Rosario
Castellanos
Poeta
1925-1974
Su Vida



Rosario Castellanos
nació en la cuidad de
México, el 25 de mayo
de 1925.
Cuando ella tenía uno
año la familia
mudaron a Chiapas.
En Chiapas ellos
tuvieron un rancho
cerca del borde de
Guatemala.
Su Vida


Durante este años ella dio
cuenta que ella no era la
favorita de la familia y se
sentió sola. Cuando el
hermano menor se murió sus
sentimentos se puso peor.
Entonces la familia regresó a la
ciudad de México y en 1944
Rosario empezó los cursos en
la Facultad de Filosofía y
Letras de la Universidad
Nacional Autónoma de
México.
Más adelante


En 1948 sus padres se
murieron y Rosario
decidió ir a Europa.
Cuando ella estuvo en
Europa conoció a
mujeres liberadas que
eran muy
importantes,
especialmente a
Virginia Wolf y
Simone de Bouvoir.
Familia



En 1957 ella se casó
con Ricardo Guerra.
En 1961 ella dio a luz
a su único chico,
Gabriel Guerra
Castellanos.
Dentro de poco ella se
divorció de su esposo.
Trabajo



Durante 1960 a 1966
Rosario trabajó como
maestra en la
Universidad Nacional de
México.
Ella también escribió
esencias para muchos
periódicos de la ciudad de
México.
Ella trabajó en muchas
universidades en los
EEUU y cuando ella
regresó a México.
Su escritura


Ella publicó muchos
cuentos, esencias, y
poesías entre los años
1948 a 1975.
En 1971 ella publicó
Album de Familia
(cuentos), Mujer que
Sabe Latín (ensayos)
y Poesía no Eres Tú:
Obra Poética: 19481971.
Destino
Matamos lo que amamos. Lo demás
no ha estado vivo nunca.
Ninguno está tan cerca. A ningún otro hiere
un olvido, una ausencia, a veces menos.
Matamos lo que amamos. ¡Que cese esta asfixia
de respirar con un pulmón ajeno!
El aire no es bastante
Para los dos. Y no basta la tierra
para los cuerpos juntos
y la ración de la esperanza es poca
y el dolor no se puede compartir.
Destino
El hombre es anima de soledades,
ciervo con una flecha en el ijar
que huye y se desangra.
Ah, pero el odio, su fiereza insomne
de pupilas de vidrio, su actitud
que es a la vez reposo y amenaza.
El ciervo va a beber y en el agua aparece
el reflejo del tigre.
El ciervo bebe el agua y la imagen. Se vuelve
-antes que lo devoren- (cómplice, fascinado)
igual a su enemigo.
Damos la vida sólo a lo que odiamos.
Descargar

Rosario Castellanos