PRECAUCIÓN, ÉTICA Y MEDIO AMBIENTE:
El principio de precaución como nuevo engranaje entre
conocimiento y acción
●●●
Alfredo Marcos
Departamento de Filosofía / Universidad de Valladolid
[email protected]
• 1.- Introducción
– El principio de precaución media entre el conocimiento (incierto) y
acción (arriesgada)
• 2.- El principio de precaución como principio prudencial
• 3.- Versiones actuales de la prudencia
– 3.1. Ciencia e incertidumbre: el falibilismo
– 3.2. Medio ambiente e incertidumbre: el principio de
responsabilidad
• 4.- El principio de precaución aplicado
– Precaución = protección de la apertura
– 4.1. El principio de precaución y la capa de ozono
– 4.2. El principio de precaución y el cambio climático
2.- El principio de precaución como principio
prudencial
• Prudencia como guía tradicional de la acción:
– Falibilidad
– Responsabilidad
• Promesa moderna: la ciencia como guía de la acción:
– Certeza
– Responsabilidad delegada en el método
– Evitación del miedo “premoderno”
• Regreso a principios prudenciales (como el de precaución)
– Ciencia falible
– Responsabilidad indelegable
– Miedos “postmodernos”
• Primeras aplicaciones del principio de precaución: el caso de la
lluvia ácida
• Extensión del principio de precaución:
– Legislación de la UE. Normativa ambiental internacional. Aplicable
globalmente
– Consideración de los riesgos para futuras generaciones
– Medio ambiente. Seguridad alimentaria. Salud
2.- El principio de precaución como principio
prudencial
• Puntos de disenso:
– Supuestos que justifican la activación del principio de
precaución
– Medidas que se pueden tomar una vez activado
• Interpretaciones extremas
– Hacia una “sociedad de la precaución”: la carga de la
prueba recae sobre la innovación
– Abolición del principio de precaución
• Interpretaciones moderadas
– “Técnica”. Uso provisional del principio hasta que se
pueda reemplazar por prevención y gestión del riesgo
– “Política”. La incertidumbre es ineliminable. Incluso la
prevención y la gestión de riesgos estarán sometidas a
la prudencia
2.- El principio de precaución como principio
prudencial
• “La convergencia entre precaución, prevención y
prudencia podría justificar que se reemplazara el principio
de precaución por un principio de prudencia que
englobaría a la precaución y la previsión” (Kourilsky y
Viney, 2000)
• Sí, pero ¿qué tipo de prudencia?: La phrónesis aristotélica
• Pre-visión, pre-caución y etimología de la prudencia (providentia)
• Prudencia y precaución como actitudes:
– “El principio de precaución define la actitud que debe observar
toda persona que toma una decisión relativa a una actividad de la
que se puede razonablemente suponer que comporta un peligro
grave para la salud o la seguridad de generaciones actuales o
futuras, o para el medio ambiente” (Kourilsky y Viney, 2000)
– Phrónesis: “una disposición (héxis) racional verdadera y práctica
respecto de lo que es bueno y malo para el hombre” (Aristóteles,
EN 1140b)
2.- El principio de precaución como principio
prudencial
• Phrónesis: “una disposición (héxis) racional
verdadera y práctica respecto de lo que es bueno y
malo para el hombre” (Aristóteles, EN 1140b)
• En general, la prudencia busca la sabiduría y la
sabiduría potencia la prudencia humana
• “Podemos comprender su naturaleza considerando
a qué hombres llamamos prudentes" (EN 1140a)
• Es una virtud y virtud, para Aristóteles, es “un
hábito selectivo que consiste en un término medio
relativo a nosotros, determinado por la razón y por
aquélla regla por la cual decidiría el hombre
prudente” (EN 1106b)
• “Es imposible ser prudente no siendo bueno" (EN
1144a)
Sabiduría (ciencia+intelecto)
Phronesis
Virtudes morales
La prudencia como mediación entre ciencia y ética
3.- Versiones actuales de la prudencia
3.1. Ciencia e incertidumbre: el falibilismo
• Charles S. Peirce; Karl
Popper
• Falibilismo como actitud
• Verdad ≠ certeza
• Escepticismo respecto de
la certeza, no de la verdad;
no a la duda metódica
• Consecuencias prácticas:
“No bloquear el camino de
la investigación”
(C.S.Peirce). Proteger la
apertura de la acción
científica
3.- Versiones actuales de la prudencia
3.2. Medio ambiente e incertidumbre: el principio de
reponsabilidad
•
•
•
•
•
•
“Obra de tal manera que no pongas en peligro las
condiciones de la continuidad indefinida de la humanidad
en la Tierra” (H. Jonas)
“La única y paradójica seguridad que aquí existe es la de la
inseguridad […] Nosotros sabemos – y tal vez es lo único
que sabemos – que la mayoría de las cosas serán distintas”
(H. Jonas)
“Un paragigma óntico: […] Lo que importa son
primariamente las cosas y no los estados de mi voluntad
[…] La objetividad ha de venir del objeto” (H. Jonas)
“Toda política es responsable de la posibilidad de una
política futura” (H. Jonas). Proteger la apertura de la
acción política
la prudencia aristotélica en nuestros días se concreta en la
máxima peirceana de no bloquear la investigación y en el
principio de responsabilidad de Jonas: …
… se trata, básicamente, de proteger la apertura de la
acción humana en el futuro, pues sabemos que habrá de
enfrentarse a un mundo (socio-natural) cuyo futuro también
está abierto
4.- El principio de precaución aplicado
• Precaución = protección de la apertura
• ¿Cómo habría que aplicar el principio de
precaución, así entendido, a las cuestiones
ambientales que hoy nos preocupan?
• ¿cuál es el mejor curso de acción para preservar la
apertura en la cuestión del agujero en la capa de
ozono?...
• … ¿y en la del cambio climático?
4.- El principio de precaución aplicado
4.1. El principio de precaución y la capa de ozono
•
•
•
•
•
•
•
•
•
No se debe aplicar de modo mecánico, pues no sería prudencial: caso por caso
‘60: Aumento del empleo industrial de CFCs (frigoríficos, sprays, aire
acondicionado…)
1974: Posibilidad teórica de que los CFCs emitidos por actividades humanas
dañen la capa de ozono (Rowland & Molina)
1985: indicaciones empíricas de la disminución de la capa de ozono (Farman,
Gardiner & Shaklin)
Riesgos: enfermedades oculares, cáncer de piel, daños ambientales
1987: Protocolo de Montreal, sin certeza plena (Londres-90, Copenhague-92, Viena-95,
Montreal-97, Pekín-99)
1996: emisiones de CFCs al nivel de principios de los ’60
Fácil sustitución de los CFCs, con escasos gastos y sin pérdida de posibilidades
de acción (seguimos disponiendo de refrigeración…)
Balance claramente favorable. Aplicación correcta del principio
4.- El principio de precaución aplicado
4.2. El principio de precaución y el cambio climático
• “Poco se conoce todavía de los vínculos entre
las acciones humanas y sus resultados
ambientales” (Informe Geo-2000)
• Necesitamos: datos sobre evolución de las
emisiones y sobre evolución del clima…
• …también teorías que relacionen la evolución
de las emisiones con la del clima…
• …y la evolución del clima con cambios
ambientales (tanto positivos como negativos)
• Datos sobre emisiones: en 1996, 23.900
millones de toneladas de CO2, cuatro veces
más que en 1950
4.- El principio de precaución aplicado
4.2. El principio de precaución y el cambio climático
• “Al determinar las posibles repercusiones del incremento de las
concentraciones atmosféricas de CO2 y de otros GEI, el IPCC
llegó a la conclusión de que las pruebas sugieren en general que
hay una clara influencia humana sobre el clima mundial. Las
investigaciones recientes sugieren que el cambio climático tiene
repercusiones complejas sobre el medio ambiente mundial” (Geo2000)
• El rango de temperaturas estimado como consecuencia de una
duplicación de concentración de CO2 no se ha estrechado en
veinticinco años. La horquilla va de 1,5 a 4,5 grados centígrados, y
la diferencia entre uno y otro extremo de la horquilla es sustancial
• De hecho el IPCC ha renunciado a hacer predicciones y en su
lugar ofrece “una narración asistida por ordenador” y ramificada
en cuarenta posibles escenarios
• “A pesar de que ha mejorado la capacidad de los modelos
climáticos para simular las tendencias observadas, aún sigue
habiendo considerables incertidumbres respecto de algunos
factores esenciales” (Geo-2000)
4.- El principio de precaución aplicado
4.2. El principio de precaución y el cambio climático
• Es decir, las decisiones prácticas, éticas y políticas, tenemos que
tomarlas sin esperar a la certeza científica, en situación de
incertidumbre y con información incompleta
• En la medida en que nos enfrentemos a los problemas en toda su
complejidad, la incertidumbre será nuestro único dato seguro
• El principio de precaución puede orientarnos en casos como éste
del cambio climático: cuando no se sabe de manera segura si los
problemas existen, pero se sospecha que están ahí, cuando no se
conoce con certeza si los estamos creando nosotros, pero hay
indicios de que al menos en parte es así, cuando las decisiones, por
bienintencionadas que sean, pueden costar grandes sacrificios,
pero no se puede asegurar que tengan algún efecto apreciable
• A la vista de lo expuesto, y en virtud del principio de precaución,
¿cuál sería el más adecuado curso de acción?, ¿cuál potencia más
la apertura de la acción humana frente a circunstancias futuras
imprevisibles?, ¿es correcto el que propone el Protocolo de Kyoto?
4.- El principio de precaución aplicado
4.2. El principio de precaución y el cambio climático
• “Aunque se alcancen todos los objetivos convenidos en Kioto, serán
insignificantes los efectos para los niveles de estabilización de dióxido de
carbono en la atmósfera” (Geo-2000)
• Y a su vez se espera que esto tenga poca repercusión sobre el cambio
climático: un retraso en el calentamiento de unos seis años, o lo que es lo
mismo, 0,15º menos para 2100
4.- El principio de precaución aplicado
4.2. El principio de precaución y el cambio climático
• Sin embargo, los
sacrificios que
exigiría el
cumplimiento de
Kioto serían
considerables
• Mejor potenciar la
perspectiva
económica y la
global
• El coste de la
reducción por
tonelada crece, las
primeras son
baratas, después se
vuelve muy caro
(hasta más allá del
2% del PIB de los
países miembros de
la OCDE)
4.- El principio de precaución aplicado
4.2. El principio de precaución y el cambio climático
• En resumen, la respuesta más conforme al principio de precaución
para el problema del cambio climático parece ser la que siga estas
líneas:
• leve reducción de las emisiones de CO2 a corto plazo
• potenciación a medio plazo de las fuentes de energía no emisoras
• ampliación del comercio global (que favorece unos costes menores
y más estables, así como una mayor seguridad y regularidad en los
suministros)
• fomento del desarrollo económico (que permite financiar la
investigación, desarrollo e implantación de fuentes de energía no
emisoras, así como la adopción de medidas de protección más
eficaces ante los efectos imprevisibles del posible cambio
climático y favorece la educación ambiental de la población)
• Parece que este curso de acción, además de procurar una mejor
economía para los habitantes actuales de la Tierra y para futuras
generaciones, produce a la larga un menor impacto sobre el
cambio climático
Descargar

presentación Power Point - Universidad de Valladolid