 El joven sin miedo, comprendió el
lenguaje y habló con ellos…
 Eran feroces porque cuidaban un
tesoro… se lo mostraron y entregaron…

¿Qué enseña?
Donde los perros ladran con más
fuerza ahí está el tesoro.
 Las agresiones que ladran (sexualidad,
envidia, miedo, depresión… me indican
que vivo al margen de mi verdadero
tesoro que soy yo mismo, porque me
he cubierto de una imagen que no
corresponde a mi auténtico ser.

¿Qué enseña?
Gracias a los perros que ladran puedo
empezar a buscar mi propio tesoro.
 Debo aprender a contemplar mis
pensamientos y sentimientos,
enfermedades y problemas…
 No para tenerlos bajo control, sino para
dejar que muestren donde está mi
tesoro escondido.

¿Qué enseña?
El lenguaje de las ranas… es el
lenguaje de los sueños, del
inconsciente.
 El lenguaje de las aves… el lenguaje
de lo espiritual que hay en mi persona.

Lc. 14, 31-32
El rey es el yo interior
 10,000 soldados; mi fuerza, mi disciplina
 Deseo derrotar a mis enemigos: errores y
debilidades
 Pero al luchar genero una fuerza interior
contra mi y debo ocuparme en defenderme.
 Consumo mis energías defendiéndome de
mis enemigos…
 Y no me queda fuerza PARA VIVIR

¿qué hacer?
Hacer la paz con los enemigos
 Convertirlos en amigos
 Mi horizonte vital se extiende: ahora
tengo 30,000 soldados…

Pensamientos y sentimientos
 El cuerpo
 Los sueños
 La relación con los demás
 El trabajo

LA PERSONA
PLENAMENTE HUMANA
MANTIENE UN SANO
EQUILIBRIO ENTRE
INTERIORIDAD
y
EXTERIORIDAD
EL INTROVERTIDO:
Está interesado exclusivamente en sí
mismo.
 Él es el centro de gravedad de su
propio universo.
 Debido a la preocupación que tiene por
sí mismo es ajeno al mundo que le
rodea.

EL EXTROVERTIDO:
Se prodiga hacia fuera...
 Pasa con una maravillosa facilidad de
una distracción externa - ocupación - a
otra...
 Su vida no es en absoluto reflexiva…
 Por lo que carece de profundidad.

La interioridad...

Implica que una persona se ha
explorado y experimentado a sí misma.
– Es consciente de la vitalidad de sus
sentidos y emociones; de su mente y
voluntad…
– No le producen miedo ni extrañeza los
mensajes de su cuerpo y de sus
emociones.
“CONOCERME A MÍ MISMO”
Poseerme es requisito previo a entregarme

Para poder entrar en contacto con los
demás tengo que entrar en contacto
conmigo mismo.
– Debo conocer quién soy y qué es lo que
siento en mi interior antes de establecer
relaciones humanas plenas.
– Debo aprender a sintonizar conmigo mismo
– Necesito escucharme, acogerme, respetarme
y aceptarme.
Conocerme a mí mismo es:

Ser consciente de mí mismo
– No de manera egoísta, sino para abrirme a
los demás.
– Es “dialogar conmigo mismo”


En la medida en que soy sensible a mí mismo, a
mis propios sentimientos seré sensible a los
sentimientos del otro…
En la medida en que sintonice con mis propias
sensaciones seré capaz de percibir las
sensaciones de los demás.
Tres posturas ante uno mismo:

DESCONOCERME o NO
ENTENDERME

RECHAZARME

QUERER CONOCERME Y
ACEPTARME
DESCONOCERME
“No sé quién soy”... “no sé lo que me pasa”...
“no me entiendo a mí mismo”

No tengo muy claros mis sentimientos

No sé muy bien lo que me pasa

Oculto mis propios sentimientos
proyectándolos en las demás personas
RECHAZARME
“No reconocer o no aceptar mis sentimientos…
La no aceptación de mi mismo
es una forma de rechazo”

Reprimir mis sentimientos es inútil y dañino.

Finalmente éstos se expresarán en forma
de tensión y nerviosismo, aparentemente
sin causa, provocando reacciones “fuera de
lugar”.
CONOCERME Y ACEPTARME

Es la auténtica actitud de conocimiento y
diálogo conmigo mismo.

Es diálogo integrador y liberador de mi yo
auténtico, que me capacita y prepara para
el diálogo con los demás.

Es el camino obligado para mi
crecimiento.
EL CONOCIMIENTO Y LA
ACEPTACIÓN DE UNO
MISMO
Dinámica liberadora y creadora
de la persona
“ACOGERME A MI MISMO”
Recibirme es mi primera responsabilidad
 Es la gran dinámica liberadora y creadora
de nuestra más auténtica identidad.
 Nuestra felicidad personal depende de la
realización y actualización de quienes
somos realmente.
 Para poder actualizarme e integrarme
como persona tengo que conocerme y
descubrirme como soy.

DESENMASCARARNOS
Desenmascarar nuestras falsas identidades
 Despojarnos del personaje, de los roles y
papeles que desempeñamos ante nosotros
mismos y ante los demás.
 Arrancar la careta que cubre nuestro
verdadero rostro.
 Arrancar las costras que se nos han
pegado con el paso del tiempo y de la
historia...

NUESTRO PRINCIPAL RETO ES:
* aceptar lo que somos,
* como somos
* y como estamos en este
momento concreto
Algunas personas...
No viven su vida…representan un papel
en una especie de función de teatro.
 Han asumido un papel ante ellas mismas
y ante los demás.
 Viven representando el papel que ellas
han escogido voluntariamente o que los
demás le han asignado e impuesto

Asumimos las máscaras...
Porque no nos escuchamos suficientemente
a nosotros mismos.
 No vivimos en comunicación con nosotros
mismos para conocer nuestros deseos más
auténticos.
 Escuchamos más las exigencias exteriores
que nuestras más íntimas necesidades.
 Respondemos a ellas como si fueran las
nuestras

Algunas máscaras...
Fruto del temor al ridículo...
 Aparentar lo que no somos…
 Intentar quedar bien ante los demás…
 Afán de competir para ganar la estima
de otros…
 Para conseguir lo que deseamos...

Es necesario liberarnos:

Ser conscientes del papel que hemos
estado representando en la vida.

Vivir un momento de iluminación
“insight”

“Experiencia cumbre” (A. Maslow)
EXPERIENCIA CUMBRE
Cae en la cuenta de la falsedad en que ha
estado viviendo…
 Decide arrancarse la careta que ocultaba
su rostro...
 Determina dejar de ser el personaje que
había adoptado...
 Se esfuerza en ser quien verdaderamente
es

PERO...
No es un momento fácil en la vida.
 Cuesta trabajo; es doloroso arrancar las
adherencias que constituyen una especie
de “segunda naturaleza”
 Temor por pensar que al dejar el
personaje perderemos nuestra identidad,
cuando es totalmente lo contrario.

Al despojarnos de la careta
y del personaje,
quedan al descubierto
y con posibilidad de auténtico
crecimiento y desarrollo,
el rostro y la identidad más
auténticamente nuestros.
PERO, ¿cómo lograr esto?
Tenemos que escuchar nuestras
profundidades más íntimas
 Dialogar allí con las raícez más escondidas
de nuestro ser
 Preguntarnos no por nuestras ideas, sino
por nuestros sentimientos, emociones e
intenciones escondidas

Sólo hay una persona con la
que siempre estaré… de la
que jamás podré separarme ni
un instante… con ella viviré el
resto de mi vida, sin
ausencias ni separaciones… y
esa persona soy YO MISMO
Por eso:
Es importante “llevarme bien conmigo
mismo”
 Sentirme a gusto…
 Estar “en casa” y no como de visita en mi
propio interior.
 Llegar a ser “buen amigo” de mi mismo.

mi gran tarea:
Dejar de ser enemigo de mi mismo
 No ser mi propio tirano,
 No encarcelarme dentro de mí
 No ser yo mi propia prisión
 ESTO ES LO QUE HACEMOS CUANDO
NO NOS ACEPTAMOS COMO SOMOS.

¡QUE EXIGENTES,
INCOMPRENSIVOS E
INTOLERANTES
PODEMOS SER CON
NOSOTROS MISMOS
AL NO ACEPTARNOS
COMO SOMOS!
Descargar

No Slide Title