La Sagrada Eucaristía
2. La promesa de la Eucaristía
Jesús multiplica los panes
UnJesús
niñolos
ofreció
bendijo
a Jesús
y los
cinco
dio a panes
los Apóstoles
y dos peces
para
para
quedar
los de
repartieran.
cómo a la
Comieron
multitud.
miles de
personas y recogieron
doce cestos de sobras.
Los milagros de Jesús manifiestan su
poder
Después de los milagros, los
discípulos pueden entender
que quien tiene poder para
multiplicar los panes, curar
enfermedades incurables o
caminar sobre las aguas,
tiene también poder de
convertir el pan y el vino en
su Cuerpo y su Sangre.
Después de multiplicar los panes, Jesús promete la
Eucaristía
Jesús explica que Dios
alimentó a los judíos en el
desierto mandándoles el
maná. Ellos se
alimentaron cuando
atravesaban el desierto,
pero después murieron.
Jesús promete la Eucaristía
Entre otras cosas nos
dice: El pan que yo os
daré es mi carne para
la vida del mundo.
Quien come mi carne y
bebe mi sangre tiene
vida eterna, porque mi
carne es verdadera
comida y mi sangre es
verdadera bebida (Jn 6,
51-55).
Jesús hablaba de presencia real
Las palabras de Jesús no
se pueden entender de
modo simbólico: los que
escuchaban pensaron
que aquello no podía
ser verdad y se
quejaron: Estas
palabras son muy
duras… ¿cómo puede
este darnos a comer su
carne?.
Jesús no hablaba de modo simbólico,
sino de presencia real
Por eso Jesús no dijo cuando los judíos se escandalizan:
me habéis entendido mal, sino que repite lo que ya
había dicho. Fue tan claro que muchos lo abandonaron.
¿También vosotros queréis iros?
Jesús prefería que lo
abandonasen antes
que cambiar nada de
lo que había dicho.
Pedro y los otros
apóstoles, aunque no lo
comprendían, se fiaron
completamente de
Jesús.
FIN
Descargar

Jesús nos promete la Eucaristia