Crecimiento
Espiritual
Como Persona
Texto: Colosenses
4:12
Intro: El crecimiento espiritual de cada miembro
del cuerpo de Cristo es completamente
independiente de cada persona, así como por
naturaleza cuando un niño que nace es
necesario que crezca en ciertas características:
altura, peso, conocimiento y capacidad para
poder tomar ciertas decisiones por si solo, de la
misma manera es necesario que los hijos de
Dios también crezcamos en altura, peso,
conocimiento y capacidad espiritual.
1. Examen de si mismo
2 Corintios 13:5-11
A. Examinar nuestro crecimiento
•
La vida eterna y nuestra relación con Dios no solo depende
del conocimiento que Él es el Señor. Nuestra vida espiritual
y eterna depende de una constante y cada vez mas
profunda relación con Dios.
B. Nuestra meta es la madurez
•
Como hijos de Dios debemos aceptar nuestra
responsabilidad de madurar espiritualmente, de lo contrario
tendremos que sufrir las consecuencias de la disciplina de
Dios para nuestra corrección y madurez hasta llegar a la
perfección.
Siguiendo los buenos ejemplos
1 Samuel 2:22-26
A. Madurar espiritualmente y físicamente
•
Podemos medir nuestro crecimiento espiritual, comparando
nuestra vida con la vida de los personajes bíblicos que se
destacan por amar y obedecer a Dios. Nuestro crecimiento se
muestra en nuestro servicio a Dios en santidad.
B. Nuestra relación con Dios y los demás
•
como podemos crecer en nuestra relación con Dios? comunión
•
como podemos crecer en nuestra relación con el cuerpo de
Cristo? comunión
Crecimiento continuo
Hebreos 5:12; 6:9-12
A. Un proceso de madurez
•
El proceso de la madurez no depende ni se relaciona con la
edad de una persona, la madurez en un proceso continuo y
depende de nuestro esfuerzo (en la gracia de Dios) en la
práctica y capacidad para tomar decisiones sabias para
aplicar la palabra en nuestra vida diaria.
B. Diligentes en nuestro crecimiento
•
El crecimiento no se produce de manera espontánea. Debemos
proponernos cada día conocer y agradar a Dios. En nuestra
diligencia de nuestro crecimiento necesitamos incluir: lectura,
estudio, oración, ayuno, y aun si fuere posible escuela bíblica.
Descargar

Crecimiento Espiritual