Nacido en Cádiz en 1743, siendo muy joven
entró en Sevilla en la Orden Capuchina.
Ordenado de sacerdote en Carmona, se dedicó
a las misiones populares, recorriendo muchas
diócesis con admirable fruto.
Predicó muchas veces en Sevilla y por toda la
archidiócesis. El Cabildo Metropolitano lo nombró
Dignidad honorario y lo mismo hizo el Cabildo
Colegial de Jerez.
Habiendo servido infatigablemente en el
ministerio de la Palabra, murió santamente en
1801.
Descargar

Diapositiva 1