Transformaciones Amorosas
por ¡Refleja!
Ha llegado el momento en que las fuerzas del Espíritu,
es decir, la Verdad existente en el interior de cada uno de nosotros,
adquiera la posición Jerárquica que le corresponde
sobre las fuerzas de la “apariencia”, o sea, sobre lo material
logrando el equilibrio necesario para la armonía.
¡Refleja!
La vida se manifiesta
a través de la forma y,
en la humanidad,
lo material ha absorbido tanto
nuestra Energía Espiritual
que hemos olvidado
la Realidad de nuestra
Vida Verdadera y Eterna.
Vivimos subyugados por las
ambiciones, los reclamos y el
imperio de la materia, que es sólo
aparente y transitoria.
¡Refleja!
No podemos continuar viviendo separados unos de otros;
constituimos la gran Familia Humana
en la que todos debemos ayudarnos y apoyarnos mutuamente.
¡Refleja!
Existen
en la Humanidad
grupos diferentes
y a algunos corresponde
una real
y verdadera Jerarquía;
pero no
jerarquía humana,
obtenida o ejercida
en desmedro
de los demás
sino
Jerarquía Espiritual,
que impone deberes y
Responsabilidad.
¡Refleja!
De acuerdo
con esa Jerarquía,
que se evidencia
sin proclamarse
y se manifiesta
siempre en el Bien,
deberá estar
constituida la sociedad
en el futuro,
porque esa Jerarquía
es verdadera Fraternidad,
e impone,
al que se encuentra
“más arriba”
el deber de proteger y
ayudar
a quienes aún se encuentran
“más abajo”.
¡Refleja!
Así,
por Ley de Fraternidad,
se regirá
la sociedad humana
cuando el Espíritu
haya logrado,
en el Mundo,
la posición Jerárquica
que le corresponde
y que necesita urgente e
ineludiblemente obtener,
para evitar
la continuidad
de la opresión
entre los seres humanos
y nuestra destrucción.
¡Refleja!
Sería negar
la Sabiduría Divina
suponer
que fue Creado
un mundo
en el cual
la humanidad
que habría
de habitarlo
careciera
de los medios
necesarios
para su vida
y su progreso.
¡Refleja!
Los seres humanos deberemos transformarnos
para reencontrarnos con nuestra Esencia:
Almas Divinas capaces de sentir en Sí Mismas la Verdad,
capaces de sentir la necesidad de la Unificación inminente
y de inducir a otros a tendernos las manos, estrecharnos en verdadero
abrazo fraterno, eliminando paulatinamente ambiciones, dudas, odios
y sectarismos y reconociendo la irrefutable Verdad del Amor Universal.
¡Refleja!
No es imprescindible liderar ambiciosos movimientos
para la transformación de la humanidad hacia el Amor.
Si cada uno de nosotros
laboramos
en el análisis diario
de nuestros pensamientos,
de nuestra manera de ser
y de actuar
y nos esforzamos
por encaminarlos para Bien,
la sinergia
de tantas Almas
vibrando en positivo
lograremos el cambio
que la Humanidad
está necesitando
para superar
otra Etapa de su Evolución,
la de la Materia.
¡Refleja!
Si empezaste a notar que adquirir el último producto de moda
no te está brindando la felicidad que antes sentías,
quizás sea buen momento de revisar tu escala de valores
y comenzar a hacer foco en tu interior,
redescubriendo
lo que en esencia Eres y
qué viniste a Ser cuando llegaste al mundo.
¡Es tu Responsabilidad reflejar tu Misión al Universo!
¡Te estamos necesitando!
Música: The Mass, ERA
Descargar

Diapositiva 1