SUSTANCIAS PURAS
MEZCLAS….
Y
SUSTANCIAS PURAS Y MEZCLAS
La materia está formada, básicamente, por dos tipos de sustancias:
Sustancias puras
Mezclas:
Mezcla heterogénea
Mezcla homogénea
Las sustancias puras son aquellas que están formadas por partículas iguales.
Tienen propiedades especificas bien definidas. Estas propiedades no varían,
aun cuando dicha sustancia pura se encuentre formando parte de una mezcla.
Algunas de estas propiedades son:
• El color
• El sabor
• La densidad
• La temperatura de fusión
• El olor
• La temperatura de ebullición
Las mezclas estan formadas por dos o más
sustancias puras. Están formadas por partículas
diferentes.
Las mezclas no tienen propiedades
especificas bien definidas. Las propiedades dependen de
su composición, que puede ser variable según la
proporción en la que intervengan los distintos
ingredientes de la mezcla.
Por ejemplo, el agua del mar tiene una
densidad y una temperatura de fusión y de ebullición que
no son fijas, sino que depende de la cantidad de sales
disueltas.
Hay dos clases de mezclas:
-Mezclas homogéneas o disoluciones: tienen un
aspecto uniforme, son aquellas en las que no
podemos distinguir visualmente sus componentes,
como ocurre con el aire, el agua del mar, etc. Son
aquellas cuyos componentes no son identificables a simple
vista, es decir, se aprecia una sola fase física.
Ejemplo:El agua potable es una mezcla homogénea de agua
(fase dispersante) y varias sales minerales (fase dispersa).
Sin embargo, no vemos las sales que están disueltas; sólo
observamos la fase líquida.
- Mezclas heterogéneas: son aquellas en las que sí se
distinguen los componentes como ocurre con el granito o
con algunos detergentes en polvo. Son aquellas cuyos
componentes se pueden distinguir a simple vista, apreciándose más de una
fase física.
Ejemplo: Agua con piedra, agua con aceite.
Hay muchos tipos de disoluciones, algunos ejemplos:
•Disolución de gas en gas, por ejemplo el aire. Para separar sus
componentes hay que licuar el aire, enfriándolo muchísimo, y
luego calentarlo y hacerlo hervir a distintas temperaturas (una
para cada componente).
•Disolución de sólido en líquido, por ejemplo el agua del mar.
Para separar sus componentes primero hay que evaporar el
agua.
•Aleacción. Es una disolución de dos o más metales o de un
metal con otro componente sólido como el carbón. Para
formarlas, hay que fundir los metales, mezclarlos y dejarlos
enfriar. Para separar los componentes primero hay que
fundirlos.
Componentes de una disolución.
Todas las disoluciones tienen dos
componentes:
1. El disolvente es el componente que se
encuentra en mayor proporción. Este
componente no cambia de estado.
2. El soluto es el componente que está
en menor proporción. Con frecuencia
cambia de estado. Una disolución
puede contener varios solutos.
Concentración de una disolución.
•Se llama concentración de una disolución a la cantidad
de soluto que hay en una cantidad determinada de
disolución.
•Llamamos solubilidad a la cantidad máxima de una
sustancia que se puede disolver en 100 g de agua, a una
temperatura dada. Si aumentamos la temperatura de una
disolución, en general, aumenta su solubilidad.
La forma más habitual de expresar la concentración es el
tanto por ciento, que indica las partes de soluto que hay
por cada 100 partes de disolución.
 En función de la cantidad de soluto que hay en una
disolución, ésta puede ser saturada, concentrada o
diluida.
http://www.educared.net/aprende/anavegar5/Podium/images/B/1563/separacion_c
omponentes.htm
La materia tiene unas propiedades: ( sistema material)
•Propiedades generales.- La masa ( cantidad de materia) y el
volumen ( espacio que ocupa).
•Propiedades específicas: Según la clase de sustancia de que
están hechos: color, brillo, dureza, densidad, temperatura de
fusión, etc. , etc. ( la sustancia es un tipo concreto de materia).
Son las propiedades específicas de cada materia las
que sirven para diferenciar una materia de otra.
La concentración es la magnitud fisico-química que nos permite
conocer la proporción entre el soluto y el disolvente en una disolución.
En el SI se emplean las unidades mol·m-3. Cada sustancia tiene una
solubilidad que es la cantidad máxima de soluto que puede mantenerse
en disolución, y depende de condiciones como la temperatura, presión,
y otras substancias disueltas o en suspensión. En química, para
expresar cuantitativamente la proporción entre un soluto y el
disolvente en una disolución se emplean distintas unidades:
molaridad, normalidad, molalidad, formalidad, porcentaje en peso,
porcentaje en volumen, fracción molar, partes por millón, partes por
billón, partes por trillón, etc. También se puede expresar
cualitativamente empleando términos como diluido, para bajas
concentraciones, o concentrado, para altas
Masa por volumen
Se pueden usar también las mismas unidades que para medir la densidad aunque no
conviene confundir ambos conceptos. La densidad de la mezcla es la masa de la
disolución dividida por el volumen de ésta, mientras que la concentración en dichas
unidades es la masa de soluto dividida por el volumen de la disolución. Se suelen
usar gramos por litro (g/l) y a veces se expresa como «% m/v».
Porcentaje en masa
Se define como la masa de soluto (sustancia que se disuelve) por cada 100 unidades
de masa de la disolución:
Por ejemplo, si se disuelven 20 gramos de azúcar en 80 ml de agua, el porcentaje en
masa será: 100•20/(80+20)=20% o, para distinguirlo de otros porcentajes, 20% p/p
(en inglés, w/w).
Porcentaje en volumen
Expresa el volumen de soluto por cada cien unidades de volumen de la disolución.
Se suele usar para mezclas líquidas o gaseosas, en las que el volumen es un
parámetro importante a tener en cuenta. Es decir, el porcentaje que representa el
soluto en el volumen total de la disolución. Suele expresarse simplificadamente como
«% v/v».
Por ejemplo, si se tiene una disolución del 20% en volumen (20% v/v) de alcohol en
agua quiere decir que hay 20 ml de alcohol por cada 100 ml de disolución.
La graduación alcohólica de las bebidas se expresa precisamente así: un vino de 12
grados (12°) tiene un 12% (v/v) de alcohol.
La destilación es el procedimiento más utilizado para la separación y
purificación de líquidos, y es el que se utiliza siempre que se pretende
separar un líquido de sus impurezas no volátiles.
La destilación, como proceso, consta de dos fases: en la primera, el
líquido pasa a vapor y en la segunda el vapor se condensa, pasando de
nuevo a líquido en un matraz distinto al de destilación.
Evaporación.
Consiste en calentar la mezcla hasta el punto de ebullición de uno de los
componentes, y dejarlo hervir hasta que se evapore totalmente. Este método se
emplea si no tenemos interés en utilizar el componente evaporado. Los otros
componentes quedan en el envase.
Un ejemplo de esto se encuentra en las Salinas. Allí se llenan enormes embalses
con agua de mar, y los dejan por meses, hasta que se evapora el agua, quedando
así un material sólido que contiene numerosas sales tales como cloruro de sólido,
de potasio, etc…
(dos: vaporización
( con calor, tamaño del soluto pequeño) y
cristalización ( ambiental, tamaño del soluto grande)
Filtración.
Se fundamenta en que alguno de los componentes de la mezcla no es soluble
en el otro, se encuentra uno sólido y otro líquido. Se hace pasar la mezcla a
través de una placa porosa o un papel de filtro, el sólido se quedará en la
superficie y el otro componente pasará.
Se pueden separar sólidos de partículas sumamente pequeñas, utilizando
papeles con el tamaño de los poros adecuados.
Descargar

SUSTANCIAS PURAS Y MEZCLAS