No fotocopiar esta
presentación de power point
Si no se puede ver, hay apuntes
que desarrollan los temas 12 a 15
Temas 12-14 de Historia de la Salvación:
Primeros cristianos
Rebeca Reynaud (56)
Lenguaje de Jesús
• En los evangelios se
advierte que Jesús
habló de distinto
modo a los fariseos
de Jerusalén,
formados y expertos
en la Escritura, que a
los sencillos e
incultos campesinos y
pecadores de Galilea.
Tres círculos culturales esencialmente
diferentes
• Dentro del amplísimo
marco del Imperio
romano había tres
ámbitos principales,
distintos en cultura y
mentalidad: el judaísmo,
la civilización griega y la
civilización romana (las
tres lenguas que
figuraban en la cruz de
Jesús).
Diversidad en la unidad
• Esta triple (o cuádruple,
si se toma en cuenta a
Oriente) diversidad, vino
a ser notablemente
complementada y hasta
contrarrestada por el
carácter unitario de la
cultura griega de la época
imperial, equilibrio que se
acusaba incluso dentro
de la diversidad de
lenguas.
Cada una de estas tres culturas planteaba
al cristianismo problemas específicos
• Los caracteres más
sobresalientes de los
tres ámbitos
mencionados son: el
mundo judío aparece
como eminentemente
religioso, el griego
como filosófico y el
romano como político
El cristianismo pretendía renovar la
humanidad
• 1. El entorno judío
• El judaísmo tenía en
la religión su objetivo
y su meta.
• El cristianismo no
penetró en el
judaísmo, sino que
brotó de él como de
su suelo materno.
Jesús, el Mesías prometido
• La doctrina de Jesús culmina
en la afirmación de que él es
el Mesías. Entre los judíos, la
espera del Mesías era el punto
central. El cristianismo
representaba directamente el
cumplimiento del judaísmo. En
Roma, donde no existía el
concepto de «Mesías», la
predicación de Jesús hubiera
sido sencillamente
incomprensible.
2. El entorno
griego
• Los griegos intentarían
armonizar las doctrinas
de la nueva religión con
sus habituales formas de
pensar, entender la
religión en sentido
filosófico. Así es como
surgió la cuestión de la
historia del pensamiento
cristiano: el problema de
la fe y la ciencia.
• Los primeros
cristianos sabían que
las obras que dan
alegría son las que
son fruto de la fe, la
esperanza y la
caridad.
• Podemos sustituir el
creer con el “deber
ser”, se llega
entonces a una moral
de mínimos.
Aportación de la filosofía
griega
• Filosofar (en el contexto
de la revelación, es decir,
hacer teología), fue el
alma del último
helenismo.
• Las cuestiones
teológicas, las herejías
filosóficas y la
formulación de los
dogmas están
condicionadas por el
ambiente griego.
Ventajas
• Los griegos cultos ejercían
una aguda crítica contra las
viejas figuras de sus dioses,
de modo que el cristianismo, a
la hora de combatir el culto
idolátrico y el politeísmo, ya
tenía las armas preparadas. A
esto se añade su
aproximación al monoteísmo y
la exigencia de una honda
religiosidad espiritual y moral.
• El poder especulativo del
genio griego ayudó al
cristianismo a convertirse en
una potencia espiritual y a
elaborar una teoría del
conocimiento capaz de
satisfacer las mayores
exigencias espirituales.
• Grecia brindó al cristianismo
su idioma, el único medio
viable para predicar la nueva
doctrina, maravilloso
instrumento que permitía
presentar los nuevos
pensamientos con toda su
inagotable riqueza.
Peligro del racionalismo
• El cristianismo es esencialmente un
• anuncio de fe y, como tal, un misterio. Para el
entendimiento humano no es accesible de forma
total y adecuada; por su afán de saber, sin
embargo, el hombre propende intrínsecamente
a un conocimiento total. Esto, en el campo de la
religión, y especialmente la religión de la locura
de la cruz (1 Cor 1,18.23), lleva consigo el
peligro del racionalismo y de la herejía, por el
intento de convertir la revelación y la fe en un
conocimiento natural.
3. El Entorno Romano
• El mundo romano es el
mundo del gobierno, de
la administración, del
mando. Es también el
mundo de la
autovaloración y de la
valoración del derecho
positivo. Está vivo en él el
sentido de la
organización, como
también el de la
necesidad de obedecer, y
otro tanto la aspiración a
la unidad universal y a la
expansión
El culto romano era externo
• La religión oficial de
Roma no tenía nada que
ver con la conciencia; era
la pura ejecución de un
culto externo; pero a
todos se exigía el acto
externo de sacrificar a los
dioses reconocidos por el
Estado (para el judaísmo
existía una excepción).
• Júpiter y Minerva: a la
derecha.
La pax romana
•
El Imperio romano fue un suelo abonado para la nueva
religión: por su general tolerancia religiosa y por su
especial tolerancia para con los judíos, «a cuya sombra
creció el cristianismo» (Tertuliano); además, con su paz
garantizada en el interior y sus posibilidades de
comunicación, facilitó decisivamente la siembra de la
buena noticia.
• El imperio, con su división en zonas urbanas, en
provincias y posteriormente en diócesis, con su
administración, así como con la idea de unidad que él
mismo representaba, sirvió de modelo perfecto,
conforme al cual la Iglesia pudo ir afianzando
progresivamente su organización.
Peligro romano
• Esta disposición de fuerzas encerraba el
peligro de que el poder político no se
detuviese ante el umbral de lo religioso.
Esto se echa de ver en las persecuciones
del Estado, que exigía de los cristianos la
práctica de la religión estatal romana.
Posteriormente, en la época cristiana, se
demostraron sus peligrosos efectos en el
cesaro-papismo (el Gobierno se inmiscuye
en asuntos de la Iglesia).
4. La Influencia del
Oriente
• El mundo antiguo estaba
fuertemente orientalizado.
• En el Oriente surgió el más
poderoso rival del cristianismo
primitivo, el culto de Mitra
(dios-sol). Y de allí procede
una de las herejías con las
que tuvo que luchar la Iglesia,
la doctrina de Mani (líder
religioso iraní, fundador del
maniqueísmo), ideario
religioso de la antigua Persia
La Primitiva Comunidad de Jerusalén
• Constituían realmente
una comunidad de
santos. Vivían de la fe.
Anhelaban la nueva
venida del Señor.
• Las peculiaridades de la
primera comunidad se
manifiestan por doble
conducto: a) su mayor
interés se centraba en
permanecer
incontaminados de este
mundo (Sant 1,27); b)
mostraban con su vida el
cumplimiento de la
palabra del Señor: «En
esto conocerán que sois
mis discípulos, en que os
amáis los unos a los
otros».
¿Qué importancia tiene Pentecostés?
• San Pedro da un discurso
ese mismo día y explica
lo que supone
Pentecostés. Con la
efusión del Espíritu Santo
culmina la Pascua del
Señor. Comienza el
tiempo de la Iglesia con
el milagro de las lenguas.
• Leer: Actos 2,14-36.
Pentecostés
• Tiene una gran
importancia porque
se cumple la promesa
del Señor de que los
Apóstoles serán sus
testigos hasta los
confines de la tierra.
• Se muestra, además,
que la Iglesia está
abierta a todos los
pueblos.
Sentido providencial
• Fue providencial que la
buena nueva, en su
período fundacional,
fuera dirigida a estrictos
pensadores, a los
griegos, que defendían la
supremacía de lo
racional, y a los romanos,
que pensaban y obraban
tan autoritaria como
prácticamente.
Concepto nacionalista del Mesías
• Los apóstoles, pese a haber sido formados por el Señor,
todavía no habían superado el concepto nacionalista
judío de la soberanía del Mesías; continuaban
esperando el restablecimiento del reino de Israel por el
Señor (Hch 1,6). Por eso aún no tenían conciencia clara
de que también los paganos, podían ser admitidos en la
Iglesia.
¿Cuál es el contexto de los Hechos de los
Apóstoles?
Contexto de los Hechos
• El contexto de los
Hechos de los Apóstoles
y las cartas no es el de
Palestina sino el del
Imperio romano. La
tolerancia grecorromana
del judaísmo como religio
licita motivó los privilegios
y exenciones de la
comunidad (exención de
servicio militar y actos del
culto oficial, cierto grado
de jurisdicción civil y
penal).
Antioquia
• La primera etapa visible
del cristianismo en su
salida del judaísmo (de
Jerusalén) hacia el gran
mundo, fue Antioquia. Allí
se formó una comunidad
cristiana nueva. Sus
miembros, en su gran
mayoría, no eran judíos.
Bernabé fue enviado allí
por la comunidad de
Jerusalén y se llevó
consigo a Saulo de Tarso
(Hch 11,22.25).
La disputa sobre la «Ley»
• Los nacidos judíos
proclamaban que toda la
ley debía continuar
siendo obligatoria para
todos los cristianos. Pero
Pablo predicaba: si
somos justificados por la
ley, Cristo ha muerto en
vano.
• Pablo, con ayuda de la
gracia, logró finalmente
vencer al judaísmo por la
amplitud de su concepto
del cristianismo.
¿Cuál fue el primer Concilio y en qué año?
• El de Jerusalén hacia el
año 50. Fueron Bernabé
y Pablo. Es la primera
reunión normativa de la
Iglesia primitiva para
saber si debían cumplir la
Ley de Moisés (613
preceptos y circuncidarse). Se establece que
hay basta con creer en
Jesucristo: “Hemos
decidido el Espíritu Santo
y nosotros no imponeros
más cargas…” (Hechos
15, 28s).
Escrituras en griego y hebreo
• En Jerusalén, aparte del
Templo, había también
sinagogas en donde la Biblia
no se leía en hebreo, sino en
griego. Allí oían la palabra de
Dios los judíos no palestinos
que venían a Jerusalén.
Debido a su lengua,
mentalidad y estilo de vida
helenista, mantenían cierta
tirantez con los hebreos. Estas
rivalidades llegaron a ser aún
más fuertes entre los cristianos
“hebreos” y “helenistas”.
Los gentiles se incorporan
• Felipe fue el que admitió
en la Iglesia al primer
pagano (Hch 8,38).
• Esteban, posiblemente
había llegado a la
comunidad junto con todo
el grupo de los llamados
helenistas. Con él
entramos de lleno en las
fuertes tensiones que
habrían de acompañar la
desvinculación de las
comunidades cristianas
de las judías.
• En el año 68, los cristianos huyeron a
Perea y a Pella, al otro lado del Jordán.
Para ellos, la destrucción de Jerusalén y
la consiguiente dispersión de la Iglesia
cristiana encerraba un significado
fundamental: la tierra donde había nacido
el cristianismo ya no habría de ser su
patria. La destrucción del Templo,
profetizada por Jesús, ya era un hecho.
Nota al margen
• Parte de la comunidad primitiva cristiana
de Jerusalén huyó a Pella (llamados
ebionitas = «los pobres»), y, fueron
transformándose poco a poco en un
movimiento de tendencia herética. Se
conservaron durante varios siglos en el
Oriente. En esta forma conoció Mahoma
el cristianismo. De él, Mahoma recibió una
imagen turbia, herética.
Comienzos de la comunidad de Roma.
• No sabemos cuándo llegó el cristianismo a
Roma; pero bajo el emperador Claudio (41-54)
hubo allí judeocristianos, que por mandato
imperial tuvieron que abandonar la ciudad en el
año 43 junto con los judíos (de los cuales aún
no se diferenciaban ante Roma). Esta medida
no impidió el crecimiento de la comunidad.
Prueba de esto es la carta de Pablo a los
Romanos (hacia el año 57). La Iglesia romana
ya gozaba de inusitado prestigio en la
cristiandad.
• Todo cristiano convertido era un misionero.
Supremacía de Roma
• La suprema autoridad
le sobrevino por el
hecho de que Pedro y
Pablo trabajaron en
ella, la gobernaron, la
promovieron y la
consagraron con su
martirio y con sus
restos, que fueron
sepultados en Roma.
Propagación de la Iglesia
• La atracción de la verdad era
intensa, lo mismo fue la fuerza
del martirio heroico. Tertuliano
caracterizó magistralmente la
misteriosa fuerza en él
encerrada con la frase «la
sangre de los cristianos es una
semilla». También atraía la
sencillez de las Escrituras.
Tertuliano dice: «en cuanto la
verdad llegó al mundo, suscitó
el odio con su mera
presencia»; pero «la verdad
luchó por sí misma».
La difusión dentro del Impero Romano
• La expansión se efectuó
dentro del Imperio
romano: Desde Palestina,
la buena nueva fue
llevada primeramente al
Asia Menor, que se
convirtió en el primer
lugar cristiano. Los
principales centros y
escenarios de la vida
cristiana fueron luego, en
los primeros siglos, África
del Norte y Roma.
• La buena nueva se extendió
con los soldados, los
comerciantes y los
predicadores a lo largo de las
vías de comunicación. Por
consiguiente, se estableció
primero en las estaciones de
estos caminos, es decir, en las
ciudades, mientras que los
que vivían en el campo
(=pagani) siguieron siendo por
mucho tiempo casi todos
gentiles.
• Los últimos en convertirse
fueron los cultos, los filósofos.
Nueva relación
• El mensaje cristiano
situaba a los
hombres, con sus
debilidades y sus
potencias, con su
inteligencia y su
amor, en una relación
enteramente nueva:
el Dios redentor era el
que actuaba en ellos.
Causas del conflicto con el Estado
• No podemos establecer con
absoluta certeza los motivos
legales del Estado romano
para perseguir a los cristianos.
A partir del rescripto de
Trajano los cristianos estaban
en la ilegalidad, las
persecuciones de los
cristianos, por lo menos hasta
Decio y Diocleciano, se
caracterizaron por una
sorprendente desigualdad de
procedimiento y por una
incoherencia entre los motivos
aducidos.
Trajano
• El rescripto de
Trajano hacía ilegal
ser cristiano, pero
transfería al
gobernador una cierta
autonomía; de modo
que muchas cosas
dependían de la
postura personal del
gobernador.
Paganismo
• La causa más
importante de las
persecuciones de los
cristianos fue la
radical oposición
entre lo que les
parecía la «extraña y
nueva religión» y el
paganismo
encarnado en el
Estado romano.
La cristiandad era consciente de ser una
comunidad de santos
• Y como a tales le hablaba Pablo (Rom 1,7; 1
Cor 1,2). Quien se manchaba con un pecado
grave, era considerado como separado de la
Iglesia. Motivos de exclusión eran el homicidio,
la fornicación y la apostasía. La cristiandad
primitiva atribuía a la comisión de un pecado
mortal, una gravedad decisiva en la historia de
la salvación.
• Desde los primeros tiempos en la historia de la
Iglesia se planteó una cuestión: ¿Qué debe
hacer la Iglesia ante la mediocridad religiosomoral de algunos hombres?
¿Restringir el número de los que se salvan?
• Ya conocemos una ambiciosa tentativa de
restringir el círculo de los redimidos: la gnosis,
que de raíz valora diversamente a los hombres,
según la parte que en ellos tiene el espíritu o la
materia. Esta concepción, según la cual sólo
tienen pleno acceso a la luz los hombres de
espíritu privilegiado, encierra un tentador
pseudo-ideal de perfección espiritualista. La
Iglesia no lo aprobó. Dentro de su comunidad
todos son capaces de salvación, y de salvación
plena.
Instrumento de cambio: santidad
• Cuando Cristo muere
tenía alrededor de
500 discípulos. Hacia
el año 300 se estima
que había cerca de 6
millones (el 10% de la
población del
Imperio). Les atrajo la
coherencia de los
primeros cristianos.
Tensión entre presente y futuro
• La predicación de Jesús
afirma que el tiempo se ha
cumplido, pero todavía no
en plenitud: ha aparecido
la palabra, pero todavía
hay que rezar para que
llegue el reino. Esta
tensión entre presente y
futuro se da ya en el
Nuevo Testamento.
• La esperanza de la
parusía es una pieza
central del mensaje
cristiano.
• Los cristianos
santificaban el día
mediante la oración
frecuente.
• El mandato del Señor de
orar continuamente (Lc
18,1) se cumplía en su
vida, y más que nada, en
una actitud de fe que
impregnaba toda su vida
del amor a Dios y al
prójimo y la mantenía en
unión con el Señor.
• Cuando se deterioraba la
moral, la penitencia
eclesiástica cumplía su
función expiatoria.
Clemente Romano
• Un pagano influyente,
Sisinio, se hizo enemigo
de Clemente porque su
mujer, Teodora, se hizo
cristiana. Lo va a espiar y
queda ciego. Se
convierte después de ser
curado de su ceguera, y
con él se convierten,
muchos nobles y amigos
del emperador Nerva (9697).
Estalló un tumulto contra Clemente
y fue desterrado
• En el destierro
encontró a más de
dos mil cristianos
trabajando en minas
de mármol. Les
facilitó agua; hubo
conversiones en
masa. Cada día se
bautizaban más de
quinientas personas.
Martirio de Clemente, bajo Trajano (98-117)
• Aufidiano mandó que le
ataran al cuello una áncora de
hierro y lo arrojaran al fondo
del mar. La muchedumbre
lloraba a la orilla del mar. El
mar se retiró y pudieron
caminar hasta él. Fue revelado
a sus discípulos que no
sacaran el cuerpo de allí, que
cada año, el día de su pasión
el mar se retiraría durante 7
días. Todos los pueblos del
contorno creyeron en Cristo, y
muchos alcanzaron la curación
de sus enfermedades al
visitarle.
Ignacio de Antioquia
• Bajo Trajano (98-117)
murió Ignacio de
Antioquia, el
representante más
significado de la época
posapostólica. Sus cartas
son para nosotros la más
preciosa fuente de
conocimiento de la
situación interna de la
Iglesia hacia el año 110.
Rescripto del emperador Adriano (117-138),
sucesor de Trajano
• El rescripto es un acto
administrativo en que se
concede un privilegio,
una licencia o una
dispensa. Adriano
dictamina que la
calumnia es una infamia.
Observa que si alguien
se confiesa cristiano,
debe sacrificar a los
dioses para salvar su
vida.
Año 132-135
• En el siglo II desapareció casi
por completo el judaísmo
cristiano, pues había más
cristianos de la gentilidad que
del judaísmo.
• A esto se añadió una nueva
catástrofe del pueblo judío
bajo Adriano, en la Guerra de
Bar-Kobja o Segunda Guerra
Judeo-Romana. Se proclamó
rey por dos años y los
romanos los aplastaron.
Murieron 580 000 judíos.
• CAUSA: Adriano prohibió la
circuncisión y decidió “civilizar”
Jerusalén, fundó una ciudad
pagana, Aelia Capitolina.
“Aelia” deriva del nombre
propio de Adriano, Aelius, y
“Capitolina” significa que la
ciudad nueva se dedicaba a
Júpiter, cuyo templo en Roma
se encontraba en la Colina
Capitolina. Se prohibió la
entrada a los judíos, se levantó
una estatua de Zeus en el
Templo y una de Afrodita al
lado del Gólgota.
La unidad de vida
hace creíble el cristianismo
• Los elementos positivos que
llevaron al cristianismo a la
victoria sobre el Estado fue la
religiosidad que los gentiles
encontraron en la vida de los
cristianos, más que en sus
escritos y doctrina. En el
cristianismo primitivo, la
renovación de la vida moral y
religiosa era inseparable de la
verdadera profesión de fe. La
unidad de fe y de vida era su
grandeza y su victoria.
El siglo III, en Roma
• El imperio sufrió una grave crisis.
• Hacia el año 250 la organización de la Iglesia había
progresado tanto, que por vez primera, el Estado
pagano reconoció el peligro que le amenazaba por parte
del cristianismo, y mucho más cuando el emperador
Decio (249-251) quiso reorganizar el imperio sobre una
nueva base religiosa común. La lucha entró en su fase
decisiva; se desencadenó la primera persecución
general, es decir, el primer intento sistemático, llevado a
cabo hasta sus últimas consecuencias en todo el
imperio, de aniquilar el cristianismo.
Hay controversia sobre los iconos en los
siglo VIII y IX
• Los iconos se
empiezan a elaborar
en el siglo VI. La
función de los iconos
es la irradiación del
poder del Resucitado
glorificado. El pintor
se valía de pinturas
bendecidas y él hacía
penitencia y oraba
antes de pintar.
San Basilio decía:
• Quien contempla los
iconos es “transformado”
en virtud de una especie
de acción sacramental.
• Los iconos son el retrato
de Cristo encarnado, o de
sus amigos, en quienes
vive Cristo. En los colores
iban incrustados trocitos
de reliquias.
Bibliografía
• Joseph Lortz, La Iglesia en el Imperio Romano
Pagano, en www.conoze.com (70 páginas).
• Lortz (1887-1975) tiene dos libros sobre Historia
de la Iglesia, ed. Cristiandad, Madrid 1982.
• “El martirio de San Clemente, Papa de Roma”,
en Daniel Bueno Ruiz, Padres Apostólicos a
apologistas griegos (s. II), BAC; Madrid 2002.
Descargar

Primeros cristianos