SAMUEL BAK
El pintor con uno de sus cuadros
expuestos en Yad Vashem
"Shmuel Bak – 60 años de creatividad“
Nació en Vilna, Lituania, en 1933 y
empezó a dibujar desde muy joven.
Sus dibujos se expusieron por
primera vez en el gueto de Vilna en
1943. Sus abuelos fueron asesinados
en Fonar, a su padre lo mataron unos
días antes de que los rusos liberaran
Vilna. Al acabar la guerra Bak llegó
a un campo de refugiados en
Lansberg, Alemania . Estudió
pintura en Munich durante 3 años,
hasta que emigró a Israel en 1948.
Continuó sus estudios en la
Academia de Arte Betsalel y sus
dotes llamaron la atención de
artistas consagrados como
Steinhardt, Ashheim y Verdun.
Después estudió en Paris y desde
entonces vivió y trabajó en Roma,
Israel, Nueva York, Paris, Londres,
hasta que se asentó en Boston, USA.
Su creación siempre
guarda
relación con el tema del
Holocausto, con sus
recuerdos particulares.
Elegía
Viaje continuo
Desde una ciudad que flota
hacia un barco de piedras.
Auí el cielo es más luminoso.
Tal vez la guerra ha
acabado; la fortaleza
transoceánica masiva parece
lista para partir, quizás
hacia la Tierra prometida.
¿Quién habita esta
estructura?
En su cubierta hay objetos
que sugieren la difícil
situación de haber
sobrevivido. Unas cuantas
lápidas no terrenales, como
recordando la Alianza rota
entre Dios y Su pueblo. Dos
chimeneas humeantes
emergen desde el barco. Sé
que emergen porque lo que
yace enterrado son muchas
almas.
Para establecer distancia escojo
darle a mis pinturas un aspecto de
intemporalidad. La distancia
permite superar temores, tocar lo
que el alma de un observador
reticente considera intocable,
hablar de lo innombrable.
Humo, cementerios flotan
en el cielo. Los cielos de
Europe llevan las cenizas
de un pueblo asesinado.
Las tumbas recuerdan las formas de las Tablas de la Ley.
Aquí el tema es la ruptura de la
Alianza de Dios con Israel.
Plantea las Gran pregunta:
Dónde estaba Él? Por
supuesto, ningún arte pretende
dar repseuesta a una pregunta
semejante. Es el observador
quien ha de meditar. El número
6 representa el sexto
mandamiento – “No matarás”
– y por los 6 millones.
Letras hebreas que dicen SHEMA ISRAEL, una proclamación que se
espera que los judíos religiosos griten en el momento de su muerte,
yacen destrozadas bajo un montón de lápidas.
Dos letras Yod como partes de una llave rota. Una llave es una
herramienta que abre lo que está cerrado, un instrumento de
interrogación. Metafóricamente hablando, continúa exponiendo el enigma
de la presencia de Dios, o de Su ausencia. La casa está siendo protegida, o
aplastada por una pesada carga.
En este segundo panel
la letra hebrea Shin de
Shadday, el atributo
femenino de Dios,
vuelve a proponer el
mismo interrogante.
Aquí, donde la luz es
más brillante, la llave
rota adopta la forma
de un “cero” que podría
sugerir vacío o
abandono.
A mí, el joven de Varsovia me sugiere la Crucifixión
Judía. En el Ghetto de Vilna yo tenía su edad y el mismo
aspecto.
La Familia
La Familia
La Familia es una pintura que he dedicado a la memoria de los miembros
de mi familia que perecieron. Una explicación para este trabajo iría más
allá de los límites de mi tiempo actual, así que permitidme continuar con
la descripción de mi biografía.
Durante la mayor parte de mis últimas cuatro décadas, he sido sin duda
un judío errante. He vivido y trabajado en Tel Aviv, Paris, Roma, y
Lausana, y actualmente resido en Boston, USA. Me he convertido en una
persona que se siente en casa en todas partes y en ninguna, un artista
cuyas verdaderas raíces están en el campo de su arte. Como dije antes, y
puede parecer vulgar, sé que lo que he venido pintando surge de una
necesidad compulsiva de dar sentido al milagroso hecho de mi
supervivencia. Intenta apaciguar un sentimiento triste de perplejidad.
Sentimiento que surge del temor a que en un mundo de cataclismos sin
igual, las cosas no son nunca lo que parecen. My obra revela una
realidad observada a través de los ojos de un niño que repentinamente se
hizo viejo. Algunos podrían llamarlo elaboración del Trauma; espero que
mi arte sea más que eso.
El recién publicado
monográfico sobre mi
arte, que abarcae más
de 50 años de vida
artísitica, tiene esta
imagen en su portada.
Si tuviera que definir el
lenguaje o estilo de mi
arte, lo situaría en el
reino de la alegoría y
la metáfora.
Close Up
Paisajes devastados
de antiguas ciudades
y construcciones
urbanas que parecen
haber sido hechas
con los juguetes de
construcción de un
niño.
Figuras semivivas y semiartificiales de
extraña
próstesis.
Ángeles
violados que
permanecen
indefensos.
Piezas de ajedrez en medio de un juego sin normas.
Una revolución ha hecho desaparecer a los reyes, caballeros y
alfiles. Y ha instalado una igualdad de imperfecciones.
EL FRUTO DE LA SABIDURÍA
“De niño, tenía la sensación de que si
Adan renunciara al Paraíso para probar
la fruta que daría la sabiduría y la
capacidad de distinguir entre el bien y
el mal, ésta sería la pera. Pensaba que
si fuera una manzana, que en mis
recuerdos de infancia era siempre algo
muy ácido, no tendría nada que ver con
el “sabor sensual y maravilloso del
sabor de una pera”. La pera, así, queda
como un símbolo alternativo de la
Caída del Hombre y todas sus
ramificaciones: la expulsión del Paraíso
hacia el mundo del tiempo, el origen del
libre albedrío, y la capacidad de
distinguir entre el bien y el mal”.
Enormes frutas, en su
mayoría peras en diversos
estadíos de la reinvención,
peras hechas de piedra, peras
con forma de planetas
flotantes, peras que al
generar otras peras
representan un mundo
destruido y desconcertante,
un universo que no ofrece
explicaciones. A veces uno
puede ver en muchas de estas
pinturas las huellas del
esfuerzo humano por
corregirlo.
Representación
Destierro
El ghetto. Aquí hay una superficie inclinada sin horizonte y sin posibilidad de
escapatoria. Ciertamente, cuando nos arrojaban al ghetto como basura humana, la
sensación era de estar en un foso muy profundo. Este foso tiene la forma de la Estrella
de David, el emblema del ghetto. Cerca yace un distintivo de identificación.
La textura de la pintura intenta
evocar la pétrea indiferencia del
mundo exterior.
Después de la liberación,
cuando volví a visitar el ghetto,
estaba en ruinas, similares a las
que se ven en la pintura.
El título aquí es “Soledad“. Es otra estructura con la forma de la Estrella
Judía, una isla rodeada por un mar amenazador. El cielo de la pintura se
desprende de una luz ominosa.
Más información:
http://www.puckergallery.com/bakforum.html
http://www1.yadvashem.org/new_museum_heb/pavilion.html
http://www.puckergallery.com/samuel_bak.html
‫שמואל_בק‬/http://he.wikipedia.org/wiki
http://en.wikipedia.org/wiki/Samuel_Bak
http://www.chgs.umn.edu/Visual___Artistic_Resources/Samuel_Bak/samuel_bak.ht
ml
http://www.chgs.umn.edu/Visual___Artistic_Resources/Samuel_Bak/Chess_in_the_
Art_of_Samuel_Bak/chess_in_the_art_of_samuel_bak.html
http://www1.yadvashem.org/heb_site/heb_about_yad/whats_new/bak.html
Edición: Assaf Pearl (Feler)
Descargar

שקופית 1