EL BARROCO (S. XVII)
EL SIGLO DE ORO
DE LA
LITERATURA
ESPAÑOLA
Contexto social y cultural del Barroco
¿Qué es el Barroco?

Es el movimiento
cultural que
responde a la
decadencia
política, económica
y social que se
apoderó de España
en el siglo XVII.
Decadencia política



Se produce un DETERIORO DE LA AUTORIDAD
REAL: Felipe III, FelipeIV y Carlos II
Dejan el poder en manos de validos como el
duque de Lerma o el conde-duque de Olivares.
Pérdidas militares: Guerra de los Treinta Años,
sublevaciones en Cataluña y Portugal.
Decadencia económica

Profunda crisis económica que condujo a sucesivas
quiebras debido a:
 Financiación de las continuas guerras.
 Excesivos gastos de la corte.
 Frecuentes malas cosechas.
 Reducción del oro que llegaba de América.
 Surgirá un grupos de autores, llamados
Arbistras, que reflexionan sobre los problemas
y males de España.
Decadencia social

La crisis económica intensificó las
diferencias entre los grupos sociales:




La minoría aristocrática: inmersa en el lujo y el
despilfarro, acentuó sus privilegios.
Pequeña nobleza: desprecia el trabajo manual. Vive
de rentas. Se empobrece progresivamente. Es una
rémora.
Burguesía: no es tan fuerte como en otros países.
El pueblo: emigra del campo a la ciudad, en la que
aumenta la pobreza y la mendicidad. No tiene
acceso a la cultura para cambiar de clase.
Religión y sociedad



Concepto de “limpieza de sangre”. Se oculta el
origen de converso.
Expulsión de los moriscos (1609-1614).
Musulmanes convertidos. Graves repercusiones
en la agricultura.
Inquisición: censura y persecuciones.
Contexto cultural: pesimismo y desengaño

Nuevos temas:
 El desencanto: político y social.
 El desengaño: por la expectativas renacentistas.
 El pesimismo y la duda: resignación.
 El paso del tiempo: tempus fugit.
 La desolación: ruina de algunas famosas ciudades,
de España en general.
 Lo vano e inútil de nuestra existencia.
 La vida como sueño: realidad frágil e ilusoria.
 La locura del mundo, irracional.
 Decadencia nacional.
Contexto cultural: pesimismo y desengaño

Se acentúa el pesimismo y el sentimiento de DESENGAÑO: la
vida es un breve momento, todo es fugaz y efímero. Ante ello
se dan dos respuestas:

EXALTAR LA VIDA Y LAS EMOCIONES.

PRESENTARLAS NEGATIVAMENTE.

Época de contrastes.
Contrastes barrocos
Política, sociedad y arte



El arte al servicio del poder.
Intención didáctica.
Se modela a la sociedad:

política, social, ideológica, religiosa y
moral.
Arte, cultura y literatura



A pesar de la decadencia, gran riqueza cultural.
Renacimiento y Barroco = Siglos de Oro, pero con diferencias
estéticas claras.
El arte barroco es:
 Artificioso.
 Exagerado.
 Desproporcionado.
 Comicidad grotesca (sátira, burlas, chistes grotescos…).
 Arte de los contrarios: Quevedo, Góngora…
Renacimiento / Barroco













Crece el imperio.
Ilusión.
Reforma religiosa, erasmismo.
Equilibrio.
Belleza armónica.
Poesía: tema el amor.
Naturaleza idealizada.
Primavera, verano.
Tema en torno a la vida.
Predomina la juventud.
Paisaje, Locus amoenus.
Mujer símbolo de perfección.
Mitología equilibrada.













Decadencia política y social.
Escepticismo.
La Contrarreforma.
Deformación formal.
Belleza artificiosa.
Temas: la muerte y el dolor…
Deforme y a veces horrible.
Otoño e invierno.
Temas en torno a la muerte.
Predomina la vejez.
Gusto por las ruinas.
Es imperfecta.
Recursos excesivamente culto.
RENACIMIENTO
BARROCO


Lo peculiar de la
literatura barroca es la
búsqueda de la sorpresa
en el lector que debe
descubrir por medio del
ingenio, lo que esconden
las palabras del autor.
Búsqueda de la
dificultad.
LA LÍRICA
BARROCA
Poesía Barroca


Representa la ruptura del equilibrio
renacentista.
Este cambio se lleva a cabo por medio
de dos tendencias: el
CULTERANISMO (Luis de Góngora),
y el CONCEPTISMO (Francisco de
Quevedo)
Culteranismo y Conceptismo

Culteranismo : persigue la belleza formal
Representado por Luis de Góngora

Conceptismo: Se fija más en el contenido y
prefiere emplear recursos de ingenio, como
juego de palabras, asociaciones de ideas y
dobles sentidos.
Representado por Francisco Quevedo
CULTERANISMO
Corriente literaria que cultiva la forma de las palabras dejando en un segundo plano su
contenido y pretende crear un mundo de belleza, impresionando para ello los sentidos
con los más variados estímulos de luz, color, sonido y con un lenguaje ampuloso y culto
Recursos
Abuso de la metáfora con el fin de crear un mundo de belleza absoluta: Puertas de
rubíes en lugar de labios.
Uso frecuente de cultismos: palabras tomadas del latín o del griego: Argentar en lugar
de platear; tórrido, umbroso, áureo...
Abuso del hipérbaton. Consiste en alterar el orden de una oración, con lo que se llega
a hacer difícil su comprensión: Un torrente es su barba impetuoso, en lugar de: su barba
es un torrente impetuoso.
Uso de palabras parónimas. Es decir, palabras de un sonido parecido y diferente
significado; con lo que logran impresionar y llamar la atención sobre nuestros sentidos:
Nubes-naves.
Máximo representante
Luis de Góngora y Argote
CONCEPTISMO
Corriente literaria que profundiza en el sentido o concepto de las palabras; se puede
definir como una agudeza mental que da preferencia a las ideas con el fin de
impresionar la inteligencia o el deseo de decir mucho con pocas palabras.
Recursos
Frecuentes metáforas, no con el fin de embellecer, como el culteranismo, sino para
impresionar la inteligencia: Lumbre por pecado.
Juegos de palabras: utilización de una misma palabra con significados diferentes:
"Salió de la cárcel con tanta honra, que le acompañaron doscientos cardenales, sino
que a ninguno llamaban eminencia". (Quevedo.)
Estilo breve y conciso, que se logra mediante la elipsis o eliminación de palabras.
Aplican el refrán: "Lo bueno, si breve, dos veces bueno".
Antítesis de palabras, frases o ideas, con el fin de impresionar y agudizar la mente:
"Mi negra capa, ya blanca por los pecados".
Máximo representante
Francisco de Quevedo y Villegas y Baltasar Gracián
Los géneros del Barroco

Poesía: máximo esplendor. Los autores más
destacados son Lope de Vega, Luis de Góngora y
Francisco de Quevedo.

Narrativa: Destaca la novela picaresca y didácticodoctrinal: Gracián, Quevedo

Teatro: se crea la “comedia nacional”. Los autores
más destacados son: Lope de Vega, Tirso de
Molina y Pedro Calderón de la Barca.
La poesía del Barroco


Los poetas del barroco nacen en la segunda
mitad del XVI y mueren en la segunda del
XVII. Y, en el primer tercio del XVII, es el
máximo apogeo de nuestra lírica.
La poesía Barroca no es una ruptura con la
tradición anterior, se tocan los mismos
temas, los mismos tópicos, los mismos
mitos… pero ahora se da una vuelta de
tuerca, se riza el rizo…
Características de la poesía barroca

MÉTRICA



Italiana: endecasílabo, el soneto, octava real
(8v de 11), la silva (7 y 11)… con otros
contenidos, ideas y sentimientos.
Castellana: quintillas, redondillas (abba)…
satírico-burlesca y la décima (con gran éxito).
Formas populares: letrillas, romances,
seguidillas y villancicos, utlizadas por autores
cultos.
Quintilla

–
–
–
Cinco versos de arte menor con rima consonante. Su esquema
métrico responde, únicamente, a la voluntad del poeta, pero con
las siguientes limitaciones:
no puede quedar ningún verso sin rima;
no pueden rimar más de dos versos seguidos;
los dos últimos versos no pueden formar un pareado.
Si los hombres más despiertos
se ven en trances amargos,
en tan grandes desconciertos,
justo es traer abiertos
muchos ojos, más que Argos;
no dormir como dormimos,
pues nos cercan enemigos,
y mirar cómo vivimos
que de cuanto aquí hicimos
no nos faltarán testigos.
Cancionero de Úbeda.
Características de la poesía barroca

TEMAS: Diversificación.
 Poesía amorosa y sentimental: se supera el
petrarquismo y se renueva con las vivencias de los
nuevos poetas.
 Poesía de carácter moral y metafísico: la vida, el
paso del tiempo, efímero de la belleza, desengaño…
 Poesía religiosa: devoción y piedad (Lope).
 Poesía satírico-burlesca: se cuestiona y parodian
personajes, mitos, vicios, cotumbres…
LA PROSA




Novela corta:

Siguen a Cervantes. Temas variados.

María de Zayas (Novelas ejemplares y amorosas).

Cristóbal Lozano (Soledades de la vida y desengaño del mundo).
Novela bizantina:

Derivaciones de las renacentistas. El peregrino en su patria de
Lope de Vega.
Novela alegórica:

El Criticón de Baltasar Gracián.
Novela costumbrista:

Refleja ambientes, tipos, personajes, costumbres…

Novela corta de carácter descriptivo y pintoresco. También abunda
el humor y la sátira social.

Luis Vélez de Guevara (El diablo cojuelo), Agustín de Rojas ( el
viaje entretenido).
Novela picaresca




Mateo Alemán con el Guzmán de Alfarache.
Vicente Espinel con el escudero Marcos de
Obregón.
Estebanillo González, anónimo.
Quevedo con el Buscón.
Características de la novela picaresca







Narración en 1ª persona. Falsa autobiografía.
Estructura abierta. Aventuras independientes
entre si.
Carácter realista.
Origen deshonroso e innoble.
No puede mejorar su estado aunque lo intenta
con ahínco.
Es víctima de sus propios actos.
Tono moralizador.
Baltasar Gracián
Considerado el pensador más brillante de su época y el de mayor ingenio satírico...
POESÍA BARROCA
Luis de Góngora y Argote
Luis de Góngora y Argote, (15611627), poeta español, cima de la
elegancia de la poesía barroca y
modelo de poetas posteriores.
BIOGRAFÍA

Nació en Córdoba en una familia ilustre y estudió
en la Universidad de Salamanca.

Recibió órdenes religiosas y en su juventud ya era
famoso puesto que Cervantes habla de él cuando
Góngora sólo tiene 24 años.
Obtuvo un cargo eclesiástico de poca importancia
pero que le permitió viajar por España con
frecuencia y frecuentar la Corte en Madrid.
Se establece en esta ciudad y gracias a los favores
del duque de Lerma, consigue que Felipe III le
nombre su capellán.


BIOGRAFÍA



A pesar de sus aventuras, el amor y la religión nunca
fueron lo primero en su vida.
Sólo le domina un sentimiento: el de la belleza.
Tras la muerte del rey, habiendo perdido mucho dinero
por su afición al juego, enfermo, regresa a su ciudad
natal donde muere en 1627.
1561
1627
OBRAS
Composiciones menores


Romances, letrillas, endechas. Poesía fresca,
juvenil, popular, aunque elaborada… Ande yo
caliente, ríase la gente; Dexadme llorar a orillas del
mar…
Sonetos: poemas cultos. Alabanzas, desengaño,
el amor.

Mientras que por competir con tu cabello…

Poesía brillante, colorista, deslumbrante,
hermética.

Hipérbatos violentos, metonimias, antítesis,
adjetivación, cultismos, alusiones mitológicas…
Poemas mayores


La Fábula de Polifemo y Galatea (1612)
 73 octavas reales que están inspiradas en las
Metamorfosis de Ovidio; narra el amor del cíclope
Polifemo por la ninfa Galatea, enamorada, a su vez, del
pastor Acis.
 Gusto barroco por los contrastes: la bella Galatea, el
monstruoso Polifemo…
Las Soledades (1613) tenían que ser 4 partes pero sólo
hizo la 1ª y parte de la 2ª. Las aventuras de un joven
náufrago desdeñado de amores.
 Silvas con lenguaje elaborado, suntuoso, culterano,
difícil.
GÓNGORA: DÉJAME EN PAZ AMOR TIRANO
Ciego que apuntas y atinas,
caduco Dios y rapaz.
Vendado que me has vendido
y niño mayor de edad.
Por el alma de tu madre,
que murió siendo inmortal,
de envidia de mi señora,
que no me persigas más.
Déjame en paz, Amor tirano,
déjame en paz.
Diez años desperdicié,
los mejores de mi edad,
a ser labrador de amor
a costa de mi caudal.
Como aré y sembré cogí,
aré un alterado mar,
sembré una estéril arena,
cogí vergüenza y afán.
Déjame en paz, Amor tirano,
déjame en paz.
Amadores desdichados
que seguís milicia tal,
decidme qué buena guía
podéis de un ciego sacar,
de un pájaro qué firmeza,
que esperanza de un rapaz,
que galardón de un desnudo,
de un tirano, ¿qué piedad?
Déjame en paz, Amor tirano,
déjame en paz.
Amadores desdichados
que seguís milicia tal,
decidme qué buena guía
podéis de un ciego sacar,
de un pájaro qué firmeza,
qué esperanza de un rapaz,
qué galardón de un desnudo,
de un tirano, ¿qué piedad?
Déjame en paz, Amor tirano,
déjame en paz.
GÓNGORA: Dineros son calidad Verdad, mentira
Cruzados hacen cruzados,
Escudos pintan escudos,
Y tahúres muy desnudos
Con dados ganan condados;
Ducados dejan ducados,
Y coronas majestad,
¡Verdad!
En Valencia muy preñada
Y muy doncella en Madrid,
Cebolla en Valladolid
Y en Toledo mermelada,
Puerta de Elvira en Granada
Y en Sevilla doña Elvira,
¡Mentira!
Pensar que uno sólo es dueño
De puerta de muchas llaves,
Y afirmar que penas graves
Las paga un mirar risueño,
Y entender que no son sueño
Las promesas de Marfira,
¡Mentira!
No hay persona que hablar deje
Al necesitado en plaza;
Todo el mundo le es mordaza,
Aunque él por señas se queje;
Que tiene cara de hereje
Y aun fe la necesidad,
¡Verdad!
[…]
Siembra en una artesa berros
La madre, y sus hijas todas
Son perras de muchas bodas
Y bodas de muchos perros;
Y sus yernos rompen hierros
En la toma de Algecira,
¡Mentira!
Todo se vende este día,
Todo el dinero lo iguala;
La corte vende su gala,
La guerra su valentía;
Hasta la sabiduría
Vende la Universidad,
¡Verdad!
GÓNGORA: Ande yo caliente, y ríase la gente
Traten otros del gobierno
Del mundo y sus monarquías,
Mientras gobiernan mis días
Mantequillas y pan tierno,
Y las mañanas de invierno
Naranjada y aguardiente,
Y ríase la gente.
Coma en dorada vajilla
El príncipe mil cuidados,
Cómo píldoras dorados;
Que yo en mi pobre mesilla
Quiero más una morcilla
Que en el asador reviente,
Y ríase la gente.
Cuando cubra las montañas
De blanca nieve el enero,
Tenga yo lleno el brasero
De bellotas y castañas,
Y quien las dulces patrañas
Del Rey que rabió me cuente,
Y ríase la gente.
Busque muy en hora buena
El mercader nuevos soles;
Yo conchas y caracoles
Entre la menuda arena,
Escuchando a Filomena
Sobre el chopo de la fuente,
Y ríase la gente.
Pase a media noche el mar,
Y arda en amorosa llama
Leandro por ver a su Dama;
Que yo más quiero pasar
Del golfo de mi lagar
La blanca o roja corriente,
Y ríase la gente.
Pues Amor es tan cruel,
Que de Píramo y su amada
Hace tálamo una espada,
Do se junten ella y él,
Sea mi Tisbe un pastel,
Y la espada sea mi diente,
Y ríase la gente
Francisco de Quevedo: biografía




(Madrid, 1580 - Villanueva de los Infantes 1645). Estudió en las
Universidades de Alcalá de Henares y de Valladolid, ciudad ésta
donde adquirió su fama de gran poeta y se hizo famosa su
rivalidad con Góngora.
Siguiendo a la corte, en 1606 se instaló en Madrid. En 1613
Quevedo acompañó al duque a Sicilia como secretario de Estado,
y participó como agente secreto en peligrosas intrigas
diplomáticas entre las repúblicas italianas. De regreso en España,
en 1616 recibió el hábito de caballero de la Orden de Santiago.
En 1639, bajo oscuras acusaciones, fue encarcelado en el
convento de San Marcos, donde permaneció hasta 1643. Cuando
salió, ya con la salud quebrantada, se retiró definitivamente a
Torre de Juan Abad.
Más que su originalidad como pensador, destaca su total dominio
y virtuosismo en el uso de la lengua castellana, en todos sus
registros, campo en el que sería difícil encontrarle un competidor.
FRANCISCO DE QUEVEDO Y VILLEGAS

Su poesía aparece de forma póstuma en Parnaso español (1648) y
Las tres últimas musas (1670). Obra muy variada, ésta puede
clasificarse en:

Poesía filosófico-moral: critica las debilidades humanas (la
hipocresía, la ambición, el egoísmo, la envidia…).

Poesía metafísica: temas graves, profundos, severos… que
demuestran su angustia personal (la muerte, el paso del tiempo,
la muerte…)

Poesía amorosa: la más abundante, aunque a veces tildado de
misógino y misántropo, es uno de los máximos poetas del amor.
Convencional pero con fuerte emoción y sentimiento.

Poesía satírico-burlesca: gran afición a jugar con el lenguaje,
aprovecha para criticar vicios, defectos, malas costumbres…
deformación grotesca y destacamos las diatribas GóngoraQuevedo
QUEVEDO: Rosal
¿De qué sirve presumir,
rosal, de buen parecer,
si aun no acabas de nacer
cuando empiezas a morir?
Hace llorar y reír
vivo y muerto tu arrebol,
Rosal, menos presunción
donde están las clavellinas,
pues serán mañana espinas
las que agora rosas son.
No es muy grande la ventaja
que tu calidad mejora:
si es tus mantillas la aurora,
es la noche tu mortaja.
se está riendo la malva,
caballera de un terrón
Rosal, menos presunción
donde están las clavellinas,
pues serán mañana espinas
las que agora rosas son.
QUEVEDO: La pobreza. El dinero Es amarga la verdad
Pues amarga la verdad,
Quiero echarla de la boca;
Y si al alma su hiel toca,
Esconderla es necedad.
Sépase, pues libertad
Ha engendrado en mi pereza
La Pobreza.
¿Quién hace al tuerto galán
Y prudente al sin consejo?
¿Quién al avariento viejo
Le sirve de Río Jordán?
¿Quién hace de piedras pan,
Sin ser el Dios verdadero
El Dinero.
¿Quién con su fiereza espanta
El Cetro y Corona al Rey?
¿Quién, careciendo de ley,
Merece nombre de Santa?
¿Quién con la humildad levanta
A los cielos la cabeza?
La Pobreza.
¿Quién los jueces con pasión,
Sin ser ungüento, hace humanos,
Pues untándolos las manos
Los ablanda el corazón?
¿Quién gasta su opilación
Con oro y no con acero?
El Dinero.
¿Quién procura que se aleje
Del suelo la gloria vana?
¿Quién siendo toda Cristiana,
Tiene la cara de hereje?
¿Quién hace que al hombre aqueje
El desprecio y la tristeza?
La Pobreza.
¿Quién la Montaña derriba
Al Valle; la Hermosa al feo?
¿Quién podrá cuanto el deseo,
Aunque imposible, conciba?
¿Y quién lo de abajo arriba
Vuelve en el mundo ligero?
El Dinero.
QUEVEDO: Don Dinero
Madre, yo al oro me humillo;
él es mi amante y mi amado,
pues de puro enamorado,
de continuo anda amarillo;
que pues doblón o sencillo,
hace todo cuanto quiero,
poderoso caballero
es don, don, dodon, din, don es don
dinero.
Nace en las Indias honrado,
donde el mundo le acompaña,
viene a morir en España
y es en Génova enterrado;
y pues quien le trae al lado
es hermoso, aunque sea fiero,
poderoso caballero
es don, don, dodon, din, don es don
dinero.
Es galán, y es como un oro:
tiene quebrado el color;
persona de gran valor,
tan cristiano como moro;
pues que da y quita el decoro
y quebranta cualquier fuero,
poderoso caballero
es don, don, dodon, din, don es don
dinero.
Son sus padres principales,
y es de nobles descendiente,
porque en las venas de Oriente
todas las sangres son reales;
y, pues es quien hace iguales
al duque y al ganadero,
poderoso caballero
es don, don, dodon, din, don es don
dinero.
Por importar en los tratos
y dar tan buenos consejos
en las casas de los viejos
gatos le guardan de gatos;
y, pues rompe él recatos
y ablanda al juez más severo,
poderoso caballero
es don, don, dodon, din, don es don
dinero.
Nunca vi damas ingratas
a su gusto y afición,
que a las caras de un doblón
hacen sus caras baratas;
y, pues hace las bravatas
desde su bolsa de cuero,
poderoso caballero
es don, don, dodon, din, don es don
dinero.
GÓNGORA: Lloraba la niña
Lloraba la niña
(Y tenía razón)
La prolija ausencia
De su ingrato amor.
Dejóla tan niña,
Que apenas creo yo
Que tenía los años
Que ha que la dejó.
Llorando la ausencia
Del galán traidor,
La halla la Luna
Y la deja el Sol,
Añadiendo siempre
Pasión a pasión,
Memoria a memoria,
Dolor a dolor.
Llorad, corazón,
Que tenéis razón.
Dícele su madre:
«Hija, por mi amor,
Que se acabe el llanto,
O me acabe yo.»
Ella le responde:
«No podrá ser, no:
Las causas son muchas,
Los ojos son dos.
Satisfagan, madre,
Tanta sinrazón,
Y lágrimas lloren
En esta ocasión,
Tantas como dellos
Un tiempo tiró
Flechas amorosas
El arquero dios.
Ya no canto, madre,
Y si canto yo,
Muy tristes endechas
Mis canciones son;
Porque el que se fue,
Con lo que llevó,
Se dejó el silencio,
Y llevó la voz.»
Llorad, corazón,
Que tenéis razón.
GÓNGORA: La más bella niña
La más bella niña
De nuestro lugar,
Hoy viuda y sola
Y ayer por casar,
Viendo que sus ojos
A la guerra van,
A su madre dice,
Que escucha su mal:
Dejadme llorar
Orillas del mar.
Pues me distes, madre,
En tan tierna edad
Tan corto el placer,
Tan largo el pesar,
Y me cautivastes
De quien hoy se va
Y lleva las llaves
De mi libertad,
Dejadme llorar
Orillas del mar
[…]
Dulce madre mía,
¿Quién no llorará,
Aunque tenga el pecho
Como un pedernal,
Y no dará voces
Viendo marchitar
Los más verdes años
De mi mocedad?
Dejadme llorar
Orillas del mar.
En llorar conviertan
Mis ojos, de hoy más,
El sabroso oficio
Del dulce mirar,
Pues que no se pueden
Mejor ocupar,
Yéndose a la guerra
Quien era mi paz,
Dejadme llorar
Orillas del mar.
QUEVEDO: Érase una vez un hombre
Érase un hombre a una nariz pegado,
érase una nariz superlativa,
érase una nariz sayón y escriba,
érase un peje espada muy barbado.
Era un reloj de sol mal encarado,
érase una alquitara pensativa,
érase un elefante boca arriba,
era Ovidio Nasón más narizado.
Erase un espolón de una galera,
érase una pirámide de Egito,
las doce Tribus de narices era.
Erase un naricísimo infinito,
muchísimo nariz, nariz tan fiera
que en la cara de Anás fuera delito.
La prosa barroca: Quevedo

Sus obras tratan de lo más serio a lo más burlesco...

Los Sueños:
 A través de sueños critica costumbres y vicios.
 Mirada burlesca, preocupada y desengañada de la
sociedad.
 Ingenio y gran dominio del lenguaje.

5 sueños:
 Sueño de las calaveras, El alguacil alguacilado, Las
zahúrdas de Plutón, El mundo por dentro, La visita de
los chistes.
La prosa barroca: Quevedo


El Buscón:
 Culminación de la novela picaresca.
 Sin propósito moralizador ni didáctico. Narra
únicamente episodios de la vida de don Pablos.
 Visión amarga del mundo.
 El protagonista es un muñeco en manos del autor.
 Gran dominio del lenguaje. Estilo brillante.
Prosa doctrinal y política:
 La cuna y la sepultura: visión pesimista de la vida.
La muerte esta siempre presente. Moralidad cristiana
y barroca.
 Política de Dios: reflexiones políticas del autor.
El Buscón: argumento.

El buscón don Pablos es hijo de un barbero ladrón y una
madre hechicera. Su tío es además verdugo. Entra al
servicio del estudiante Diego Coronel, hospedado en casa del
dómine Cabra. En la Universidad de Alcalá, sufre burlas
crueles y poco limpias. Habiendo conocido por su tío que su
padre ha acabado en la horca, va a Segovia a recoger su
herencia. Marcha luego a Madrid, donde, por sus robos y
fechorías, acaba en la cárcel. Ya en libertad, es apaleado por
fingir e intentar casarse con una prima de don Diego. Es
cómico en Toledo y jugador tramposo en Sevilla. Acaba
participando en unas muertes. La novela concluye con la
intención de embarcarse para las Indias, aunque “nunca
mejora su estado quien muda solamente de lugar y no de
vida y costumbres”.
Descargar

EL BARROCO - DEMO E