SÓCRATES (469 – 399 a de C.)
- Filósofo ateniense.
- Primero de los grandes
filósofos de la antigüedad
occidental.
- Se dedica filosofar con
los ciudadanos y jóvenes
atenienses.
- Condenado a muerte a
beber la cicuta:
1. No respetar a los
dioses de la ciudad.
2. Introducir nuevos
dioses.
3. Corromper a la
juventud.
- Interés: “Ayudar a los hombres a
encontrar la sabiduría”.
- Su contribución a la filosofía ha sido
en un tono puramente ético y
humanista.
- Enseñanza: “Comprensión objetiva
de los conceptos de: (Base)
- Método Inductivo:
1. Análisis de casos particulares.
2. Ver lo que hay de común entre
ellos.
3. Contrato justo, persona justa,
estado justo, etc. (Justicia)
- Búsqueda de la esencia, la
definición, de lo que la cosa es:
Amor, Virtud, Conocimiento de uno
mismo.
- Objeto de estudio: “El estudio del
hombre y de su vida”. En la
comunidad en que vive
- Objetivo: “Poner a cada hombre en
claro consigo mismo y hacerlo justo y
solidario con los demás”.
- Abre el camino al saber científico y a
la metafísica.
- Defiende el valor de la Ciencias
objetivas, de la inteligencia y de la
moral.
- Los planteamientos engañosos, los
sofismas, son los que se encuentra
Sócrates.
- No tenemos ningún libro, pero lo
conocemos a través de Platón, su
discípulo en cuyos diálogos representa.
- Fundamenta su filosofía en la
búsqueda de principios que
guíen al hombre, fundando el
intelectualismo
moral,
que
influirá en toda la filosofía
occidental.
- A pesar de surgir en la época de
los Sofistas, presenta unos
planteamientos distintos:
1. No cobraba por sus enseñanzas.
2. No le gustaba hacer largos
discursos como los Sofistas,
sino diálogos, ya que éstos
admiten
cuestiones
y
observaciones.
3. No cree en el escepticismo ni en
el relativismo, sino que persigue
el ya nombrado intelectualismo
- Dos cosas deben atribuirse a
Sócrates: “los razonamientos inductivos
y las definiciones”.
- Los primeros consisten en partir de
las cosas particulares y concretas
(mudables, aparentes) hasta llegar a un
concepto general, universal e inmutable
sobre las mismas, que Sócrates
denominará logos: aquello que determina
a algo para ser lo que es, que da razón
de ello o es su esencia.
- La definición consiste en responder a
la pregunta ¿qué es? (tí estí), es decir:
enuncia la esencia universal de algo, su
determinación.
- Sólo
sabiendo
qué
es
algo,
independientemente de su apariencia,
podremos conocerlo verdaderamente y
construir una ciencia (xísteme) sobre
ello.
Conócete a ti mismo
- Es buscarse a sí mismo.
- El verdadero conocimiento, el
verdadero
saber,
es
el
conocimiento de uno mismo.
Cada
uno
debe
de
desentrañarlo de su propio ser.
- Actitud inicial de filosofía.
- Gracias a él, uno puede saber lo
que debe hacer.
- Íntimamente ligado a la virtud
-Es buscar la mejor forma de
vivir, buscar la plenitud y la
felicidad.
- Virtud = Saber = Areté =
conocimiento = Ciencia
- Hombre Bueno = Hombre
Virtuoso = Hombre sabio
Teoría del Intelectualismo Moral
La Ciencia , la filosofía y la
moral van juntas.
- Distingue lo que sus
fuerzas pueden soportar y
lo que no.
- El que se conoce sabe lo
que es útil.
- “Sólo sabiendo lo que es
bueno, se puede practicar
el bien”.
- Absteniéndose de lo que
no sabe, se evita defectos
y se libra de la miseria.
- El vicio, la culpa, el error,
el obrar mal, proceden de
la ignorancia.
- Ignorante:
1° No puede obrar correctamente,
porque no sabe.
2° Hay que enviarlo a la escuela, al
colegio (instrucción necesaria)
para que aprenda lo que es el bien.
3° El ignorante no podrá actuar
con justicia, ni con bondad, ni con
virtud, no sabe lo que son; y si
realizara una acción justa sería
por pura casualidad.
4° Es una semejanza y paralelo
con el ambiente en que viva un
individuo
y
sus
acciones
(personalidad), ya que su conducta
va a estar determinada por lo que
ve en su entorno más cercano.
Saber:
- Para Sócrates es un saber
práctico.
- Está encaminado a regular la
conducta.
- Controlar y regular las
acciones
individuales
y
sociales.
Ciudadano:
- “Debe dominar el oficio de la
virtud”.
- Si la conoce, la tiene que
practicar y ser un buen
ciudadano.
- Así, la sociedad, será una
sociedad mejor y justa.
Método Socrático
- Es un método dialéctico (no monologal), que ha
pasado a llamarse: “la Mayeútica” (arte de
alumbrar los espíritus).
- Es diálogo e interrogación.
- Método para llegar al conocimiento, un “dar a luz
la verdad”.
- “Soy un constructor de hombres, por el
alumbramiento de los espíritus”: Esto se da,
debido a que es hijo de un artesano y una partera
(matrona), es por ello que concibe de esta forma
su misión
- Enseñan a buscar a los hombres la esencia y las
definiciones de las cosas.
- Es un método de descubrimiento, ya que la
verdad está dormida en la mente de cada hombre.
- Es conocer lo que existe en uno mismo, es dar a
luz lo verdadero.
- Exige el ejercicio de la razón propia.
- La verdad se produce naturalmente en el seno de
la razón humana, o sea, la posibilidad del
descubrimiento racional de la verdad.
- Pasos:
1° IRONÍA:
- Afirmación de su ignorancia.
- Dice que la mayoría de los hombres no se percata de su
ignorancia y se creen sabios.
- Sólo buscará el saber el que está convencido de no tenerlo.
- Con una serie de preguntas confunde al interlocutor (en un
diálogo).
- Lo lleva a la contradicción.
- Lo conduce a aceptar su propia ignorancia, abandonando la duda
y la inquietud: “Sólo sé que nada sé”.
- Es una etapa de limpieza de mente, en la que quitaba a sus
discípulos y los demás las ideas arrogantes de los sofistas.
2° ACEPTACIÓN IGNORANCIA:
- Busca llegar a la verdad.
- Llegar a la definición, a la esencia, lo que lo cosa es o sea.
- Herramienta: Método Inductivo.
- Busca que piensen y generen los conceptos morales universales,
y por tanto, válidos para todos.
EL DIOS O DEMONIO DE
SÓCRATES
- Se sintió llamado a enseñar y
promover la virtud gracias a
una voz divina, su “Dios” o
“Demonio”.
- El Dios que él sentía era una
voz profunda, que venía desde
dentro, del alma.
- El modo cómo enseñaba,
comenzó a atraer mucho a la
juventud, que al igual que con
Jesús y sus discípulos, fue muy
cuestionado en su época, y
también sentenciado a muerte.
Descargar

Socrates-Edwin Ivan rodriguez