CONCLUSIONES
CONCLUSIONES
Mesa 1: La seguridad como factor de mejora del civismo y la
convivencia
• La seguridad pública es un aspecto en el cual tiene que
intervenir toda la sociedad.
• La recuperación del civismo pasa por una mejora de las pautas
de convivencia.
• La seguridad requiere de políticas públicas integrales y
transversales.
• Es necesario establecer un marco normativo estándar que
fomente la convivencia y la cohesión social entre la
ciudadanía.
CONCLUSIONES
Sr. Angel Manuel González Rodríguez, gerente de zona Grupo
SAGITAL.
• El estado del bienestar implica la prestación de servicios públicos
que sitúan la policía como garante de la seguridad pública.
• Puntos como la conducta infantil-juvenil, el fenómeno migratorio
o el auge de la violencia de género requieren especial atención.
• Se requieren puntos de control social que apliquen mecanismos
para la regulación de la conducta del ciudadano en un marco
jurídico consensuado.
• Además es necesario fomentar la educación en valores y propiciar
la implicación de los padres en la educación.
CONCLUSIONES
Sr. Conrado Fernández Justes, superintendente jefe de la Guardia
Urbana. Ayuntamiento de Barcelona.
•Se requiere de un enfoque multidisciplinar y proactivo de la
seguridad, materia no exclusiva de las fuerzas de seguridad.
• La convivencia se aprende y comparte culturalmente, por lo que
puede variar e incluso ser una cualidad temporal.
• Las instituciones, como actores sociales, deben tener un papel
educador y promotor de actitudes cívicas, mas que represor.
• Es necesario diseñar políticas públicas integrales y transversales
que fomenten la mayor participación posible de entidades.
CONCLUSIONES
Sr. Josep Milán Sánchez, comisario del cuerpo de los Mossos
d’Esquadra.
• La ciudad cambiante puede provocar desapego al ciudadano al
desvincularse del espacio en que vive.
• Hay que crear un marco normativo que fomente la convivencia
y la cohesión social.
• Hay que aceptar que el incivismo es patrimonio del conjunto
de la ciudadanía.
• Las líneas de actuación deben detectar los indicadores de
desórdenes, diseñando planes globales para abordar la
problemática en su conjunto.
CONCLUSIONES
Mesa 2: La sociedad actual como factor generador de civismo y
seguridad.
• La existencia de grandes desigualdades en la sociedad
contemporánea desfavorecen el desarrollo de una sociedad
civilizada.
• La falta de promoción social, el desmembramiento del núcleo
familiar tradicional, o el dominio de lo individual sobre lo
colectivo, son algunos de los factores que desestabilizan la idea
de civismo.
• El Estado debe crear estructuras de participación ciudadana que
permitan a la comunidad organizarse y velar por el espacio
público y privado.
CONCLUSIONES
Sr. Enrique Rusconi, regidor de la Alcaldía de Santa Tecla, El
Salvador.
La administración pública tiene que favorecer la creación de
estructuras de participación ciudadana que permitan a la
comunidad organizarse y velar por el espacio publico y
privado.
• Hay que elaborar un marco jurídico que potencie y fortalezca
la institución local.
• Hay que fomentar el diálogo entre grupos sociales distintos
fomentando el respeto, mediante diferentes canales que
propaguen estos valores.
CONCLUSIONES
Sr. Horacio Ghirardi, concejal de la Municipalidad de Rosario,
Argentina.
• En la ciudad, el sector privado va ocupando progresivamente
el espacio público, provocando la reducción del ámbito de
actuación para el desarrollo de la idea de ciudadanía.
• La ciudad debe propiciar espacios de diálogo, habilitar
espacios de intercambio, de solidaridad y de socialización a la
vez que disminuye los mecanismos de represión.
• La ciudad sostenible debe promover políticas fiscales,
ambientales, sanitarias y educativas para difundir y fomentar el
civismo mediante la equidad.
CONCLUSIONES
Sr. Victor Manuel Climent Sanjuán, profesor del departamento de
Teoría sociológica, Filosofía, Derecho y Metodología de las
Ciencias Sociales, Universidad de Barcelona.
• El deterioro de la convivencia se debe en parte al predominio
del pensamiento en clave individual por encima del colectivo.
• Una sociedad moderna y avanzada se basa en la existencia de
sistemas de participación política, jurídico, educativo y
convivencial.
• Los actos incívicos son inducidos sobretodo por cambios en la
estructura familiar, el papel de la escuela, el alud migratorio y la
presión demográfica.
CONCLUSIONES
Mesa 3: El papel de los ciudadanos y el tejido asociativo.
• La mala interpretación del derecho –marco legal- lleva al ciudadano a
exigir sus derechos sin tener en cuenta los deberes correspondientes.
•Actualmente nos encontramos, cada vez más, con menos ciudadanos y en
su lugar tenemos mas sujetos, gente que vive en espacios privados, no en
ciudades, sino en espacios fragmentados.
• La sociedad debe prestar y disponer una especial atención hacia los niños
y los adolescentes –sistema eduativo y ámbito familiar-, puesto que ellos
serán los portadores de la idea de ciudadanía deseada y los actores
principales en la mejora de la convivencia.
•Fomentar la participación ciudadana supone un coste público elevado –
tiempo y dinero-, pero a la larga puede propiciar la difusión de actitudes
cívicas y la mejora de la convivencia en las ciudades del futuro.
• Los procesos participativos no son garantía de éxito en la resolución de
problemas y no siempre son sinónimos de progresismo.
CONCLUSIONES
Sra. Carmen García Lores, diputada-presidente de l’Organisme
Autònom Flor de Maig de la Diputación de Barcelona i alcaldesa
de Rubí.
• El fenómeno migratorio que vivimos nos obliga a redefinir el
papel de la ciudadanía.
• Para amoldarse a esta nueva realidad hay que facilitar
información veraz a las personas autóctonas acerca de esta
inmigración, y pensar en una educación destinada a la
población inmigrante donde conozcan las pautas culturales del
país receptor.
• El civismo incumbe a toda la ciudadanía, y hay que promover
un pacto que implique a ésta en la construcción de la ciudad
contemporánea.
CONCLUSIONES
Sra. Inés Fontiveros Mata, teniente de alcalde de Participación
Ciudadana, Ayuntamiento de Córdoba.
• Es necesario redefinir las relaciones personales en base a la
nueva sociedad ideando un proyecto ético común.
• Los objetivos para mejorar la convivencia son completar el
proceso de socialización a partir de la educación cívica y
desarrollar un proyecto ético común.
• Hay que crear redes sociales o tejidos asociativos capaces
de canalizar el malestar del ciudadano o del colectivo hacia
una solución consensuada a los sentimientos antisociales.
• Fomentar la participación ciudadana propiciará la difusión
de actitudes cívicas y la mejora de la convivencia en el
futuro.
CONCLUSIONES
Sra. Lucia Dammert, coordinadora del programa Seguridad y
Ciudadanía FLACSO (Facultad Latinoamericana de Ciencias
Sociales), Chile.
• Existe una tendencia al cambio de ciudadanos por sujetos
que vive en espacios privados y fragmentados.
• El rol de la ciudadanía es complejo, y la desvirtuación de
las asociaciones hace que el Estado no pueda negociar con
estos actores.
• Se exige una organización y autogestión a las clases bajas
mientras éstas resuelven a la vez sus necesidades básicas.
• El civismo puede ser paradójico, y se puede dar incluso
dentro de un capital social negativo como el de las favelas.
CONCLUSIONES
Mesa 4: La actuación de los municipios en civismo y
convivencia.
• El ciudadano no es ciudadano por nacimiento, sino que se forma como
tal a partir del aprendizaje y de la vida en común.
• El municipio debe promover los consejos de barrio, puntos de
encuentro sumamente útiles para fomentar la aproximación entre
ciudadanos y el conocimiento entre culturas distintas.
• El origen de la violencia se encuentra, entre otros motivos, en la
desigualdad de recursos que obtienen los diferentes barrios que
componen un municipio. Cuando el contrato social es destruido, la
convivencia es indispensable.
• La figura del mediador. El municipio debe poner a disposición del
ciudadano las herramientas necesarias para tratar de resolver los
conflictos más inmediatos.
CONCLUSIONES
Sra. Inma Moraleda, presidenta delegada del Area de Igualtat
i Ciutadanía, Diputació de Barcelona.
• La construcción de la idea de ciudadanía se basa en el
aprendizaje de las conductas cívicas, estipulando los derechos
y deberes como ciudadanos, así como en la definición pública
y política de los elementos que amenazan la convivencia
ciudadana.
• Las nuevas estrategias para la integración de los recién
llegados y el desarrollo de la idea de la ciudadanía pasaría por
la difusión de los hábitos locales.
CONCLUSIONES
Sr. Laurent Elghozi, regidor del Ayuntamiento de Nanterre,
Francia.
• La convivencia se mejora a partir de una política de
acercamiento que fomente la aproximación entre ciudadanos y el
conocimiento entre culturas distintas.
• El plan de intervención debe recuperar lo colectivo frente a lo
individual, elaborando un plan de prevención e identificando los
puntos críticos.
• Hay que localizar los puntos donde se dan acciones incívicas,
desarrollando y creando los agentes encargados de mediar en estos
conflictos.
• Un punto clave en la detección del origen de la violencia es la
desigualdad de recursos en los diferentes barrios que componen un
municipio.
CONCLUSIONES
Sr. José Antonio Blanco Abad, alcalde de Sant Pere de Ribes y
presidente del Consell Comarcal del Garraf.
• Es un gran error el hecho de que la administración pública o
la sociedad en general trate de esconder los conflictos sociales.
Las instituciones deben abordar la problemática en toda su
amplitud.
• Es necesario un reconocimiento público de la incapacidad de
las instituciones para resolver o solucionar todos los problemas
que genera la sociedad.
• La administración pública puede facilitar al ciudadano las
herramientas básicas para que sea él mismo quien resuelva los
problemas o para realizar una primera aproximación.
CONCLUSIONES
CONCLUSIONES
CONCLUSIONES
CONCLUSIONES
Descargar

Document