TECNOLOGÍA EN
SUPERMERCADOS
Un carrito de supermercado inteligente
Está destinado a convertirse en la última
arma en la lucha contra la obesidad.
•
Expertos en tecnología han diseñado un
carrito inteligente que alertará al cliente del
supermercado cuando éste eche en él algún
producto rico en grasa, azúcar o sal.
•
En el futuro, la pantalla podrá también
informar al cliente de los componentes
nutritivos del producto.
•
Cuando el cliente introduzca su 'tarjeta de
fidelidad' al supermercado en el que hace
normalmente sus compras, el carrito 'sabrá'
inmediatamente si aquél es soltero o compra
una vez por semana para toda la familia.
•
Precios electrónicos
Son pequeñas pantallas de tinta
electrónica que marcan un
precio, el nombre del producto o
cualquier otra información.
•
Todo se hace de forma
inalámbrica pudiendo gestionar
cualquier precio desde una
oficina donde se gestionen los
productos.
•
Cada marcador cuesta 2000
yens, unos $17 para una versión
de 2 pulgadas, otra versión con
una pantalla de 3 pulgadas por
2300 yens, unos $20.
•
El carrito de la compra del futuro
Los carritos de la compra son
capaces de guiar al cliente hasta
cada producto e incluso asesorarlo
para hacer una compra sana.
•
Lleva una pantalla de 12 pulgadas
en su parte delantera que muestra
su posición exacta dentro del
supermercado y una serie de
indicaciones para llegar a los
productos que queremos, esto lo
hace gracias a la empresa
MediaCart con el asesoramiento de
Microsoft para el software.
•
Elige las rutas más cortas y
sencillas, consiguiendo esto gracias
a un chip que localiza
constantemente al carrito a través
de una conexión Wi-fi.
•
Lleva micrófonos integrados en el
manillar, ya que puede funcionar por
ordenes de voz.
•
Contiene controles para navegar por
la pantalla y un lector de códigos de
barras para saber el precio de los
productos.
•
Con una tarjeta especial asesorara al
cliente para que no se pase de calorías
y productos poco saludables en la
compra.
•
Mientras el cliente recorre el
supermercado lanza recomendaciones
de compra que son en realidad
publicidad.
•
Las recomendaciones se adaptan a los
productos que suelen comprar.
•
Cajeros automáticos: El sistema
de Selfcheckout
El cliente realiza sus compras sin interactuar
con un cajero.
•
Consiste en una estación de “Caja rápida”
(máximo diez artículos) que le permite al
cliente registrar sus compras por medio de
lectores de códigos de barras y balanzas
de peso.
•
El sistema, a través de una pantalla de
reconocimiento táctil, informa al usuario los
productos registrados, el valor a pagar y
las promociones a que tiene derecho en ese
momento.
•
Finalmente, realiza el pago con tarjeta
débito o crédito y recibe su factura”.
•
Etiquetas transmisoras: la revolución en el
supermercado
Identificación de radiofrecuencia (RFID) es la
denominación de las nuevas etiquetas que se
componen de chips las cuales abarcan mayor
información que las conocidas etiquetas de
barras.
•
Las etiquetas RFID contienen un código
electrónico (CPE) capaz de identificar todo
producto existente en el mundo.
•
Las RFID transmiten sólo la ubicación de
productos y ya son utilizadas por empresas
como Henkel, Nestlé, Gillette o cadenas de
supermercados alemanes como Kaufhof, Real
y Grupo Metro.
•
Descargar

TECNOLOGÍA EN SUPERMERCADOS - umanuel-tisg