CRÓNICA DEL DÍA 11 DE
NOVIEMBRE
Después del reconfortante
descanso del domingo
iniciamos la séptima jornada de
nuestro Curso de Formación.
Una cálida mañana primaveral
acogió nuestro despertar y,
alegres, comenzamos la
actividad motivacional del día:
un abrazo fraternal inesperado.
Durante la mañana
reflexionamos sobre el
significado de ser discípulos de
Jesús. Para ello nos servimos
del libro “El evangelio de
Marcos”, de Carlos Bravo. En
grupo leímos un capítulo del
mismo y compartimos
impresiones e inquietudes. Para
muchos, una nueva visión de
Jesús trajo consigo preguntas y
retos. A todos la humanidad nos
maravilló e impulsó a vivir
nuestra vocación humana al
estilo de Jesús.
Por la tarde profundizamos en
Jesús contemplando la escena
de Getsemaní. Nos servimos
entonces del relato del
evangelista Marcos y la
interpretación del mismo del
libro “Un tal Jesús”.
La jornada terminó con la
eucaristía. Una vez más
compartimos y celebramos todo
lo que vamos experimentando
en este curso. Y en esta
ocasión resaltamos el
sacramento de la reconciliación,
realizado por parejas y
culminado con la imposición de
las manos y el abrazo del
perdón.
Este día fue el elegido para encontrarnos en
una fiesta común –llamada aquí “fogón”-.
Después de la cena disfrutamos con las
distintas actuaciones de todos los países.
Cumbias, pericón, chacarreras, tamunangué,
sevillanas, chirigotas, rancheras y ritmos
africanos alegraron una noche inolvidable llena
de alegría y buen humor.
CRÓNICA DEL DÍA 12 DE NOVIEMBRE
Una suave brisa mecía los árboles, bajo un
luminoso cielo azul, cuando empezamos el trabajo
del día 12.
Lo primero de la jornada fue la celebración de la
eucaristía. Ella fue el colofón del día anterior; en la
misma compartimos la resonancia que había
tenido en nosotros la reflexión sobre Jesús de
Nazaret. La eucaristía fue también el marco para
comprender un nuevo sentido de la Reconciliación
y la Comunión, acontecimientos que hay que vivir
y ofrecer cada uno a lo largo de la vida.
La tarde se dedicó a hacer síntesis de todo lo que habíamos visto hasta durante estos ocho días.
Primero reflexionamos durante un largo tiempo, luego compartimos en parejas y finalmente
plasmamos los descubrimientos personales de forma creativas en un folio.
Ya en la segunda sesión de la tarde descubrimos en grupo las posibilidades y los temores que se
despertaban en nosotros al pensar en la vuelta a nuestra realidad local.
Y con ello finalizamos el trabajo de este día.
Descargar

Diapositiva 1 - Misioneras de la Inmaculada Concepción