¿Se enoja Dios
conmigo cuando
dudo?
2 tipos de duda
• Intelectual: Duda del cristianismo porque
no conoce la evidencia.
– Flew
– Lewis
• Emocional: Duda del cristianismo debido
a circunstancias externas y no por falta de
evidencia.
Causas de duda emocional
•
•
•
•
Presión de los amigos
Hipocresía de líderes cristianos
Abuso infantil por parte del progenitor
Desilusión de Dios
El mensaje de hoy:
Todo cristiano puede sobrevivir
a la duda emocional recordando
a dos héroes bíblicos
Abraham
Génesis 12:7-20 Luego el Señor se le
apareció a Abraham y le dijo: “Yo le daré
esta tierra a tu descendencia”. Entonces
Abraham construyó allí un altar para
conmemorar la visita del Señor. Después,
viajó hacia el Sur. . . En ese tiempo hubo
una severa hambruna, así que Abraham
bajó a Egipto a esperar que terminara . . .
Cuando iba acercándose a la frontera de
Egipto, Abraham dijo a Saray: "Eres una
mujer muy hermosa. Cuando los egipcios
te vean, dirán: ‘Esta es su esposa. ¡Vamos
a matarla; así podremos tenerla!’. Pero si
dices que eres mi hermana, los egipcios
me tratarán bien debido a su interés por ti,
y me perdonarán la vida”.
Efectivamente, cuando llegaron a Egipto,
todos hablaban de su belleza. Cuando los
oficiales del palacio la vieron, la alabaron
delante de su rey, el faraón, y ella fue
llevada a su harén. . . . Pero el Señor envío
una terrible plaga sobre la familia del
faraón debido a Saray, la esposa de
Abraham.
Así que el faraón llamó a Abraham y lo
acusó duramente: “¿Qué me has hecho?”,
preguntó. “¿Por qué no me dijiste que era
tu esposa? . . . ¡Aquí está tu esposa!
¡Tómala y váyanse!” Entonces el faraón
mandó que salieran del país escoltados por
un grupo armado –Abraham y su esposa,
con toda su familia y pertenencias.
Pensaríamos que Abraham aprendió
a confiar en Dios
Pero la historia nos cuenta algo
diferente
Génesis 20:1-14 Ahora Abraham viajó
hacia el Sur, al Néguev. . . Abraham dijo
a la gente de allí que Sara era su
hermana. Así que el rey Abimélec hizo
que se la llevaran al palacio. Pero una
noche Dios vino a Abimélec en un sueño
y le dijo: “Eres hombre muerto, porque
la mujer que tomaste es casada. . . .
Pero Abimélec no había dormido con
ella todavía, así que dijo: “Señor, vas a
matar a un hombre inocente? Abraham
me dijo: ‘Ella es mi hermana’, y ella
misma dijo: ‘Sí, el es mi hermano’. ¡Yo
actué de buena fe!”. “Sí, sé que eres
inocente”, respondió Dios. “Por eso evité
que pecaras contra mí y no te dejé
tocarla”.
“Ahora regrésala a su marido, y el
intercederá por ti, porque es un profeta.
Entonces vivirás. Pero si no la regresas a
él, puedes estar seguro de que tú y toda tu
familia morirán”. Abimélec se levantó
temprano a la mañana siguiente y
rápidamente convocó a todos sus
sirvientes. Cuando les dijo lo que había
pasado, un gran miedo se apoderó de
todos.
Luego Abimélec llamó a Abraham. “¿Qué
nos has hecho?, preguntó. . . . Luego
Abimélec tomó ovejas, bueyes y
sirvientes –tanto hombres como mujeres−
y se los dio a Abraham, además de
regresarle a su esposa, Sara.
Resumen sobre Abraham
•
•
•
•
•
Abraham oyó la voz de Dios
Actuó por fe en algunas ocasiones
Dudo de Dios en otras
Con el tiempo su fe creció
Abraham aparece en el “Salón de la
Fama” de la fe, en Hebreos 11
Juan Bautista
Mateo 11:2-11 Juan Bautista, quien
ahora estaba en prisión, se enteró de
todas las cosas que el Mesías estaba
haciendo. Así que envió a sus
discípulos a que preguntaran a Jesús:
“¿Eres tú realmente el Mesías que
hemos esperado, o debemos esperar a
otro?”
Jesús les dijo: “Regresen con Juan y
cuéntenle lo que han visto y oído: que los
ciegos ven, los cojos caminan, los
leprosos son sanados, los sordos oyen, los
muertos son resucitados, y la Buena
Nueva está siendo predicada a los pobres.
Y díganle: ‘Dios bendice a quienes no se
ofenden por causa mía’”.
Cuando los discípulos de Juan se habían
ido, Jesús empezó a hablar de él a las
multitudes: “¿Quién es ese hombre a
quien fueron a ver al desierto? ¿Lo
encontraron débil como una caña
sacudida por el viento? . . . Yo les aseguro
que entre todos los que han vivido, no hay
nadie más grande que Juan Bautista”.
Jesús estaba apelando a las
expectativas mesiánicas de esos días
Isaías 35:4-6; 61:1
Manuscritos del Mar Muerto 4Q521
Isaías 35:4-6 Digan a los de corazón
temeroso: “Sean fuertes, no tengan miedo.
Su Dios vendrá, vendrá con venganza; con
retribución divina vendrá a salvarlos”. Se
abrirán entonces los ojos de los ciegos y se
destaparán los oídos de los sordos. Saltará
el cojo como un ciervo, y gritará de alegría
la lengua del mudo. Porque aguas brotarán
en el desierto y torrentes en el sequedal.
Isaías 61:1 El Espíritu del Señor está sobre
mí, porque el Señor me ha consagrado para
traer buenas nuevas a los afligidos. Me ha
enviado a sanar los corazones heridos, a
proclamar liberación a los cautivos y
libertad a los prisioneros.
4Q521 Porque él honrará a los piadosos
sobre el trono de un reino eterno, liberando
a los prisioneros, dando la vista a los
ciegos, enderezando a los torcidos. . . . Y el
Señor realizará hechos maravillosos como
nunca han existido, justo como él dijo,
porque sanará a los gravemente heridos y
resucitará a los muertos, proclamará las
buenas nuevas a los pobres y… guiará a los
[…] … y enriquecerá a los hambrientos.
Jesús les dijo: “Regresen con Juan y
cuéntenle lo que han visto y oído: que los
ciegos ven, los cojos caminan, los
leprosos son sanados, los sordos oyen, los
muertos son resucitados, y la Buena
Nueva está siendo predicada a los pobres.
Y díganle: ‘Dios bendice a quienes no se
ofenden por causa mía’”. . . . . Yo les
aseguro que entre todos los que han
vivido, no hay nadie más grande que Juan
Bautista
La respuesta de Jesús a las dudas
de Juan
• Proporcionó evidencia
• Lo animó
• Lo elogió
Resumen
• Tanto Abraham como Juan Bautista
dudaron en algunos momentos difíciles
de prueba.
• Persistieron y crecieron.
• Dios no condenó a Abraham ni a Juan por
sus dudas. Y no nos condena a nosotros
por las nuestras.
Conclusión
• Dudar es normal.
• ¡Persiste y sigue creciendo!