ATRAGANTAMIENTO
MANIOBRAS
Marisol Hornas
¡Por qué nos atragantamos?
La causa principal en estos casos se debe a
que un trozo de alimento o cuerpo extraño
toma un camino equivocado y se dirige por
el conducto destinado al aparato
respiratorio en lugar de hacerlo por el
aparato digestivo. Eso supone la
obstrucción del aparato respiratorio, ya que
el alimento o el objeto en cuestión, en
lugar de dirigirse hacia el esófago, lo hace
hacia la faringe, con el peligro que entraña.
Marisol Hornas
¿Y por qué no ocurre siempre
que comemos?
Porque existe la figura de un
“controlador” en esta zona, una especie
de policía de tráfico que en función del
producto que sea lo dirige hacia una
zona u otra. Cuando se trata de aire,
no se mueve y cuando se trata de
alimentos o líquidos, se dobla hacia
atrás para impedir que éstos, se dirijan
hacia la laringe. Se llama epiglotis.
Marisol Hornas
¿Y por qué no ocurre siempre
que comemos?
Si el cuerpo extraño salva la epiglotis y se
dirige hacia la laringe, nos provocará la
obstrucción de la vía aérea y dependiendo
de que sea total o parcial, las
consecuencias pueden ir desde un simple
mal rato hasta la parada respiratoria,
pudiendo ocasionar incluso la muerte.
Marisol Hornas
¿Cómo sabemos que alguien se
está atragantando?
El signo universal de atragantamiento es
conocido por todos así:
Una obstrucción parcial, provocará tos y
dificultad respiratoria y una total impedirá
la entrada de aire en los pulmones.
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante un
atragantamiento?
Lo más común cuando alguien se atraganta es
dar golpes en la espalda. Como habitualmente
en estos casos solemos estar sentados, ello no
hace, sino empeorar las cosas, ya que con
nuestras palmadas podemos conseguir que el
cuerpo extraño se encaje aún más ayudado
también por la fuerza de la gravedad. Para
que las palmadas sean efectivas, hay que
realizarlas entre los omóplatos y la boca debe
estar por debajo del nivel de la obstrucción.
Esta postura, en muchas ocasiones y más si la
víctima se está ahogando, es muy difícil de
adoptar.
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante un
atragantamiento?
Circulan informaciones que nos recomiendan
levantar un brazo, pero no tiene mucho sentido. El
agua y la miga de pan, tampoco, sirven de nada
ya que irán hacia el esófago y no afectaran en
nada a la zona donde se encuentra la verdadera
obstrucción.
En obstrucciones completas es habitual por parte
de la víctima y debido al agobio, introducir los
dedos en la garganta en busca del cuerpo extraño.
No es una medida efectiva ya que en la mayoría
de las ocasiones la obstrucción está en un nivel
inferior
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?
Si la persona puede toser hay que animarle a ello,
ya que eso quiere decir que la obstrucción es
parcial y el aire puede llegar a los pulmones, por
lo que le animaremos a toser.
Si la obstrucción es total, realizaremos Maniobra
de Heimlich, consistente en provocar una “tos”
artificial con el aire que aún queda en los
pulmones. Ayudados por el diafragma,
comprimiremos los pulmones desde abajo para así
conseguir que la tos que estamos creando expulse
el cuerpo extraño de las vías aéreas posibilitando
de esta forma la entrada de aire.
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?
El diafragma, hace de separación entre el tórax y
el abdomen y sobre él se situan los pulmones… y
esta maniobra ¿Cómo se hace?:
Esa técnica, conocida como "la maniobra de
Heimlich" -por ser ese el apellido del médico que
la ideó- ha salvado muchas vidas, pero en niños
menores de un año se efectúa de otra forma.
Sigue siendo más conveniente empezar por los
clásicos golpes en la espalda, si es que resultan
imprescindibles, porque cuando un niño no
consigue sacar lo que le ha atragantado pero aún
puede ir respirando, lo mejor es llevarle a
urgencias.
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?
Si el niño-a es capaz de respirar y tose enérgicamente:
- Mantener la sangre fría.
- Dejarle toser para que trate de resolver por sí mismo el
atragantamiento.
- No intentar extraer el objeto con los dedos a menos que se
esté muy seguro de poder hacerlo fácilmente, ya que se
corre el riesgo de empujarlo más adentro sin querer.
- Pedir que preparen un traslado urgente al hospital por si
fuera necesario.
- Si el atragantamiento no se resuelve en pocos minutos o la
tos se empieza a debilitar, llevarle al hospital rápidamente,
pero procurando evitar cualquier movimiento brusco que
pudiera empeorar las cosas.
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?

Si el niño-a no puede respirar o le cuesta muchísimo:
- Pedir ayuda para trasladarle al hospital más cercano.
- Inclinar al niño cabeza abajo en un ángulo de unos 45º, apoyado
en el antebrazo y sujetándolo bien por la barbilla, de modo que su
cabeza quede más baja que el tronco pero no flexionada, y en esta
posición, darle cinco golpes entre la paletillas de la espalda con la
parte de la mano más cercana a la muñeca.
- Si con esto no expulsa lo que le ha atragantado, darle la vuelta
para que quede con igual inclinación, pero boca arriba y con la
cabeza ladeada, y apretarle cinco veces en el centro del pecho, un
dedo por debajo del nivel de los pezones, con los dedos medio y
anular. Lo que se pretende con cada empujón es que el aire
ascienda por la tráquea y despeje las vías respiratorias.
- Si persiste la obstrucción, abrirle la boca poniendo el pulgar de
una mano sobre su lengua y los otros dedos bajo la mandíbula para
tratar de ver y sacar lo que le asfixia usando un dedo como
gancho. Ahora bien, no se debe intentar extraer nada que esté tan
profundo que el dedo no pueda pasar por debajo.
- Si no es posible sacarlo, intentar la respiración artificial.
- Repetir los golpes en la espalda y las compresiones en el pecho.
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?
Si es un adulto:
Nos situaremos detrás de la persona
atragantada, abrazándola por debajo de
sus brazos.
Colocaremos el puño cerrado de una de
nuestras manos cuatro dedos por encima
del ombligo, justo en la línea media del
abdomen, entre el ombligo y el final del
esternón y salvando siempre la parte más
inferior de éste.
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?
Colocamos la otra mano sobre el puño
cerrado.
Reclinarlo hacia delante y efectuar cinco
compresiones (hacia adentro y hacia
arriba) a fin de aumentar la presión
intratorácica. De este modo se produce la
tos artificial. La presión no se debe
lateralizar, ha de ser centrada.
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?
Marisol Hornas
¿Qué puedo yo hacer ante
un atragantamiento?
Marisol Hornas
¿Cómo me lo hago a mi
mismo?
Menuda situación, ¿verdad?. Bueno, pues
existe una técnica para esos casos. Lo
primero y lo más difícil es mantener la
calma. Luego intentaremos encontrar una
superficie sobre la que apoyar nuestro
abdomen para dejar caer el peso del
cuerpo sobre ella comprimiendo de esta
manera el diafragma y creando la misma
tos artificial que crearía otra persona
haciéndonos la maniobra.
Marisol Hornas
¿Cómo me lo hago a mi
mismo?
Colocar el puño sobre el ombligo mientras
se sostiene el puño con la otra mano.
Inclinarse sobre una silla o encimera y
llevar el puño hacia sí con fuerza
presionando hacia arriba
Marisol Hornas
Descargar

ATRAGANTAMIENTO