Lulú se despertó muy temprano el día de su cumpleaños.
Como sus padres aún dormían, bajó sola a esperar al cartero.
Cuando el cartero llegó, Lulú salió a la puerta y le preguntó si
en su enorme cartera marrón había algo para ella.
-Vamos a ver- dijo el cartero, mientras buscaba en su inmensa bolsa.
El cartero tenía una graciosa gorra de plato que a Lulú le encantaba
En la bolsa había sobres enormes, escritos con letra gigantesca. Había
sobres muy pequeños, escritos con letra minúscula.
Y también había sobres normales, muchos sobres normales para todos los
vecinos. Pero no había ninguna carta para ella.
Había postales con extraños paisajes lejanos y saludos de gente que estaba
de vacaciones. Pero no había postales para ella.
Había algunos paquetes, pero ninguno era para ella.
Lulú se puso muy triste . El cartero le preguntó qué le pasaba.
La pequeña le contó que era su cumpleaños y que aún no había recibido ningún
regalo. Entonces, el cartero sonrió.
Sabía que a Lulú le encantaba su gorra. Así que se la quitó y la puso
en la pequeña cabeza de la niña.
-¡Feliz cumpleaños!- dijo.
Lulú le dio un beso al cartero y entró en casa.
Había recibido su primer regalo de cumpleaños y se sentía muy feliz.
Descargar

un regalo para lulu