¿CONOCES LA SALUD DE TU EMPRESA?
Por: Froilan Becerra, CPA.
Socio Director de BFC Auditores.
Introducción
Como Comerciante o Ejecutivo de Empresa, Usted ha escuchado expresiones como esta: ¨Ese negocio nació
ayer¨, ¨ese negocio creció¨ o ¨ese negocio murió¨, por tal circunstancia. Vemos como ésta realidad que
compete al ser humano se utiliza para determinar hechos ocurridos en la empresa.
Este método de estudio de la situación de las empresas, obedece a una “metáfora” que responde a un
interesante método de trabajo que consiste en trasladar la salud o la enfermedad como aplicables para los
negocios. Estoy seguro que ustedes también han escuchado este vocablo: ¨esta empresa esta enferma¨,
refiriéndose a una compañía que no le va bien en sus ventas, etc., o quien la dirige lo hace tan mal, que se
enfermó.
Este método se viene estudiando desde los años ochenta, entre las personas que hemos identificado como
investigadores de este tema están el Frances, Profesor Manfred Kets de Vries y el Canadiense Profesor Danny
Miller. Actualmente, quien ha retomado este tema es el Profesor Español Javier Fernández Aguado quien ha
escrito varios libros sobre las Patologías o Enfermedades de las Organizaciones.
En Panamá, nos hemos dedicado al estudio de este tema desde hace unos 20 años. Pero, frente a la
problemática que existe actualmente en la parte impositiva, hemos dado un giro y hemos profundizado el
tema desde el punto de vista de “la salud fiscal de la empresa”.
El lunes, 13 de mayo de 2013 se publicó en el periódico semanal CAPITAL
FINANCIERO una entrevista al señor Luis Cucalón, actual Director General de
Ingresos (DGI) del Ministerio de Economía y Finanzas, titulada: “Alcances fiscales
suben a $300 millones”.
Los alcances fiscales son el resultado de las revisiones o auditoria que realiza la
DGI a las declaraciones de renta de los contribuyentes. Esto es, que éstas
empresas tuvieron que pagar al Fisco por errores en su contabilidad tributaria la
suma de $300 millones de dólares de más, en concepto de impuesto sobre la
renta por supuestas deficiencias encontradas.
Ésta es una “mala y grave noticia”. Estos supuestos errores en su contabilidad
tributaria son indicativos de que las empresas en Panamá involucradas en esos
alcances fiscales no gozan de buena salud fiscal, ya que los contribuyentes no
presentaron oportunamente a El Estado el impuesto sobre la renta que le
correspondía pagar. Esto es perjudicial, ya que ese dinero se requería para los
gastos e inversiones que realiza el Gobierno para beneficio de los panameños, y
por otro lado, otro aspecto peligroso y perjudicial para nosotros, la declaración
de renta fue preparada por un Contador Público Autorizado (CPA).
Lo anterior, me lleva a hacerme la pregunta: ¿En mi condición de Profesor, cómo ayudo
en esta situación que perjudica a El Estado y a los Contadores Públicos Autorizados?
Mi respuesta fue: ¡Debo buscar fórmulas para facilitar el estudio y comprensión de la
contabilidad tributaria para no financieros, con la utilización de metáforas, al comparar,
en sentido figurado, la salud de las personas con la salud fiscal de las empresas!
El tener una buena salud no es un asunto privativo de los humanos, también las
empresas deben cuidar de su salud. Para su buen funcionamiento requieren de tener
finanzas sanas y una estructura operativa y fiscal que les permita cumplir con sus
responsabilidades tributarias.
Sin embargo, curiosamente, los Dueños de negocios sólo prestan atención al dinero en
efectivo y a las cifras de ventas, descuidando otros aspectos de las finanzas del negocio –
aspectos que son indicadores críticos de la salud general de la empresa.
Recuerde que los estados financieros – no importa a que nivel de detalle, no importa
qué tan llenos de jerga contable, no importa cuán técnicos o matemáticos parezcan – no
son más que una radiografía de su negocio.
Si usted no tiene una fotografía clara de su negocio, terminará tomando decisiones
incorrectas, en el vacío. Y si estas ganancias y pérdidas no están apoyadas en
cumplimiento de las normas contables y las normas fiscales, la declaración de rentas
serán preparadas en forma incorrecta, que lo llevará a pagar más de lo que corresponde,
ya que incurriría en sanciones, multas, recargos e intereses.
Si bien una persona jurídica no está sujeta a enfermarse en el sentido estricto de la
palabra, existen situaciones contables y fiscales que afectan su correcto desempeño o
incluso ponen en riesgo la vida de la empresa y pueden provocar su muerte al verse
obligada a cerrar.
En medicina, el “síntoma” se define como: fenómeno revelador de una enfermedad. Por
su parte, el “tratamiento” significa: conjunto de medios que se emplean para curar o
aliviar una enfermedad.
A continuación presentamos algunos síntomas que se presentan en el ciclo contable de
las empresas que los lleva a cometer errores en la declaración de renta. Luego de
identificar la señal de que algo esta sucediendo o va a suceder en la cuenta contable,
recomendamos el tratamiento a seguir. Para la presentación de hoy, por razón del tiempo
de exposición sólo analizamos parte de este ciclo contable.
Descargar

Document