El flautista
de Hamelin
Hamelin era un pueblo que
estaba invadido por los ratones.
Los vecinos
junto con el
alcalde
querían
buscar una
solución.
Un día
apareció
por aquel
lugar un
flautista.
El flautista se comprometió
a librar de ratones a todo el
pueblo.
El alcalde le ofreció
como recompensa dos
bolsas de monedas de
oro.
El flautista tocó una
melodía mágica y
todos los ratones le
siguieron. Les hizo
cruzar un río y se
ahogaron.
El flautista volvió al pueblo para
cobrar su recompensa.
El alcalde le quiso pagar con una única moneda de oro,
ante las risas y burlas de los desagradecidos vecinos.
El flautista, sintiéndose
engañado, dijo que se
vengaría por el trato
recibido.
Hizo sonar otra melodía y
todos los niños del pueblo
le siguieron hasta
desaparecer.
Los habitantes,
entristecidos por la
pérdida de sus hijos,
abandonaron Hamelin.
Los ratones, viendo el pueblo
abandonado, fueron de
nuevo…¡los dueños de Hamelin!
Los artistas…
y sus papeles
Los ratones
El flautista
El alcalde y la secretaria
Los vecinos
y… los niños
Descargar

Diapositiva 1