 Somos una Familia que comparte un
carisma que es esencialmente EDUCATIVO.
La Iglesia educa no sólo en el sentido de que
algunas de sus acciones son específicamente
educativas, sino porque la EDUCACIÓN es
una dimensión fundamental de TODA la acción
Pastoral.
 No confundir el Educar, solamente con el
ámbito de lo Escolar. Educare (Ltn):
ENCAMINAR, DIRIGIR…
El “amor como pedagogía”
Experiencia “Vital” del Amor de Dios en la vida de San Leonardo
Murialdo….
¡Padre mío y Dios mío! “Andaba errante como una oveja perdida”, y tú
has venido a buscar “aquello que estaba perdido” […] También a mí me
llamabas por mi nombre: Leonardo, Leonardo, ¿Dónde estás? Y yo huía
de ti “como ante un perseguidor”, porque no quería saber nada de ti […]
¿Y Tú? Tú como un amante despreciado, corrías detrás de mí, aún me
buscabas, levantabas más la voz con tus invitaciones,. Y yo, yo me hacía
el sordo. …
¡Dios me ha amado con amor eterno… Dios me ha atraído hacia sí con
misericordia!
 “Dios conduce nuestra Vida y Nuestra historia”
El “amor como pedagogía”
“Se interesaba minuciosamente por cuanto atañía a legados, herencias o
haberes en general, de sus alumnos. Para aquellos que se hallaban
completamente abandonados por sus padres, él les fue padre y
protector. ¡Cuántos dolores de cabeza no soportó por administrar
pacientemente el escaso dinero de sus jóvenes! Cuantas juntas se
tuvieron para resolver ciertas posiciones particulares. ¡Cuántas idas y
venidas a donde Abogados y Procuradores o Apoderados para recaudar
sustancias familiares de sus protegidos, quienes, a veces, le pagaban con
la falsa moneda de la ingratitud!
Aún fuera del colegio, los alumnos eran protegidos con su asistencia
paternal: son incontables los casos en los cuales Murialdo, conforme lo
permitían su tiempo y sus recursos seguía siendo para ellos el gran tutor o
apoderado.
Cualquiera que trataba con Murialdo, quedaba convencido de su
amabilidad.
Apenas los jóvenes entraban al colegio, adivinaban que debían habérsela
con un buen padre, cosa que les ensanchaba el Corazón y les hacía
menos doloroso separarse de la familia…
El “amor como pedagogía”
Jamás se le vio maltratar a sus jóvenes ni tampoco toleró que
alguien lo hiciera en su presencia, en manera alguna. Imponía
castigos rara vez, y en las mismas reprensiones guardaba mucha
prudencia y benignidad […]
El mayor castigo que infligía, antes de proceder a la expulsión,
era el de la cámara de reflexión , la misma que era ningún antro
oscuro a guisa de cárcel , sino una sala espaciosa y ventilada, en
donde el joven podía reflexionar sobre su conducta , recapacitar
y proponer mejorarse […]
•Pero, en casos especiales, y solamente para salvaguardar la moralidad
de los demás internos, tuvo que proceder a la expulsión de algunos
alumnos. Sabía bien que el colegio había sido instituido para la
regeneración y reeducación de los niños que lo necesitaban […]
El “amor como pedagogía”
Creer y dejarse amar por Dios Padre, dejarse TRANSFORMAR
(convertirse- Educarse) para alcanzar una Vida plena y Feliz que nos
ofrece Cristo: “ Yo he venido para que las ovejas tengan Vida, y
la tengan en abundancia”. (Jn 10, 10)
EJE DE LA PEDAGOGÍA: Compartir esta experiencia de Amor como
Instrumento del amor de Dios como Educadores, Animadores de
jóvenes pobres y necesitados: Dios conduce la vida y la historia de los
niños , adolescentes y jóvenes; nosotros somos guías, animadores,
colaboradores , acompañantes…
 COMPARTIR LA EXPERIENCIA VITAL DEL AMOR DE DIOS QUE
NOS EDUCA
Amor: Principio, fin y motor de nuestra tarea educadora:
evangelizar.
¿ Es sólo enseñar con Amor? ¿Es sólo educar el Amor?
DESCUBRIR y COMPARTIR ese Amor que es Dios (1
Jn 4, 16)
Es Transparentar el Amor con que Dios nos ha
educado en la Historia de Salvación: Jr 1, 4-1; Sal 139 (138)
Os 11, 1-4
 Vida de Jesús: Revelación del amor pedagógico de Dios que nos conduce a la
salvación: 1 Jn 4, 7-21:
Queridos míos, amémonos los unos a los otros, porque el amor procede de Dios, y el
que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios….
Así Dios nos manifestó su amor: envió a su Hijo único al mundo, para que tuviéramos
Vida por medio de él…
Y este amor no consiste en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó
primero, y envió a su Hijo como víctima propiciatoria por nuestros pecados…
Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es
amor, y el que permanece en el amor permanece en Dios, y Dios permanece en él…
El que dice: «Amo a Dios», y no ama a su hermano, es un mentiroso. ¿Cómo puede
amar a Dios, a quien no ve, el que no ama a su hermano, a quien ve?
Este es el mandamiento que hemos recibido de él: el que ama a Dios debe amar también
a su hermano…
Estilo Carismático: ponernos al servicio del Reino a través de la
Educación.
Identidad como Murialdinas : Educadoras cristianas de Jóvenes y
niños Pobres.
Educar evangelizando y Evangelizar educando: como Iglesia es
nuestra colaboración en la construcción del Cuerpo Místico.
Educación Integral: toda la Persona para llevarla a su Plenitud.
Educar: Ayudar a que cada hombre encuentre a Cristo y se deje
transformar por Él.
Educar el Corazón de los niños y jóvenes que Dios nos ha confiado, significa,
entre otras consecuencias, desarrollar aquellos valores que se desprenden
directamente del amor…
 Amar a Dios como “hijo” implica estimular el crecimiento de la confianza
en su AMOR PROVIDENTE, la comunicación con Él a través de la Oración.
Amarse a sí mismo, siendo el “señor” de la propia persona, generar actitudes
de autoestima, conciencia de la propia dignidad, humildad, responsabilidad,
trabajo…
Amar al mundo como “señor” del mismo, descubrir la libertad del hombre
ante las cosas, respeto por la ecología…
Amar al prójimo como hermano entablando relaciones humanas positivas y
cálidas…
Murialdo Educador y no Pedagogo
En la experiencia de Murialdo no hay un gran desarrollo teórico acerca
de la pedagogía… Murialdo no fue un gran Pedagogo, pero sí un gran
EDUCADOR.
Simplemente hizo lo esencial: Descubrió el Amor de Dios, se dejó
amar por Él, lo amó apasionadamente y se puso por amor al servicio en
los niños y jóvenes pobres, amándolos y dejándose amar por ellos…
Descargar

Diapositiva 1 - Colegio San Leonardo Murialdo