Creía ser una
simple estrella
en el
firmamento,
hasta que
alguien me dijo:
Mi Cielo
Creía haber cerrado
las puertas a la
felicidad, hasta que
alguien me dijo:
Que feliz soy a tu
lado.
Veía lejos la posibilidad de amar y ser
amado hasta que alguien me dijo:
Eres un ser especial, Te Amo
Fue entonces cuando comprendí
• Que amar al prójimo es amarme a mi
mismo
• Que en las cosas simples como escuchar,
abrazar, sonreír, besar, amar . . .
hay felicidad y logras impacta
• Pude comprender que soy importante
para Dios y en las manos de Dios.
Descargar

Slide 1