INDICACIONES PARA LA COMUNIDAD CRISTIANA
Toda norma,
indicación o
sugerencia es un
signo de servicio de
amor fraternal que
busca el bien común
1.- Sé puntual por amor y respeto al Señor y a la
comunidad.
2.- Procura unirte a tus
hermanos colocándote lo más
cerca posible de la Mesa
Eucarística, como un solo
pueblo de Dios.
3.- Da un buen ejemplo a la comunidad y,
salvo que no haya sitio, colócate en los
bancos.
4.- No vengas con prisas sino con amor. Si no
puedes venir, haz de tu ocupación una
Eucaristía.
5.- No hagas visitas particulares a los
santos mientras la comunidad
celebra la Eucaristía. Hazlas antes o
después de la eucaristía.
6.- Procura unirte a la alabanza y oración de acción de
gracias de tus hermanos con tus respuestas y cantos.
Participa con fe y gozo en la celebración.
7.- Comparte con los demás los servicios: hacer la colecta,
leer la Palabra, hacer de monitor o dirigir los cantos, según
los dones que el Señor te ha dado para bien de la
comunidad.
8.- No salgas de la Eucaristía hasta que el que la
preside, en Nombre del Señor, dé su bendición a la
comunidad y nos envíe al mundo a dar testimonio de
lo que hemos celebrado.
9.- Si vienes a la Eucaristía de
adultos con niños pequeños,
cuida de que no impidan el
recogimiento y, en último caso,
procura arreglarte en casa
turnándote, si es posible.
10.- Sé testigo
durante el día de
lo que hemos
celebrado con
gozo en la
Eucaristía de
nuestra
comunidad. La
Eucaristía es toda
la vida.
Descargar

Diapositiva 1