1.4 Actitudes destructivas
Objetivo:
Reconocer que la actitud es una elección personal,
la mas importante que puedes hacer, y que de ella
depende la forma de enfrentar la vida. Hacernos
conscientes para evitar tener actitudes destructivas
que repercutan en nuestra vida.
1.4 Actitudes destructivas
“Todo control puede serle quitado a
una persona excepto una cosa, la
última de sus libertades: escoger su
propia actitud frente a cualquier
circunstancia – escoger su propia
manera de ver las cosas”
Victor Frankl (1998)
1.4 Actitudes destructivas
Nuestras
actitudes afectan
cada uno de los
aspectos de
nuestras vidas.
1.4 Actitudes destructivas
Si yo no decido
sonreírle a la
vida, la vida no
me va a sonreír
a mi.
1.4 Actitudes destructivas
En la adolescencia podemos tomar nuestras propias
decisiones. Nos damos cuenta que tenemos una
identidad propia y empezamos a practicar nuestra
libertad. Aprendemos a ser independientes y a
responsabilizarnos de nuestros actos.
Muchas veces, no tenemos la libertad física de hacer
muchas cosas, pero SIEMPRE tenemos la libertad de
espíritu. Esta depende solo de nosotros mismos
1.4 Actitudes destructivas
Las actitudes definidas con frecuencia, se convierten
en hábitos y pasan a formar parte de nuestra
personalidad.
Algunas de estas actitudes que nos pueden llegar a
caracterizar son las siguientes:
Perrito juguetón: todo es juego. No hay
ideales y metas
1.4 Actitudes destructivas
Gato comodino: Incapaz de comprometerse. No
quiere hacer ningún esfuerzo.
Caracol: Con concha protectora. No quiere ser
herido ni fracasar, por lo tanto se refugia en su
concha y no se propone ningún reto.
Maleta: No sabe pensar por si mismo. Puede ser
llenado y llevado a donde alguien mas quiera.
Alcancía: Si le quitas el dinero no sirve para nada
ni vale nada. Estas personas se miden a si
mismos y a los demás por el dinero que tienen.
1.4 Actitudes destructivas
Chancla: se siente pisoteado, devaluado e
ignorado. Se queja de su mala suerte. Es
la victima. A veces quieren desquitarse
con alguien mas.
Balón desinflado: No imprime voluntad a lo que
realiza. Son impuntuales, irresponsables,
incumplidos, mal hechos, etc.
Maraña de alambre: Todo son enredos y
contradicciones. No hay una estructura moral que
le sostenga. No tiene convicciones ni ideales
claros. Cada vez se enreda mas.
Hongo: como un parasito, vive a expensas de
otros. No ayuda en trabajos en equipo y solo
copia. Le falta integridad
1.4 Actitudes destructivas
No: Es negativo y pesimista. Critica todo.
Rechaza toda iniciativa. No tiene esperanza. No
confía en nadie.
Reyecito: Siempre quiere ser el primero, el mas popular,
el mejor, el de la última palabra y el que logra todos sus
caprichos. Solo quiere que le den y le sirvan. Es incapaz
de amar. Sufre y hace sufrir a muchos.
Prisionero: es esclavo de uno de los siguientes
males: ignorancia, mentira, droga, alcohol,
soberbia, opinión de los demás, servilismo,
miedo, mediocridad, pereza, etc.
1.4 Actitudes destructivas
Máscara: es aquel que oculta su verdadera cara. Es
falso, engañador, hipócrita, doble y muestra una cara
diferente dependiendo de la persona con la que actúe.
Frasco de veneno: guarda resentimiento, rencor, odio,
venganza o envidia. No sabe perdonar. No es feliz.
Tijera: Es duro y filoso para ver los defectos de
los demás y lastimar donde duele. Es insensible. Le
incomoda el éxito de los demás. No sabe ser amigo.
Desune equipos y todos terminan evitándolo.
Pavo real: siempre quiere lucirse y tiene poses.
Quiere ser el centro de atención. No es alegre y
espontaneo sino vanidoso y orgulloso.
1.4 Actitudes destructivas
Rata: No respeta lo ajeno, prefiere robar que trabajar.
No se respeta ni a si mismo.
Mosquito: molesta constantemente. Desespera,
fastidia y hace enojar a los demás.
Tirano: quiere que todos le obedezcan o hay guerra.
Es incapaz de obedecer a otros. Se va quedando sin
amigos. Quizá solo tenga súbditos temporales.
Sultán: gusta de todos los placeres, que se le
atienda, se le entretenga y se le den todas las
comodidades. No conoce el amor verdadero.
1.4 Actitudes destructivas
Nopal: es agresivo, hosco en su rato,
desconfiado y gruñón. Esta a la defensiva
y cree que todos están en su contra.
Estos son los 21 tipos de actitudes que podemos
adoptar. Todos tenemos varias de estas actitudes en
mayor o menor grado. Necesitamos reconocerlas
para, con nuestra voluntad, hacer lo necesario para
erradicarlas pues bloquean nuestro crecimiento y se
pueden llegar a convertir en parte de nuestra
responsabilidad.
1.4 Actitudes destructivas
Actividades:
Dinámica de actuación de cada una de las actitudes
destructivas.
Reconocimiento de las actitudes destructivas en si
mismo.
Buscar cuales podrían ser actitudes constructivas.
Contestar cuaderno de trabajo.
Descargar

Diapositiva 1