LA CELESTINA
LA CELESTINA
LA CELESTINA
Fernando de Rojas
Prólogo_________
Esta obra en prosa, atribuida según la mayoría de los críticos a Fernando de Rojas, nos
habla del amor y de la vida de ciertos personajes (la Celestina, Calisto, Melibea y sus
sirvientes). La tragedia resulta pionera en las letras españolas y ha servido de
inspiración en el teatro, la pintura y el cine. Refleja la libertad del Prerrenacimiento
frente a los censores y presenta ciertas características importantes: un argumento
sencillo, dramático y dialogado, con fines moralizantes, en el que los personajes
utilizan un lenguaje popular o culto en función de su nivel social e interés , donde el
final de cada personaje es un efecto natural de su actuación y de hecho un mensaje
moralizador frente a las inadecuadas conductas de los protagonistas de la obra.
Ediciones y Autoría de La Celestina
En 1499 se publicó anónima la primera edición de la obra en
Burgos. Constaba de 16 actos y lleva por título Comedia de
Calisto y Melibea.
En 1500 se publica en Toledo una nueva edición que contiene:
1 -. Una carta del autor Fernando de Rojas
explicando que se encontró el primer acto
de la obra y la completó con otros 15.
Según cuenta él mismo en el prólogo, leyó el primer acto de l a
obra que circulaba entre los estudiantes de la universidad
sin saber quién lo había escrito. Le gustó y se dedicó a
continuar la obra con el resto de los actos, acabándola en 15 días,
durante sus vacaciones.
Hay críticos literarios que consideran la imposibilidad de que
Fernando de Rojas se identificara tan perfectamente con el autor
del primer acto; y que fue él quien escribió toda la obra. Hoy
se acepta que en la creación de la obra intervinieron dos autores.
Primer folio de La Celestina
(Burgos, 1499)
2 -. Unos versos acrósticos en los que se puede leer:
“ El Bachiller Fernando de Rojas acabó
la comedia de Calisto y Melibea, y fue
nacido en la puebla de Montalbán”.
3 -. Un resumen - argumento de toda la obra.
4 -. Versos finales del editor Alonso Proaza.
5 - . Los 16 actos.
En 1502 se imprime con un nuevo título Tragicomedia de
Calisto y Melibea, y con importantes novedades:
-. Cinco nuevos actos (pasa a tener 21 actos).
-. Una serie de modificaciones y supresiones.
-. Un prólogo en el que Fernando de Rojas
justifica los cambios.
Finalmente la obra se acabará llamando La Celestina dada la
popularidad del pede la alcahueta y conservará esos 21 actos.
Fernando de Rojas
Nació en la Puebla de Montalbán (Toledo)
hacia 1475, en una familia de judíos conversos.
Estudió leyes en en Salamanca y en esa época
debió de escribir La Celestina. Establecido en
Talavera de la Reina en 1507, llegó a ser
alcalde de la ciudad y murió en 1551.
Caligrafía de Fernando de Rojas (libro de leyes)
Argumento de La Celestina
En La Celestina se muestran los trágicos amores de Calisto y Melibea y las
malas artes que emplea la alcahueta Celestina para que se enamoren.
“Calisto, un mozo inteligente y de clase alta, ha conocido
en una huerta, algo alejada de la ciudad, a la bellísima
Melibea, y se ha enamorado de ella. Vuelve a
encontrársela cerca de la iglesia, y le comunica sus
sentimientos; ella lo despide irritada. Vuelve Calisto a su
casa y confiesa su amor y su pesar a su criado Sempronio.
Este le propone que utilice a la vieja Celestina como
intermediaria, para que suavice la aspereza de Melibea.
Celestina logra entrar en la casa de Melibea e intercede en
favor del enamorado; consigue vencer su esquivez y la
joven corresponde a Calisto.
Mientras tanto Sempronio y Pármeno, criados de
Calisto, de acuerdo con Celestina, desean explotar la
pasión de su amo, que había ofrecido a la vieja una
cadena de oro si lograba sus propósitos. Los criados
reclaman su parte a la vieja, que se niega; la matan y
huyen. Pero son apresados y muertos por la justicia.
Calisto suele visitar a Melibea trepando a su jardín
por una escalera de cuerda; estando en él, se produce
en la calle una pelea. El joven, pensando que uno de
sus nuevos criados tiene problemas, desea intervenir en
ella y al bajar por la escalera cae al vacío. Calisto
muere, y Melibea, al saberlo, sube a una torre y se
arroja desde lo alto”.
La obra termina con el planto o llanto de Pleberio – monólogo del padre de
Melibea, que reflexiona sobre la vida y se lamenta del trágico final de su
hija.
La Celestina en la Pintura
Massys Vieja mesándose los cabellos
Rivera Vieja usurera
Goya Maja con celestina
Picasso Celestina
Versos Acrósticos________
O damas, matronas, mancebos, casados,
Notad bien la vida que aquéstos hizieron,
Tened por espejo su fin qual ouieron:
A otro que amores dad vuestros cuydados.
Limpiad ya los ojos, los ciegos errados,
Virtudes sembrando con casto biuir,
A
todo
correr
deueys
de
huyr,
No os lance Cupido sus tiros dorados.
El Género de La Celestina
La Celestina es una obra dialogada de gran
extensión. Para unos se trata de una obra de teatro
no existe narrador alguno, tiene monólogos, apartes
y son los personajes quienes hablan siempre
directamente; pero esta obra no estaría destinada
a la representación por los constantes cambios de
escenario, personajes..., que harían imposible su
representación en la época; sino que se difundiría
por medio de la lectura colectiva.
Otros piensan que es una novela dialogada , el libre
tratamiento del espacio y del tiempo, la existencia
de escenas no dramáticas y el diseño de los
personajes serían rasgos más propios de la novela
que del drama. u obra teatral.
La Celestina una obra
de transición
entre dos épocas
La Tragicomedia de Calisto y Melibea es
una obra a caballo entre dos épocas la
Edad Media y el Renacimiento.
En ella percibe la crisis de valores de la
época en la que fue escrita, fin del s. XV.
Se combinan elementos típicamente
medievales (mezcla confusa de lo natural
con lo sobrenatural, sociedad estamental,
profundos temores religiosos) con otros
que caracterizarán el periodo renacentista
posterior (carpe diem “aprovecha el momento”,
paso del teocentrismo al antropocentrismo,
el individualismo, las pasiones amorosas sin
límite, la ambición por el dinero, la sociedad
en la que se alteran las relaciones entre
amos y siervos, es decir, desobediencia de
los criados al amo).
Libreto Ópera La Celestina
Sin embargo, aun cuando la mayor parte de la
obra está impregnada de un carácter
mundano, disfrutar de la vida (rasgo
renacentista), todos los personajes pagan al
final su demencia, locura, ambición o su
maldad, como si la mano de Dios anduviera
haciendo justicia en estos asuntos mundanos
(rasgo medieval). Y en el último acto cuando
Pleberio se lamenta por la muerte de su hija se
perciben aún las ideas medievales sobre la
muerte y el destino, ideas muy pesismistas que
contrastan con las invitaciones constantes de
Celestina a gozar de la vida y del amor.
La intención de la obra, según el propio
autor, es moralizadora: avisar a los jóvenes de
la inconveniencia de dejarse llevar por la
pasión amorosa y, también, de los males de la
avaricia.
Actrices españolas
que han interpretado
el papel de:
Celestina
Terele Pávez
Nati Mistral
Núria Espert
Temas de La Celestina
Amor, muerte, ambición, egoísmo, codicia, lucha de clases son los
temas centrales de La Celestina.
Amor entre los protagonistas – nobles y también entre los personajes
de baja condición social – los criados (lo que en la literatura de culta
de la época es muy novedoso).
Muerte inesperada e inútil de gran parte de los personajes (tragedia).
Ambición extrema en los criados y la vieja alcahueta , pero también en
el padre de Melibea, Pleberio, que ha dedicado su vida a atesorar
bienes y riquezas, descuidando a su hija.
Lucha de clases desde la primera a la última página de la obra, se
rompe la relación de fidelidad entre amo y criados. Los criados se
encuentran dominados por los instintos, el egoísmo y la codicia. Son
conscientes de su clase y odian a sus amos.
La Tragicomedia de Calisto y Melibea refleja
la mentalidad de la sociedad castellana del
siglo XV y los valores propios del naciente
capitalismo, afán de ganancia, actitud
práctica ante la vida, individualismo, etc;
temas que hacen que la obra no haya perdido
actualidad.
En este ambiente, personajes y sentimientos
perecen o mueren. La mentira, la traición, y el
engaño marcan la vida de los hombres.
El dinero lo puede todo, los personajes se
utilizan los unos a los otros y no existe la
solidaridad ni amistad.
El amor solo es o ciega pasión o mero interés. Por
ejemplo, Calisto y Melibea parodian el amor cortés
e idealizado, símbolo de la sociedad aristocrática
medieval. Pero al mismo tiempo se perfila un amor
mucho más apasionado y carnal cuyo propósito es
el disfrute físico. Los deseos violentos se apoderan
de la razón, convirtiendo al hombre en una
víctima de sus propias locuras.
Personajes
de
La Celestina
Nobles
Celestina
Criados y prostitutas
Celestina:
Es la auténtica protagonista de la obra ya que todo gira en torno a
sus acciones directa o indirectamente. Perversa, tal y como muestra la
imagen que se tenía de las mujeres de mala vida en la Edad Media, es
una vieja sabia por la experiencia que ha adquirido a lo largo de la
vida.
Es una mujer conoce los puntos flacos de la personalidad de todo el
mundo, lo que explota en su beneficio junto con la magia.
Se gana la vida con ciertos “trabajillos” mal vistos por la sociedad de
la época (partera, abortista, bruja, perfumera, alcahueta, meretriz...).
Pero a pesar de su inteligencia y experiencia la ambición, avaricia o
afán por el dinero hacen un combinado explosivo que desencadena las
desgracias de toda la obra, y que la conduce a la muerte.
Melibea:
Es una joven mujer de alto linaje que muestra a sus padres una
forma de ser que no concuerda para nada con la verdadera. Ofrece
una imagen inocente mientras que en realidad es una astuta
lujuriosa que escondiéndose detrás de su honra y su impecable
reputación engaña a su antojo a todo el mundo, excepto a Celestina
y a su criada.
Después del primer encuentro con Calisto, los restantes serán todos
en plan lujurioso, no es capaz de dominar su deseo. Es decir, una vez
influida por Celestina desata su lado más apasionado encadenado
hasta entonces bajo la honra. Señorita, joven, apuesta, rica.
Muestra un amor espiritual muy fuerte, y una gran resistencia a
perder su honor a pesar de ser por amor. Al principio parecerá una
inocente romántica capturada por los trucos de la Celestina, pero
luego aprovechará para desquitarse.
Calisto:
Noble enamoradizo, exaltado en el amor, soñador, pesimista; su
dignidad no es frontera para conseguir a Melibea, confiándose a
Celestina y sus criados.
Su locura amorosa le hace mostrar una irresponsabilidad típica
de un niño mimado. No duda en desentenderse de su verdadero
problema y pasárselo a sus criados, implorando y rogando
(recordar que es un noble), perdiendo su dignidad; esto muestra
un verdadero apasionamiento. Es un “obseso” ridículo (Melibea es
su diosa); un patán, un egoísta que sólo piensa en satisfacer su
deseo. Se salta las normas del amor cortés propio de los nobles.
Su perdición quizá sea que confía en todo el mundo pero solo
acepta los consejos que le convienen. Es un joven caprichoso que
no da un palo al agua viviendo del cuento, y dependiendo de sus
criados para todo, lo que le buscará la ruina. Está tan locamente
enamorado que su descaro y desvergüenza le nublan . Su torpeza
llega al clímax en el acto XIX, cuando resbala de la escala y se
desnuca, lo que muestra su incompetencia..
Pármeno:
Es un siervo leal a Calisto, hasta que la lujuria y el pecado
le llevan a unirse a la Celestina.
Al inicio de la obra se muestra como un defensor de su amo
frente al intento de seducción de la alcahueta a la que
conoce desde niño. Intentará abrirle los ojos a Calisto, para
que se de cuenta de que la Celestina lo que quiere es sacarle
el dinero. También le advierte que las mujeres no merecen la
pena, aunque él acabará traicionándole por lujuria.
Sin embargo será la propia Celestina la que le despierte su
lado lujurioso corrompiéndole con Areusa, una de sus putas.
Es decir, es un joven con buena voluntad pero con una
personalidad débil.
Sempronio:
Uno de los criados de Calisto, es un siervo, infiel, mentiroso,
manipulador e hipócrita ya que muestra a todo el mundo una
imagen de buena persona y luego los apuñala por detrás, en
especial a su amo al que llevará hacia la perdición cuando le
presente a la Celestina.
Sempronio es un cínico, cobarde, desleal hacia su amo, corrompido
por el afán de riquezas; y rencoroso, como demuestra cuando
mata a la alcahueta Celestina porque esta no quiere repartir el
botín.
Areúsa:
Es otra de las prostitutas que trabaja para Celestina, muy
astuta y de apariencia débil e inocente pero resulta ser una
fiera, astuta y arrogante.
Muy contraria en personalidad a su compañera Elicia. Es una
manipuladora inteligente y mentirosa que maneja a Pármeno
como le viene en gana al igual que al resto de criados de
Calisto, Sosia y Centurio.
Elicia:
Prostituta feliz poco previsora, es impulsiva, atrevida, celosa,
ociosa, débil. Lleva una vida de burdel y es muy dependiente de
Celestina; contrasta con la alcahueta y Areusa pues no deja
entrever malas intenciones en sus actos.
Celosa con respecto a Sempronio, pues este no parece demostrar
mucho interés. Necesita de los demás y es incapaz de ser
independiente.
Pleberio:
Es el padre de la joven Melibea. un burgués enriquecido por sus
negocios, fanático protector de su hija, patético, muy afectuoso,
vacilante, poco prudente, débil, inocente y, confundido con respecto a
su hija.
Al final de la obra, tras el suicidio de Melibea reflexionará sobre la
vida, el amor y la muerte.
Lucrecia:
es una criada de Melibea intenta
denunciar lo ocurrido a Celestina, pero calla y obedece. capturada en su
propio silencio.
Sosia y Tristán:
el resto de los
sirvientes de Calisto (Sosia y Tristán), permanecen fieles a
Calisto porque no participan en sus relaciones personales.
La lengua y el estilo
La lengua de La Celestina es el español de finales del siglo XV que
goza ya de un prestigio que le permite ser vehículo de grandes
obras.
Rojas introduce la novedad de que sus personajes utilizan un nivel
lingüístico según su estrato social o en función del contexto en que
se encuentra, sus intereses e, incluso, de la persona a la que se
dirige.
Calisto y Melibea utilizan el nivel culto de la lengua en sus diálogos
primorosamente ornamentados, hasta tal punto que en ocasiones
resultan excesivamente artificiosos o elaborados. Estos personajes,
sin embargo, no utilizan este nivel lingüístico cuando sus
interlocutores son sirvientes.
Celestina es una mujer que se sirve de la palabra para
dominar, seducir, fingir, convencer y engañar al resto
de los personajes.
Puede cambiar de registro lingüístico dependiendo del
interlocutor o de la situación. Utiliza el nivel vulgar de
la lengua (plagado de refranes, palabras malsonantes,
etc.) cuando se relaciona con personajes pertenecientes
a su misma clase social. Pero cuando se dirige a Calisto
o Melibea (situados en una escala social superior) se
dirige a ellos en un nivel mucho más cuidado y
elegante, incluso es capaz de citar sentencias o dichos
de autores cultos.
La Celestina
Teatro, Cine y Televisión
Imágenes de la película
La Celestina
Calisto declara su amor a Melibea y esta le rechaza.
Calisto sufre porque no es
correspondido por Melibea y uno de
sus criados, Sempronio, le aconseja
que contrate los servicios de la
vieja Celestina para que logre
conquistar a la joven.
Sin embargo otro de los criados,
Pármeno, le advierte de lo peligrosa
que puede resultar la vieja.
Calisto y sus sirvientes visitan el burdel en busca de Celestina. Previamente
Sempronio ha convencido a Pármeno de que pueden hacer negocio con Celestina,
aprovechando la locura amorosa de su amo Calisto.
Calisto contrata los servicios de la astuta Celestina.
Celestina pacta con los criados de Calisto el
reparto de los beneficios y se entrevista
con Melibea. La joven al principio se
muestra alerta frente a la vieja alcahueta.
Sabe que trata de engañarla, conoce las
intenciones de la vieja gracias a las
recomendaciones de su criada Lucrecia que
le alerta de las malas artes de Celestina.
Finalmente la joven Melibea es convencida por la astuta alcahueta
y aceptará un encuentro con el joven Calisto.
Calisto y Melibea tienen su primer encuentro amoroso en el huerto de la joven. La pareja se
cita al anochecer ocultando a sus familias la cita amorosa.
Los jóvenes amantes viven con
pasión su amor ilícito.
Incumplen las normas y se dejan
llevar por sus instintos.
Celestina está dichosa porque ha conseguido su
propósito y cuando cobra el botín que le ha
prometido Calisto se niega a repartirlo con los
criados del joven, Pármeno y Sempronio.
Estos se sienten engañados y deciden matar a
la avarienta alcahueta Celestina que no ha
cumplido con el pacto.
Elicia y Areúsa, las prostitutas
que protege Celestina, y que se
habían convertido en amantes
de Pármeno y Sempronio,
reclaman justicia cuando se
enteran del asesinato de la
vieja alcahueta.
Los dos criados de Calisto son
apresados y serán condenados
a la pena de muerte
Mientras tanto los jóvenes siguen viviendo
su pasión, ajenos a la muerte de sus
criados y de la alcahueta.
Continúan con sus encuentros amorosos,
cejados por una pasión que ya no pueden
ni están dispuestos a controlar.
Una de las noches Calisto cree oír que sus criados, Tristán y Sosia, que estaban vigilando al otro
lado de la tapia del huerto de Melibea, están siendo atacados y decide saltar el muro para
socorrerlos. El joven, una vez más se muestra demasiado ansioso torpemente cae al suelo y se
mata.
Melibea desesperada por la muerte de su
amado Calisto decide quitarse la vida
arrojándose desde una de las torres de su
casa, desoyendo los ruegos de su padre
Pleberio que se lamentará de la su mala
fortuna puesto que no fue capaz de ver
que su hija estaba viviendo un amor
ílicito que no pudo controlar.
Carátulas / Carteles de adaptaciones de La Celestina
Serie de Televisión
Obra de Teatro
Película
Imágenes
representaciones
teatrales de
La Celestina
Imágenes de la ópera
La Celestina
Fin
Descargar

Celestina - Cinnaminson Public Schools