Hacer
Las iniciativas de Transición son manifestaciones prácticas que
aumentan la autonomía de la comunidad local (aumentan la
“resiliencia”) en el ámbito de las necesidades básicas:
alimentación, vestido, vivienda, transporte, energía…
Las iniciativas se planifican y/o deciden en el seno del colectivo
vecinal, en función de las habilidades, conocimientos y
posibilidades de las personas, y conforme un plan a largo plazo.
Este plan, que en el Reino Unido se le denomina EDAP (Energy
Descent Action Plan), surge de la propia comunidad.
Un Plan colectivo para la Transición
Los colectivos vecinales (barrios, pueblos, islas,
urbanizaciones…) crean su Plan de Descenso
Energético: se trata de un proyecto por etapas donde
se proponen los pasos prácticos para alcanzar unos
objetivos de aumento de la resiliencia (o autonomía de
la localidad, barrio, etc., en un escenario de menos
disponibilidad de energía). Cada Plan es propio de
cada colectivo, se diseña tras un tiempo de
funcionamiento de la iniciativa de Transición, y se basa
en la Visión colectiva de un futuro mejor, en un
escenario de baja disponibilidad de energía y recursos.
(En la foto, final de un encuentro de Transición en USA)
CELEBRAR
Las iniciativas de Transición, en todas sus
manifestaciones (encuentros, talleres, trabajo colectivo
práctico, presentaciones…) tienen un espacio final de
tiempo para la “celebración” lúdica. Es éste un
elemento fundamental que no se descuida. Puede ser
una merienda colectiva, cantar juntos, un juego, un
pequeño concierto de música, una sesión de chistes…
La celebración es un “premio” por el trabajo realizado,
compensa el trabajo penoso, ayuda a fortalecer los
lazos entre las personas, y predispone para la
continuidad del compromiso.
La celebración, además, atrae la atención de otras
personas, que reconocen las iniciativas de Transición
como algo amigable, a escala humana, y energetizante.
(En las fotos, celebraciones en iniciativas de USA y Reino Unido)
Transición Personal
El ser humano es ante todo un Ser Colectivo. El
camino de Transición colectiva tiene un eco poderoso
en la Transición personal. El transicionar
colectivamente nos anima a hacer cambios en nuestra
vida, nos encontramos acompañados por más
personas de nuestra comunidad, podemos ver y
entender nuestras dificultades y las de los demás, nos
podemos sentir entendidos y apoyados. Los retos
grupales, en el sentido de una creciente autonomía
local ante una menor disponibilidad energética y de
recursos, nos arrastran con mucha más energía en los
cambios de hábitos y adicciones al consumo
HONRAR A LOS MAYORES
Las personas mayores, con respecto a nuestra generación, son
una fuente de sabiduría y habilidades, ya que se vivieron y
aprendieron en un mundo menos vulnerable y dependiente de los
combustibles fósiles. En toda la Historia de la Humanidad y en
todas las culturas, los mayores han sido la garantía de cohesión
social, transmisión cultural y sabiduría espiritual.
En las iniciativas de Transición se escucha a los mayores, se
aprende de ellos, de su época, sus habilidades y sus consejos. Se
les invita a participar en las iniciativas, al nivel que pueden.
Aportan a la colectividad y se les hace sentirse útiles.
En las iniciativas de Transición son muy comunes los encuentros
con gente mayor, para hablar de cómo era tal o cual aspecto de la
vida en otros tiempos (producción de comida, energía,
manufacturas, salud…)
MONEDAS COMPLEMENTARIAS EN
LA LOCALIDAD
Algunas iniciativas locales de Transición fomentan que
los bienes y servicios de la localidad sean valores de
intercambio dentro de la propia localidad.
Para ello, acuñan una moneda complementaria a la
moneda en curso. Esta moneda tiene el sentido
primigenio del dinero: se trata de un “vale” por trabajo
empleado.
Sólo se pueden comprar productos o servicios locales
con la moneda complementaria. Así mismo, se fomenta
que los comercios, profesionales, etc., cobren también
con la moneda complementaria
En la diapositiva, monedas locales Zoquito (Jerez de la Frontera), libra de
Lewes (UK), y Eco (Tarragona)
Producción local
Es muy frecuente que las iniciativas de Transición comiencen su
andadura con la creación o fortalecimiento de redes de producción
y consumo de alimentos locales. La seguridad alimentaria es el
aspecto más primario y el que más interesa a la gente en primer
término. En las iniciativas de Transición, es muy habitual que se
formen grupos vecinales alrededor de este tema. En estos grupos
se da luz a iniciativas tales como la creación de huertos comunales
o fomento de huertos privados, la comercialización local de estos
alimentos, los talleres de conservación, cocina con baja energía,
cría de gallinas, composteros comunitarios,etc.
(En la foto, iniciativa de Transición en Holanda – Creación de huerto en una
barriada)
Las iniciativas de Transición no son reivindicativas
En las iniciativas de Transición, no se espera a que los demás cambien o
actúen. La iniciativa personal colectiva de al menos dos personas es ya
suficiente para ponerse en marcha, al nivel en que se puede.
Se busca la implicación de los colectivos e instituciones, pero no se exige.
Se confía en el ejemplo práctico como un poderoso motor que permite el
cambio de actitud y la implicación de los demás.
Las iniciativas de Transición son inclusivas, porque en la Transición hacia
un futuro con poca energía y recursos disponible estaremos todos
implicados. Todo el mundo cabe porque todo el mundo es necesario,
aunque sus actitudes iniciales ignoren, nieguen o sean hostiles a las
iniciativas.
Son frecuentes las presentaciones, reuniones y cooperaciones con
círculos empresariales, partidos políticos de todo signo, comunidades
religiosas, etc.
Las instituciones apoyan o se suman a las iniciativas de Transición, pero
éstas no dependen de su postura o implicación, ya que se desarrollan de
todas formas aunque no haya apoyo, al nivel que sea posible.
Las iniciativas de Transición son compatibles con las actividades
reivindicativas, pero no forman parte de ellas.
En la foto, acto de plantación de huerto comestible con nogales en Totnes-Reino Unido, con participación de la
Alcaldesa. También, encuentro de empresarios polacos sobre Transición, utilizando la herramienta World Cafe
Las cuatro asunciones básicas de las
iniciativas de Transición
Las iniciativas de Transición parten de cuatro convicciones:
1.
2.
3.
4.
Un futuro con menos energía es inevitable.
Nuestra sociedad es altamente vulnerable, por el grado de
dependencia de los combustibles fósiles y la falta de resiliencia
o capacidad autónoma de las comunidades para satisfacer sus
necesidades básicas.
Sólo se puede actuar colectivamente, y hay que actuar ahora.
A través de la creatividad y el ingenio colectivo, podemos crear
realidades que nos conecten y nos enriquezcan, y que se
encuentren dentro de los límites del Planeta.
(En la foto, iniciativa vecinal de Transición en Seattle -USA)
PROMOVER LA CONCIENCIA
Una actividad fundamental de las iniciativas de Transición es la
organización de encuentros entre vecinos, con el fin de aumentar el
grado de conciencia sobre la realidad (Pico del Petróleo,
dependencia energética, inseguridad alimentaria, iniciativas
sostenibles, Cambio Climático…).
En estos encuentros, mediante técnicas participativas muy variadas,
se da la posibilidad a la gente de expresar sus miedos y visiones, y
se suelen crear ambientes que favorecen el cambio y el compromiso.
Se suelen utilizar proyecciones de películas, charlas de personas
especialistas o con habilidades. Todos los encuentros apuntan
siempre a un futuro esperanzador si la colectividad coge las riendas.
Los encuentros acaban con algún pequeño evento festivo-lúdico o de
celebración (música, merienda, baile…)
La filosofía general es “sembrar”, pero desapropiarse de los
resultados.
(En la foto, presentación de la película “Cómo Cuba sobrevivió al Pico del Petróleo – El poder de la
Comunidad”, y dinámicas después de su visionado, en una iniciativa norteamericana)
La Visión del futuro como motor
Las iniciativas de Transición juegan con el poderoso potencial
movilizador que suponen las visiones positivas y posibles sobre el
futuro. Parten de que las creencias que tenemos sobre la realidad y
el futuro nos condicionan, y pueden impedirnos ser actores activos a
la hora de implicarnos en construir la realidad.
La Visión de un futuro resiliente para la comunidad (capaz de
afrontar una situación de carencia energética, alimentaria y de
recursos, con las capacidades de la propia comunidad), se plasma
frecuentemente en sketches teatrales, youtubes, hojas informativas,
etc.
En ellos, se presenta la localidad 15 o 20 años en el futuro, y se dan
noticias que muestran los cambios positivos que se alcanzaron
gracias a las iniciativas tomadas 15 o 20 años antes.
(En la foto, portada de la hoja informativa “Totnes News”, del año 2015)
CADA INICIATIVA DE
TRANSICIÓN
ES DIFERENTE
Las iniciativas de Transición aumentan la resiliencia de
los colectivos humanos.
Cada iniciativa de Transición tiene sus características y
sus procesos.
En muchas de ellas, es habitual la promoción de la
producción local de comida, el trueque, los
intercambios de segunda mano, la recuperación de
habilidades o valores perdidos, las cooperativas para
producción de energía, etc.
¿Cuáles son los primeros pasos de una iniciativa de
Transición?
La actividad inicial suele tener que ver con la seguridad alimentaria (resiliencia
alimentaria): creación de un huerto, compostaje, conservas de alimentos,
asociaciones productor-consumidor, cría de animales de granja, banco e
intercambio de semillas…
Otras actividades que siguen pueden ser: apoyo mutuo o cooperativa para
aislar casas y diversificar fuentes de calor (resiliencia energética); aprendizaje
y/o compartición de habilidades (costura, reparación, reutilización,
construcción, cocina, medicina natural…); comparticion de bienes de consumo
(viajes en coche, electrodomésticos, ropa…); recogida y almacenamiento de
agua; o la creación de una empresa con cariz sostenible.
La organización de eventos comunitarios es fundamental: mercadillos de
segunda mano, fiestas y conmemoraciones alrededor de logros alcanzados.
NINGUNA INICIATIVA SE PARECE A OTRA. LA TRANSICIÓN ES UN
CAMINO NO ESCRITO, MODELADO POR LAS POTENCIALIDADES
Y DONES DE LAS PERSONAS QUE LA INICIAN COLECTIVAMENTE
Huerto urbano en el Barrio del Pilar (Madrid ciudad)
La Transición es visible y envolvente
Las iniciativas de Transición son visibles entre el vecindario.
Se invita a los demás a participar en aspectos prácticos
Las personas que ya se han puesto en marcha ofrecen
presentaciones, visionados, charlas… sobre energía, alimentación,
resiliencia, habilidades, etc.
Aumenta así la conciencia y el sentido grupal de lo que se hace
Se organizan encuentros para imaginar entre todos cómo sería
una comunidad más resiliente (capaz de afrontar los cambios por
venir)
Se da la oportunidad de escucharse unos a otros. Nadie convence
a nadie. Cualquiera muestra aspectos que son ejemplo para el
resto.
El Manzano en Transición (Chile)
¿Cómo comenzar una iniciativa de
Transición?
Se necesitan al menos dos personas…
-…conscientes del momento en que nos encontremos
-…que pertenecezcan a la misma comunidad (vecindad
más o menos cercana)
-…que quieran empezar a reforzar su resiliencia y la de
su familia, sin agobiarse
-…que estén dispuestas a compartir su ingenio y sus
habilidades, y a hacer notar su iniciativa entre sus
convecinos
-…que lo que hagan no vaya nunca en contra de lo que
les hace crecer como personas
¿Existen iniciativas de
Transición en otros países?
En octubre de 2010 existían 318 Transition Towns en el
mundo (iniciativas de cierta envergadura), 286
iniciativas conocidas en preparación, y miles de
colectivos implicados directa o indirectamente.
La mayor parte de las Transition Towns está en países
anglosajones (Reino Unido, EE.UU., Irlanda, Australia,
Canadá y Nueva Zelanda). Hay iniciativas también en
Bélgica, Finlandia, Japón, Italia, Alemania o Chile
El movimiento de ciudades en Transición es uno de los
que se están extendiendo con mayor rapidez en todo el
mundo, con relación a la construcción de una sociedad
realmente sostenible y resiliente.
¿Hay iniciativas de Transición en
España?
En España ya existen iniciativas de Transición que
darán lugar a las primeras Ciudades en Transición. Se
encuentran en Barcelona, Vilanova i la Geltrú, Jerez de
la Frontera, Coín, Mancor y Mallorca.
Otras iniciativas locales de Transición se están
preparando o son inminentes, en lugares como
Valencia, Alicante, La Vera(Cáceres) o Córdoba, así
como localidades gallegas y navarras.
Y muchos otros colectivos locales se están planteando
alumbrar iniciativas de Transición o llevan adelante
ideas en la vía del decrecimiento y la resiliencia.
Descargar

Diapositiva 1