Jesús instituye el Sacramento de la
Eucaristía.
Jesús me quiere mucho
y ha querido quedarse
conmigo siempre.
Él encontró una forma
muy especial de
acompañarme y estar
siempre dentro de mí:
LA EUCARISTÍA
Jesús quiso comer una comida muy especial
con sus apóstoles la noche antes de dar
Su vida por nosotros.
El Jueves
Santo,
Jesús
celebró la
Última
Cena con
ellos.
Acabada la cena, tomó el pan y dijo:
“Tomen y coman todos de él porque este es
Mi Cuerpo que será entregado por vosotros”.
Después tomó la copa de vino y dijo:
“Tomen y beban todos de él porque este es el cáliz de
Mi Sangre que será derramada por vosotros”.
Y les dio a los apóstoles el poder
de hacer lo mismo:
“Hagan esto
en memoria Mía.”
Jesús, muchas
gracias por
haber querido
quedarte en la
Eucaristía y
por ofrecerme
este gran
regalo porque
me quieres
tanto.
Tengo tantas ganas de recibirte en la
Comunión. Ayúdame a prepararme bien.
Jesús, yo te
quiero con
todo mi corazón
y quiero que
seas mi mejor
Amigo,
ahora y siempre.
Descargar

Descargar