Mensaje:
Hno. Isaías
Rodríguez Arizpe
Título
EL FRUTO
DEL ESPÍRITU
3A. PARTE
LA RELACIÓN DEL CREYENTE
CONSIGO MISMO
Introducción
Ilustración
Texto
Gálatas
5:22-23
¿Qué dice el pasaje?
Ésta es la descripción
de una vida que
está siendo dirigida
plenamente por
el Espíritu Santo.
Proposición
El que es guiado por
el Espíritu, andando
por el Espíritu,
también llevará
el fruto del Espíritu
en su vida.
Interrogación
¿Es realmente
posible vivir
nuestra vida diaria
como Dios lo
desea?
I. LA FIDELIDAD
A. EL CONCEPTO
1. “pistis” = “Fe”… Fidelidad
2. Exacto cumplimiento de
compromisos. Amor persistente.
3.“Yo de veras amo a mi esposa”…
pero se va con otra.
4. “Yo amo al Señor” “Yo amo a la
iglesia”… pero no asiste, no
ofrenda, ni sirve.
I. LA FIDELIDAD
B. CRISTO EJEMPLO
SUPREMO
El Ejemplo fiel de otros
también nos inspira.
I. LA FIDELIDAD
C. SER FIELES CUESTA
1. A Abraham le costó…
2. A Ester le costó…
3. A Daniel le costó…
4. A los amigos de Daniel les costó
5. A Esteban le costó
6. A Pedro y a todos los demás
apóstoles, excepto uno, les
costó…
I. LA FIDELIDAD
C. SER FIELES CUESTA
Pero los verdaderos seguidores
de Cristo saben bien eso, y ellos
nunca preguntan por el costo de
la fidelidad; ellos están más
interesados en cumplir la
voluntad de Dios que en su
propio bienestar o seguridad.
I. LA FIDELIDAD
D. NO OBSTANTE EL COSTO,
DEBEMOS SER FIELES.
1. Fieles en las cosas pequeñas,
porque ello anuncia que seremos
fieles en las cosas mayores.
Lucas 16:10.
I. LA FIDELIDAD
D. NO OBSTANTE EL COSTO,
DEBEMOS SER FIELES.
2. Fieles en lo que podamos hacer.
Solamente soy uno, pero uno soy,
No puedo hacer todo, pero puedo
hacer algo; Y lo que puedo hacer,
eso debo hacer. Y lo que debo
hacer, por la gracia de Dios,
lo haré.
I. LA FIDELIDAD
D. NO OBSTANTE EL COSTO,
DEBEMOS SER FIELES.
3. Porque eso es lo que requiere
de nosotros el Señor 1a. Cor. 4:1
4. Porque hay un galardón que
recompensará la fidelidad.
a)El que Pablo esperaba 2a. Tim 4:6-8
b)El que recibirán los fieles Ap. 2:10
II. LA MANSEDUMBRE
A. EL CONCEPTO
1. Señala la condición esencial del
hombre que no se estima a sí
mismo en nada, estando
dispuesto a ceder ante las
pretensiones de otros; uno que
respeta los sentimientos del otro.
2. Diferencia entre
“mansedumbre” y “benignidad”
II. LA MANSEDUMBRE
A. EL CONCEPTO
3. Es fortaleza bajo control; la palabra
es usada a menudo para describir a
“un animal que ha sido amansado y
sujeto a control.” Aplicado al
cristiano, se refiere a aquel que se
ha sometido absolutamente al
control del Espíritu Santo y
encuentra paz y felicidad en esa
sumisión total.
II. LA MANSEDUMBRE
B. CRISTO ES EL EJEMPLO
SUPREMO DE MANSEDUMBRE
1. No es fruto de debilidad sino del
Espíritu Santo.
2. Abundan referencias
a) Mateo 11:29 ¿Qué significa?
b) 2a. Cor. 10:1 Pablo la menciona
c) 1a. Ped. 2:23 Pedro la menciona
II. LA MANSEDUMBRE
C. CÓMO LA DESARROLLAMOS y
DÓNDE DEBEMOS DEMOSTRARLA
1. Solamente se puede
desarrollar cuando estamos
totalmente sujetos al control
del Espíritu Santo en nuestra
vida. Es obvio que tenemos una
tarea pendiente también en
esta octava manifestación.
II. LA MANSEDUMBRE
C. CÓMO LA DESARROLLAMOS y
DÓNDE DEBEMOS DEMOSTRARLA
2. Y dónde demostrarla, la
respuesta es sencilla. En nuestra
relación con Dios, que debe ser
reflejada en nuestra relación con
todas las personas en todos los
lugares. No nos compliquemos
demasiado la vida.
III. LA TEMPLANZA
A. CONCEPTO
1. El control de uno mismo,
con referencia especial a los
deseos de la carne
2. El dominio propio viene
solamente cuando nos
rendimos a Dios y nos
comprometemos a caminar
con Él.
III. LA TEMPLANZA
A. CONCEPTO
3. Dominio propio significa:
a) Abstenerse de todo mal
conocido
b)Tomamos lo mejor y nos
abstenemos de lo demás
c) Implica disciplina, como
atletas de alto nivel.
III. LA TEMPLANZA
B. CRISTO ES EL EJEMPLO
SUPREMO DE TEMPLANZA
III. LA TEMPLANZA
C. EN DÓNDE MOSTRARLA
1. En nuestros pensamientos
2. En nuestro hablar
3. En nuestro temperamento
4. En muchas otras áreas:
• Comida, trabajo, gasto,
placer, sexo, tabaco,
alcohol, drogas… etc.
IV. CONCLUSIONES
Debemos elegir entre vivir
como el hombre natural,
siendo “cristianos carnales,”
o aceptar sin reservas las
consecuencias lógicas de
nuestra posición en Cristo,
dejándonos llevar por el
poderoso impulso del Espíritu
por el camino de la voluntad
de Dios
IV. CONCLUSIONES
Tanto en el camino de la
santificación cono en la
salvación, la base de todo es la
Cruz; el poder es el Espíritu
Santo y el medio para
aprovechar la obra de Dios a
nuestro favor es la sumisión y
la fe.
Invitació
n
Descargar

Diapositiva 1