Es imposible atravesar la vida
sin que al menos un trabajo salga mal hecho,
sin que alguna amistad cause decepción,
sin que un amigo te diga “adios” sin razòn,
sin padecer algún quebranto de salud,
sin que un amor nos abandone,
sin que alguien de la familia fallezca,
sin equivocarse en un negocio.
Ese es el costo de amar,
es el costo de servir,
es el costo de vivir.
es el costo de solo querer un amigo.
Si me pusiese a coleccionar
heridas eternamente sangrantes,
viviría como un pájaro herido
incapaz de volver a volar…o
viviría como un osito herido
incapaz de volver a caminar.
Gracias a Dios cada primavera nos recuerda
que debemos vivir plenamente,
que hay una nueva oportunidad para florecer
y dejar de llevar un invierno a cuestas.
para renovar amistades,
para extender nuestras alas..
para afirmar nuestras pisadas
para volver a mirar la meta
y volver a volar…
y volver a caminar.
La juventud no se mide por el calendario..
sino por una sonrisa sincera y ùnica ..
por una mirada que te entiende y apoya
por dar más vueltas en calesitas,
por contemplar más atardeceres…
por jugar con màs niños
pero sobre todo
por la actitud de un corazón que se renueva…
dìa a dìa.
FELICIDADES EN FLOR..
Descargar

Document