REUNIÓN PARA VARONES CON MINISTERIO
CAPACITÁNDOME
PARA
SERVIR
Veracruz
INFONAVIT
16/06/12
¿CÓMO SOY FORMADO
POR DIOS?
DETALLES
PRÁCTICOS
ALGO QUE AGRADECER
“Y el Dios de paz que resucitó de los
muertos a nuestro Señor Jesucristo, el
gran pastor de las ovejas, por la sangre
del pacto eterno, os haga aptos en toda
obra buena para que hagáis su
voluntad, haciendo él en vosotros lo
que es agradable delante de él por
Jesucristo; al cual sea la gloria por los
siglos de los siglos. Amén”
(Hebreos 13:20,21).
ALGO QUE AGRADECER
Nos hace aptos en “toda obra buena”.
¿Quién?
> “El Dios de paz que resucitó de los
muertos a nuestro Señor Jesucristo,
el gran pastor de las ovejas”.
¿Cómo?
> “Por la sangre del pacto eterno”
> “Haciendo él en vosotros lo que es
agradable delante de él por
Jesucristo”.
ALGO QUE HACER
“Toda la Escritura es inspirada por
Dios, y útil para enseñar, para
redargüir, para corregir, para instruir en
justicia, a fin de que el hombre de Dios
sea perfecto, enteramente preparado
para toda buena obra”
(2 Timoteo 3:16,17).
ALGO QUE HACER
Por la Escritura llego a ser:
“Enteramente preparado para toda
buena obra.”
Y Dios espera que me presente:
“Aprobado, como obrero que no tiene
de qué avergonzarse, que usa bien la
palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15).
Para esto debo ocuparme “en la lectura,
la exhortación y la enseñanza”
(1 Timoteo 4:13).
ALGO QUE PEDIR
“Seguid el amor;
y procurad los dones espirituales,
pero sobre todo que profeticéis”
(1 Corintios 14:1).
Analicemos
estas tres
verdades.
ALGO QUE PEDIR
“Seguid el amor;”
Sin el amor nada SOY.
“Procurad los dones espirituales,”
Sin ellos, para nada SIRVO.
“Pero sobre todo que profeticéis.”
Si no puedo hacer esto, nada SE.
ALGO QUE PEDIR
Si sigo el AMOR,
Si se PROFETIZAR,
Entonces, ¿qué me falta para desarrollar
con excelencia el ministerio que recibí
“en el Señor”? (Colosenses 4:17).
Si se qué es, ¿lo he pedido?
RESUMEN
DIOS PADRE, por la sangre del pacto
eterno, me hace apto “en toda obra
buena” para que haga su voluntad.
LAS ESCRITURAS, si las estudio con
diligencia y las aplico a mi diario vivir
con precisión, pueden hacerme
enteramente preparado “para toda
buena obra”.
DIOS hizo lo principal, pero falta que YO
haga mi parte.
RESUMEN
Si ya soy apto “en toda obra buena”,
y porque he hecho mi parte, estoy
enteramente preparado “para toda
buena obra”.
Entonces, necesito presentarme a Dios
para que me indique qué dones me
hacen falta para desarrollar mi
ministerio como él desea.
Aquí participa el Espíritu Santo.
CONCLUSIÓN
Necesito de Dios el Padre y de la
sangre del pacto eterno para ser
transformado en mi interior y estar
en condiciones para servir.
Debo creer que soy una nueva
criatura, sin deficiencias ni
defectos, y que por el poder de
Dios puedo agradarle en todo.
CONCLUSIÓN
Necesito poner diligencia en el
estudio de la Palabra, para
desarrollar el conocimiento
requerido y la capacidad necesaria
para servir a Dios y agradarle en
todo.
He de convencerme que debo
apartar tiempo para leer la Biblia,
entenderla y aplicarla a mi diario
vivir.
CONCLUSIÓN
Necesito pedir que el Espíritu Santo
me dé los dones necesarios para
servir con excelencia.
Pero para que él lo haga, debo
apartarme de toda contaminación y
comprometerme a servir de todo
corazón en todo lo que Dios me
ordene.
EL EJEMPLO DE CRISTO
• Nació sin pecado (Heb 4:15).
• Conoció con amplitud las
Escrituras (Lucas 2:47).
• Descendió sobre él el Espíritu
Santo (Marcos 1:10).
Y Dios dijo de él: “Tú eres mi Hijo
amado; en ti tengo complacencia”
(Marcos 1:11).
Por tanto:
Si hemos nacido en Cristo.
Si conocemos y cumplimos
las Escrituras.
Si el Espíritu de Dios está en
nuestro corazón.
Entonces, podremos agradar a
Dios en todo.
“Si sabéis estas cosas,
bienaventurados seréis
si las hiciereis”
(Juan 13:17).
Descargar

Diapositiva 1 - Union de Iglesias