Estaba el buen pastor
cuidando sus ovejas …
Cuando de repente
una se perdió.
Las demás se asustaron y
la llamaron.
.
El pastor lo
comprendió y fue
a buscarla.
El pastor la
encontró y
se alegro
más por ella
que por las
que dejo en
el establo.
Todas las
ovejas se
pusieron a
jugar.
FIN
Descargar

la parabola del